Inicio Opinion Revelan enriquecimiento y conflictos de interés del interino Casal

Revelan enriquecimiento y conflictos de interés del interino Casal

SIETE PROPIEDADES Y ACCIONES EN EMPRESAS "PROTEGIDAS"

Eduardo Casal sumó 7 propiedades y durante la era Macri protegió a empresas de las que era accionista, como Pampa Energía y Clarín. Lo denunció el diputado Rodolfo Tailhade en la Comisión Bicameral de Control y Seguimiento del Ministerio Público.
Por Ari Lijalad

Durante el gobierno de Mauricio Macri, el procurador interino Eduardo Casal sumó 7 propiedades y desplazó a un fiscal que intervenía en causas donde estaban involucradas Pampa Energía y el Grupo Clarín, empresas de las que es accionista. La información la reveló el diputado Rodolfo Tailhade ante la Bicameral de Seguimiento del Ministerio Público en base a la información que figura en las declaraciones juradas de Casal. También encontró acciones en otras empresas como Techint, Aluar y varios bancos y una desmesurada compra de dólares: un promedio de 8.400 por mes durante 3 años.

Casal accionista.
En su declaración jurada, el interino Casal informa acciones en varias empresas: Aluar, Banco Macro, Sociedad Comercial Del Plata, Pampa Energía, Edenor, Indupa, Petrobras, Telecom, Ternium, Tenaris, Standard Charered Bank, General Electric y Citigroup. El diputado Tailhade encontró varios casos en los que Casal intervino y había empresas en las que es accionista, involucradas. Se trata de los desmanejos del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de Anses en beneficio de Pampa Energía y Cablevisión, del Grupo Clarín. Y su intervención en otra causa vinculada a Edenor.

En 2016 y 2017, plena era Macri, la Anses destinó millones de dólares a comprar deuda de empresas que tenían calificación de riesgo a través de la suscripción de Obligaciones Negociables (ON), es decir, por la compra de deuda que emiten las empresas para financiarse.

La Anses de Macri, manejada primero por Luis María Blaquier y luego por Emilio Basavilbaso, puso 8 millones de dólares en Cablevisión, 12 millones de dólares en Arcor, 15 millones de dólares en Pampa Energía y 20 millones de dólares en Genneia. Todas tenían calificaciones de riesgo bajas.

En concreto, el Gobierno de Macri puso dinero de la seguridad social (lo que mediática y erróneamente se llama «la plata de los jubilados») en inversiones técnicamente de riesgo. Los datos constan en las actas públicas del Comité Ejecutivo del FGS.

Enterado de esto el fiscal Gabriel de Vedia, que estaba a cargo de la Unidad Fiscal para la Investigación de Delitos relativos a la Seguridad Social (Ufises), hizo varias denuncias penales. Eran los tiempos en que la procuradora era Alejandra Gils Carbó, que aún resistía los embates de la entente conformada por el gobierno de Macri, el Grupo Clarín, Comodoro Py y los estudios de abogados de la city porteña.

Gils Carbó fue forzada a renunciar a finales de 2017 y en su lugar quedó como interino Casal, el interinato eterno. En mayo de 2018 Casal desplazó al fiscal De Vedia. En ese momento la lectura fue que era porque investigaba a funcionarios macristas y sus vínculos con empresas ligadas a Macri. La información que ahora aportó Tailhade revela que el propio Casal tenía acciones en las empresas beneficiadas con dinero de la Anses: en Pampa Energía y en el Grupo Clarín.

Respecto a Edenor, el diputado Tailhade expuso ante la Bicameral que el 3 de octubre de 2018 el propio Casal dictaminó a favor de la empresa ante la Corte. Como poseedor de acciones debería haberse excusado. Un último punto de las acciones en empresas del interino Casal: el caso del Standard Charered Bank. «El Standard Chartered Bank es una de las vías habituales de la fuga de divisas», remarcó Tailhade.

Inmobiliaria Casal.
El otro dato que llamó la atención del diputado Tailhade al revisar las declaraciones juradas del interino Casal de 2016 a 2019 es que durante el Gobierno de Macri sumó 7 propiedades a su patrimonio. Todas figuran con la categoría «herencia» como origen de los fondos, pero cuanto menos es sospechoso.

En 2016 declaró 3 propiedades. Una casa en Olivos de 431 metros cuadrados, un departamento para su hija de 60 metros cuadrados y un local como inversión de 37 metros cuadrados. Comenzó el interinato que tiene hasta hoy el 22 de noviembre de 2017. A los pocos días, el 18 de diciembre, incorporó a su patrimonio 4 propiedades: una casa en San Isidro y dos departamentos y un local en CABA.

El 18 de diciembre de 2019, apenas terminó el mandato de Macri, el interino Casal incorporó otras 3 propiedades: una casa y un departamento en CABA y un terreno donde construyó en Chapadmalal.
En síntesis: según sus declaraciones juradas pasó de tener 3 propiedades a 10 durante su interinato.

Casal verde.
El diputado Tailhade resaltó otro dato de las declaraciones juradas del interino Casal: una abultada compra de dólares año tras año, un promedio de 8.400 dólares por mes durante 3 años.

En 2016, Casal declaró 135.803 dólares, la mayoría en efectivo; en 2017 ya tenía el doble, 269.644 dólares; en 2018 trepó a 380.341 dólares; y en 2019, cuando terminó la era Macri, 433.002 dólares.

Esto son los ahorros, las tenencias entre el banco y efectivo. ¿Cómo hizo para adquirir esos dólares y 7 propiedades? Ese es el planteo que llevó el diputado Tailhade a la Bicameral que debe controlar al Ministerio Público. (El Destape)