Inicio Opinion Otra mirada

Otra mirada

La política relacionada con las islas Malvinas ha tenido recientemente un sesgo muy original. Frente a los traspiés cometidos por el macrismo y sus voceros -que iban desde ignorar la soberanía sobre el archipiélago «por los gastos que ocasiona» hasta la entrega de las islas como una forma de trueque por vacunas contra el Covid-19-, ahora se ha puesto en marcha una iniciativa muy interesante, opuesta a la indiferencia del neoliberalismo como al inútil enfoque bélico que tanto costara al país.
Se trata de un programa de becas para carreras de pregrado, grado y posgrado destinado a estudiantes de las islas Malvinas, a quienes se les reconoce el derecho de acceso al sistema educativo nacional. La iniciativa se enmarca en los acuerdos asumidos por el país iniciados en 2015 que contempla el respeto por los intereses de los habitantes de las islas pero, simultáneamente, se advierte una motivación para fomentar un trato profundo de los becarios con la cultura argentina, quizás la más calificada del subcontinente en lo que atañe a la educación.
La medida busca insertarse en una política de Estado sobre las islas que de hecho reconoce a los habitantes el acceso a la educación argentina. Es destacable que en la lista de instituciones abiertas a la implementación de estas becas, junto a sus similares del resto de la Patagonia, figura nuestra Universidad Nacional de La Pampa.