Inicio Opinion Poder Negro

Poder Negro

El racismo y la brutalidad policial siguen haciendo estragos en la sociedad norteamericana. Y por estos días las cosas se están poniendo más espesas con el surgimiento de dos manifestaciones irreconciliables: por un lado la falta de contrición de las autoridades que persisten en culpar a las víctimas sin un mínimo de compasión por los deudos. En esta línea se ubica el presidente Donald Trump quien, mientras se acercan las elecciones observa que las encuestas colocan a su Partido Republicano diez puntos por debajo de su opositor Demócrata. A esa valoración ha contribuido el catastrófico manejo de la pandemia de coronavirus, que convirtió al país en el más afectado del planeta. Luego de más de cien días de manifestaciones en repudio a la violencia policial, el presidente se empecina en reivindicarla y en hablar de un nunca demostrado «terrorismo doméstico».
En el sector opuesto la comunidad negra ha comenzado a dar señales inquietantes, harta ya de ser humillada y solo considerada a la hora de aportar la materia prima que participa de las guerras que con tanta frecuencia encara su gobierno. Precisamente es un ex soldado quien encabeza una agrupación de personas de color decididas a luchar seriamente por sus derechos y su cultura, reivindicando el uso de las armas.
Proponen una serie de modificaciones -incluso a la Constitución- que son apoyadas por no pocos blancos y que erizan la piel de los estratos conservadores: creación de una Justicia para negros; destrucción de monumentos a próceres esclavistas; castigo inmediato a los policías homicidas; aceptación de los inmigrantes que lleguen a EEUU; prohibición de que las grandes empresas saquen dineros fuera del país y, nada menos, creación de un Estado para los negros.
Organizados sobre una estructura militar (la ley estadounidense les permite portar armas) su presencia recuerda la del Black Power (Poder Negro) de los años sesenta, que sacudió el establishment norteamericano, y evidencia la profunda crisis que atraviesa el «vigía de Occidente».