Niños palestinos en cárceles de Israel

DENUNCIAN INTERROGATORIOS Y VIOLENCIA FISICA

De todas las personas palestinas detenidas por las fuerzas israelíes, Malak al Jatib se convirtió, a sus 14 años, en una de las más jóvenes y en una de las pocas de sexo femenino. Al Jatib fue liberada el 13 de este mes de una prisión israelí y recibida por familiares y simpatizantes luego de pasar dos meses tras las rejas por “delitos contra la seguridad”. Las niñas y niños palestinos “fueron amenazados de muerte, violencia física, aislamiento y agresión sexual, contra ellos mismos o un miembro de la familia”.

Apelación.
Los pormenores de lo que pasó con la adolescente palestina se conocieron solo después de que una apelación judicial levantó una orden israelí de prohibición de informar sobre el caso, tras una campaña mundial por su liberación.
La joven de complexión delgada y cabello moreno, oriunda de la localidad de Beitin, cerca de Ramalah, fue detenida en diciembre y más tarde acusada de arrojar piedras y de estar en posesión de un cuchillo. Ella asegura que las confesiones fueron obtenidas por la fuerza durante los interrogatorios.
Al Jatib fue condenada a dos meses de prisión, tres meses de libertad condicional y una multa equivalente a unos 1.500 dólares.

Encarcelados.
Según la organización independiente Military Court Watch, actualmente hay 151 niñas y niños palestinos detenidos por “delitos contra la seguridad” en los territorios ocupados e Israel. Cerca de 47 por ciento se encuentran en cárceles en Israel, en contravención de la Convención de Ginebra porque eso limita la capacidad de visita de sus familiares y abogados de Cisjordania y Gaza, denunció el grupo.
La organización Defensa de los Niños Internacional-Palestina (DCIP) informó que en diciembre de 2014 había encarcelados 10 niños y adolescentes palestinos entre 10 y 15 años. Los soldados o policías israelíes llegaron a arrestar a niños de apenas ocho años. Las fuerzas israelíes arrestan aproximadamente a 1.000 niños y niñas cada año en la ocupada Cisjordania, añadió el grupo.
No solo la gran cantidad de niños palestinos arrestados es motivo de preocupación de las organizaciones de derechos humanos, sino también su tratamiento durante el encarcelamiento. (IPS).