¿Qué es noticia?

Para los grandes medios un crimen violento no es igual si se produce en México o en Venezuela. Con el secuestro y asesinato en la capital mexicana de María Villar, sobrina del presidente de la Federación Española de Fútbol, no hubo notas acusatorias contra el gobierno, ni análisis de la violencia en aquel país. ¿Se imaginan esta noticia en Venezuela? Habría multitud de entrevistas a opositores y artículos de “expertos” apuntando a un mismo culpable: el gobierno. Tampoco se leen señalamientos al gobierno o “régimen” de EE.UU. a pesar de que en 2015 los delitos violentos aumentaron casi el 4 % y que en Chicago los homicidios subieron el 50 %.
El asesinato, en Colombia, de la campesina Cecilia Coicue no fue noticia. Había ofrecido sus tierras para ubicar, según el Acuerdo de Paz, de manera transitoria a las FARC. En el primer semestre asesinaron a 35 defensores de DD.HH. en ese país y 279 fueron agredidos, pero eso no es noticia.
Para la gran prensa no es lo mismo la detención de un periodista en Venezuela y Cuba, que en EEUU o Chile. Mucho despliegue por la detención de un informador chileno en Caracas pero nada sobre la prisión por un año del fotógrafo Felipe Durán, que cubre en Chile la lucha de los mapuches. Ni sobre la detención de dos periodistas del canal iraní HispanTV, cuando cubrían una protesta estudiantil. Tampoco sobre la orden de arresto contra Amy Goodman, en EE.UU., tras filmar la represión en la Reserva Sioux de Standing Rock por la construcción de un oleoducto. (José Manzaneda. Rebelión).

Compartir