Inicio Opinion Noticias de un fracaso

Noticias de un fracaso

La pesada herencia neoliberal no se agota en el hambre, la pobreza, el desempleo o la destrucción del aparato productivo. Si bien estas son sus manifestaciones más funestas están muy lejos de ser las únicas. Todos los días se suman nuevos datos que nos ilustran mejor sobre las políticas que aplicó el macrismo y que, por sus resultados, justifican con creces la expresión «tierra arrasada» que utilizó un cineasta para titular un reciente documental sobre el período de gobierno anterior.
En las últimas horas se supo el verdadero desastre que dejaron los que tuvieron a su cargo la responsabilidad de dirigir Aerolíneas Argentinas. Con unas pocas cifras, su actual presidente explicó con precisión el estado actual de la empresa luego de cuatro años de ser dirigida por quienes, haciendo gala de su origen empresario, presumían de ser «eficientes» administradores y miembros del «mejor equipo de los últimos 50 años». La aerolínea de bandera casi duplicó su déficit al pasar de 335 a 563 millones de dólares, en tanto su patrimonio se redujo en casi 500 millones de dólares y perdió más de veinte rutas con lo cual su presencia en el mercado aerocomercial se debilitó considerablemente. Semejante cuadro negativo hace necesario que el Estado nacional deba invertir, solo este año, 700 millones de dólares para garantizar su funcionamiento.
También ayer se conoció otra información que desnuda el resonante fracaso de la gestión macrista: presentado con la pompa y el marketing a que nos tenía acostumbrados el gobierno de Cambiemos, el denominado «Corredor ferroviario Tren Norpatagónico» no pasó de ser solo un anuncio. En su momento se habló de la construcción de 115 kilómetros de nuevas vías férreas, de la recuperación de otras 585 del Ferrocarril Roca, de la generación de 2.900 empleos directos y de una inversión de 570 millones de dólares. Ninguna de esas promesas tuvo vida real por eso en Bahía Blanca expresaron que el proyecto «está en el fondo del mar». Mejor caracterización, imposible.
Pero no son estas las únicas noticias que, solo en las últimas horas, hablan con tanta elocuencia del macrismo y su (in)acción de gobierno. Ahora se acaba de saber que más de 12 millones de dosis de la vacuna contra el sarampión se encontraban retenidas en la Aduana desde hacía varios meses. En momentos en que se acaba de producir un brote de esa temible enfermedad en el Conurbano bonaerense, es decir, el área más densamente poblada del país, la noticia adquiere una dimensión especial y de nada valen las excusas que intentaron los exfuncionarios macristas para justificarse. Especialmente porque ya es bien sabido que bajo el gobierno anterior se dejaron de aplicar algunas vacunas a los niños debido a que las partidas compradas eran insuficientes. Las quejas que oportunamente elevaron los gobiernos provinciales es la mejor prueba de esa omisión aberrante de un gobierno que consideraba un «gasto» superfluo digno de ser suprimido a la inversión en salud.
Aquellos que, a pesar de las evidencias contundentes, siguen defendiendo a un gobierno neoliberal tan destructivo, deberían leer con más atención estas noticias que -por sí mismas y exentas de toda opinión- definen tan bien esa gestión.