Inicio Opinion Santoro complicado en otra causa por extorsión

Santoro complicado en otra causa por extorsión

EL PERIODISTA DE CLARIN ESTA EN LA MIRA DE VARIOS JUECES

Una medida judicial arrojó un resultado adverso para el periodista de Clarín en otra causa por extorsión que se sustancia en los tribunales de Comodoro Py.
FRANCO MIZRAHI
El juez federal Luis Rodríguez investiga el papel que desempeñó el periodista en la extorsión que realizó la banda de Marcelo D’Alessio al empresario Gabriel Traficante. Se trata de un caso que se inició en 2016. En el marco de ese expediente, el magistrado solicitó a su par Marcelo Aguinsky, juez en lo Penal Económico, a cargo de la causa conocida como «mafia de los contenedores», si ciertas afirmaciones de Santoro publicadas en un artículo del diario Clarín, el 26 de noviembre de 2016, se ven reflejadas en el expediente a su cargo. Es que la banda de D’Alessio extorsionó a Traficante haciendo alusión a su supuesta posición en aquella causa y le advirtió por notas de Santoro que iban a publicarse en Clarín.

Aguinsky respondió.
¿Qué preguntó Rodríguez? Si tal como publicó el periodista casi tres años atrás, dos imputados «señalaron a Traficante como supuesto ‘cerebro’ detrás de la organización». La consulta buscaba clarificar si «las contingencias procesales narradas en el artículo periodístico» titulado ‘Aduana: investigan si un millonario es el jefe de la banda del cuñado de De Vido’, se vieron reflejadas al 26 de noviembre de 2016 en el marco de la causa conocida como mafia de los contenedores.
Aguinsky contestó: «Que sin perjuicio de las claras diferencias entre la labor de quienes administramos derecho penal y de quienes ejercen el periodismo penal, el calificativo de ‘cerebro’ de la organización ilícita investigada (…) no habría sido atribuido explícitamente por los imputados mencionados. Como así tampoco las partes acusadoras han efectuado una imputación en tal sentido, ni este Tribunal lo ha convocado al nombrado, de momento, a prestar declaración indagatoria en tal carácter».

Complicado.
Según fuentes judiciales, esta afirmación complica a Santoro ya que refleja que el contenido de su artículo, con el que D’Alessio extorsionó a Traficante, contenía información que no se ajustaba a la que contenía el expediente. De acuerdo a Aguinsky, en la causa hubo una mención a Traficante aunque no derivó en un llamado a prestar declaración indagatoria, en más de dos años: «Los imputados Federico Tiscornia Salort y Oldemar Carlos Barreiro Laborda prestaron declaración indagatoria con fecha 31 de octubre de 2016 y 25 de noviembre de 2016, oportunidad en la cual se señaló a Gabriel Traficante como socio de ‘Juan Pablo’ y como que estaría involucrado en las operaciones relacionadas con a presentación de declaraciones juradas anticipadas de importación enriqueciéndose ilícitamente».
Por su parte, el abogado de Traficante, Luis Charro, indicó a El Destape que «la mención es meramente tangencial. A punto tal que a causa de ella, Aguinsky no ha tomado ningún temperamento sobre ella. Fue un comentario sin pruebas. Jamás Traficante intervino en una DJAI y nunca fue llamado en la causa del doctor Meirovich (NdelR: que es la que ahonda en el negociado de las Declaraciones Juradas Anticipadas de Importación -DJAI-)».
Ahora, Rodríguez espera escuchar la declaración testimonial del exjefe de Contrainteligencia de la SIDE, Antonio «Jaime» Stiuso, pautada para después de las PASO, para definir la situación de Santoro. En el marco del caso Traficante, Rodríguez ya procesó a D’Alessio, al exAFI Rolando Barreiro, al actual agente Claudio Alvarez y al fiscal Juan Ignacio Bidone.

Teléfonos.
La consulta a Aguisnky se produce luego de que el juez tomase otras medidas en torno al periodista. Por ejemplo, en abril solicitó a las empresas Telefónica Móviles de Argentina, Nextel, Telecom Personal y AMX Argentina que informen en carácter «muy urgente» la totalidad de líneas que registran sobre el expanelista de Animales Sueltos.
También requirió al diario Clarín remitir copia de todas las notas vinculadas con Traficante o «la mafia de los contenedores» realizadas en ese medio por Santoro. En el procesamiento de D’Alessio, el 6 de marzo pasado, el magistrado ya había dedicado un apartado muy duro haciendo referencia al rol que tuvo Santoro. Entre otras cosas, destacó:
-«D’Alessio comenzó haciendo alusión ante Traficante de un estrecho vínculo con Daniel Santoro para luego expresarle que aquél poseía datos suyos y de su familia para escracharlo. Además le adelantó con un día de anticipación que saldría una nota atribuyéndole responsabilidad en el expediente criminal aludido, lo que efectivamente sucedió».
-«En la nota del mentado periodista se incorporan datos con los cuales D’Alessio amedrenta previamente a Traficante, como los nombres de fantasía de sus empresas, un presuntamente falso estilo de vida y un grado de participación en la causa a cargo del magistrado Aguinsky hasta hoy inexistente».

El mecanismo.
En el escrito con el que procesó a Santoro por extorsión y coacción, el juez federal Alejo Ramos Padilla también dedicó un apartado al caso de la mafia de la Aduana o mafia de los contenedores. Si bien por el momento, el magistrado no definió si al periodista le cupo responsabilidad penal en esos sucesos, detalló una mecánica que lo expone y puede perjudicarlo en un corto plazo. Se trata de una investigación que desborda al caso Traficante (Ramos Padilla requirió a Rodríguez el expediente sobre Traficante pero su colega de Comodoro Py rechazó cederlo).
¿Qué dijo Ramos Padilla sobre la causa «mafia de los contenedores»? Que la banda de D’Alessio ejecutó en relación a personas y hechos vinculadas a aquel expediente «actividades de espionaje ilegal que incluyeron investigaciones ilegales, recopilación de información con acceso a base de datos de acceso restringido, extorsiones, direccionamiento de declaraciones judiciales y ‘blanqueo’ de información de inteligencia ilegal».
Y para el juez de Dolores, «el periodista Daniel Santoro tuvo un rol fundamental en el desarrollo de estas acciones, ya que no sólo se amenazaba a las víctimas con sus publicaciones -o ‘escraches’-. Estas notas de prensa en algunos casos efectivamente fueron realizadas y allí aparecía volcada la información producida ilegalmente por Marcelo D’Alessio y la organización aquí investigada».
Por lo pronto, a partir de la información que se desprende del caso Traficante en la resolución de Dolores es de esperar que se realicen nuevas presentaciones en el juzgado de Rodríguez. (Extractado de El Destape).