Inicio Opinion Todos los fuegos

Todos los fuegos

JUSTICIA Y ECONOMIA, LOS UNICOS CAMPOS CAPACES DE DISPUTAR LA AGENDE DEL COVID-19

Alberto Fernández lanzó un comentario filoso en la reunión que mantuvo con una decena de hombres de negocios: «Hablen con sus gerentes para que traigan los dólares que compraron». En tanto, las noticias judiciales han dejado de ser buenas para Macrì, como era previsible.
POR HORACIO VERBITSKY
La reunión de Alberto Fernández con una decena de hombres de negocios, organizada por Gustavo Béliz y Miguel Acevedo, fue cordial, pero el Presidente no se privó de un comentario filoso. Con tono de broma, dijo: «Hablen con sus gerentes para que traigan los dólares que compraron». No era un chiste. Varios de los visitantes insisten en que el gobierno acceda a los reclamos de los bonistas para evitar el default, porque de otro modo se les cerraría el acceso al crédito externo.
El único ausente entre los invitados fue Paolo Rocca, el principal accionista de la transnacional ítalo-luxemburguesa Techint, que por alguna razón es considerado líder de la burguesía nacional (entidad mitológica de existencia incomprobada). Este ex militante de la izquierda radical italiana de la década de 1970 adujo que tenía programada una conferencia mundial remota de Tenaris. Nadie dijo nada sobre el desplante, pero no pasó inadvertido: ¿Qué puede haber más importante que una convocatoria presidencial, y por qué el presidente de un holding no puede reprogramar una cita con sus subordinados?
Entre sus empresas Siderar, Tecpetrol y Transportadora de Gas del Norte, Techint formó activos externos entre 2015 y 2019 por más de 500 millones de dólares. También recibió la ayuda estatal para el pago de sueldos, pero decidió devolverla cuando supo que las condiciones incluían no distribuir dividendos entre sus accionistas, abstenerse de radicaciones en guaridas fiscales y no hacer operaciones de contado con liqui. En su asamblea ordinaria decidió reservar las utilidades del ejercicio para hacerlo. Una verdadera declaración de principios.

Concentración y desigualdad
En Estados Unidos, 41 millones de personas perdieron sus empleos desde el 18 de marzo, cuando se asumió la pandemia, pero la riqueza de los mayores potentados se incrementó en 485.000 millones. Sólo dos de esos milmillonarios, Jeff Bezos (CEO de Amazon y propietario del Washington Post) y Mark Zuckerberg (CEO de Facebook y WhatsApp) son 63.000 millones de dólares más ricos que antes de la enfermedad. Pese a que la última medición mostró que se habían creado 2,5 millones de nuevos empleos, el saldo sigue siendo muy negativo, con una desocupación casi 10 puntos por encima que antes de la pandemia. En la Argentina el Estado sirvió como amortiguador de la desigualdad, pero, de todos modos, en la propia contabilidad del Grupo Techint conviven los miles de trabajadores despedidos (aunque un decreto lo prohibiera) y las ganancias que Rocca quiere distribuir a los accionistas, entre quienes abundan los miembros de su familia, de destacada presencia en la nómina del blanqueo de capitales negros de 2017.
(Entre paréntesis, quienes dan por sentado que nuestras notas sobre Formación de Activos Externos fueron alimentadas por filtraciones deliberadas del Banco Central o del gobierno nacional, deberían preguntarse cómo conseguí:
– la lista de blanqueadores, entre quienes se destacaron Gianfranco Macrì, la suegra y las cuñadas Awada, los y las Rocca/Bonatti y el testaferro Marcelo Mindlin, cuando gobernaban ellos.
– la confesión de Roberto Dromi durante el menemismo de que la Argentina estaba de rodillas ante sus acreedores.
– los entretelones de la ley de obediencia debida cuando gobernaba Raúl Alfonsín.
Pobre idea del periodismo transmiten quienes suponen que la navegación del Cohete está teledirigida desde oficinas públicas, como si se tratara del mecanismo psicológico de la proyección).

A vos te digo.
A ninguno de quienes sí asistieron al encuentro de Olivos se les pasó por alto el sentido de la frase de Alberto:
– Entre Arcor y Bagley, que responden a Luis Pagani, adquirieron en el Mercado Único Libre de Cambios, 360 millones de dólares.
– Toyota, representada por su presidente Daniel Herrero, adquirió 356 millones de dólares en el cuatrienio del viva la pepa.
– Aluar, cuyo presidente Javier Madanes Quintanilla se sentó a la mesa de Fernández, compró 345 millones.
– Aceitera General Deheza, cuyo representante Miguel Acevedo preside la Unión Industrial, por primera vez en su historia copada en sus principales cargos por la agroindustria alimentaria, compró 257 millones de dólares.
– Pan American Energy, representada allí por Marcos Bulgheroni, adquirió 98 millones de dólares.
Como dijimos en cada nota sobre el tema, las operaciones del Registro Informativo de Operaciones de Cambio eran legales cuando se produjeron, por lo que la mención de empresas y de personas no implica ningún reproche penal. Lo reprobable es la decisión oficial de desregular absolutamente esa operatoria y su simultaneidad con el apresurado y descomunal endeudamiento. El caso paradigmático es el de Luis y Nicolás Caputo. Toto contrajo miles de millones de dólares de deuda, su primo Nicky compró 240 millones para su empresa Iatec, el último nombre de aquella Mirgor en la que Caputo era socio de su amigo Maurizio Macrì. El cambio de nombre de las compañías es una práctica inveterada de los Macrì, así como la estructura societaria de cajas chinas, donde unas empresas poseen acciones de otras del mismo grupo o de sus asociados, con el propósito de borrar huellas y dificultar el conocimiento del dato clave acerca de quién es el beneficiario final.

Era hora.
Luego de semanas de silencio, La Nación se dio por enterada de las revelaciones sobre la Formación de Activos Externos. Pero no se refirió a las empresas sino a las personas físicas, donde entiende que los principales agentes son kirchneristas. Curiosa idea, no sustentada en hechos.
La familia Eskenazi encabeza la lista con 100 millones de dólares entre varios de sus miembros. Es cierto que durante la presidencia de Néstor Kirchner los Eskenazi fueron asociados a Repsol, en YPF, mediante un escandaloso mecanismo prebendario. El Grupo Petersen (elegante denominación con la que giran Papá y Baby Eskenazi), carecía de recursos para adquirir la participación accionaria que Repsol quería ceder y por eso se convino una ingeniería financiera para que la pagara con futuras ganancias, aceptadas como garantía para un crédito por un banco suizo. Gracias a eso, lejos de propiciar la reinversión como quería Kirchner, Eskenazi se convirtió en el principal interesado en la distribución de dividendos, y acompañó cada planteo de Repsol a favor de aumentos en los precios del petróleo y del gas. Que cada uno piense de qué corporación transnacional le gustaría ser socio y busque quién podría convencer a la otra parte de admitirlo en semejantes condiciones. También es histórico el comunicado del catalán repsolita Antoni Brufau al informar el acople: dijo que los nuevos socios eran expertos en mercados regulados.
Pero es sesgado ignorar que en 2012, cuando CFK dispuso la reestatización de YPF, negoció el pago del paquete mayoritario de Repsol y desembarcó a los Eskenazi sin gastar un dólar en el 25 % que llegaron a tener de la petrolera. Burford Capital afirma haberle comprado el derecho de litigar a los Eskenazi y está demandando a la República Argentina ante los tribunales de Nueva York. El viernes, la jueza federal de Wall Street, Loreta Preske, quien sucedió en ese tribunal a Tom Griesa, rechazó la propuesta del Estado Nacional de seguir las actuaciones ante la Justicia argentina y dispuso abocarse al caso, de mal pronóstico para el país.
Más allá del caso particular, sería ingenuo atribuir afiliaciones políticas a los tiburones de los negocios, si no fuera porque el autor de la hipótesis es insospechable de tal defecto.
La lógica de los grandes empresarios es el oficialismo perpetuo, como explicó otro de los frecuentadores de la lista FAE, Adrián Werthein: «Siempre apoyamos a todo gobierno elegido democráticamente». Y algunos ni siquiera requieren esa condición, como los Macrì, los Bulgheroni y los Rocca, que prosperaron durante la dictadura militar. En 1993 revelé en Página/12 que Laura Sammartino de Dromi se había convertido en la accionista principal de la constructora Petersen, Thiele y Cruz, pero que había confirmado en el management a los Eskenazi, para que la transferencia no fuera evidente. ¿Por eso se los debería calificar de menemistas?
Es histórica la anécdota que contó Gabriela Cerruti en los albores del menemismo.
-¿Las cenas aquí son siempre iguales? -preguntó Zulema Yoma al personal de la residencia de Olivos.
-Cambia el menú. Cambian los Presidentes. Los que nunca cambian son los invitados -le contestó uno de los chefs, refiriéndose, entre otras cosas, al elenco de empresarios que suele rondar la quinta.
Otro tanto vale para los empresarios del juego que figuran en la lista, a quienes el diario que fue de los Mitre llama kirchneristas, sólo porque algunos de ellos fueron asociados de Cristóbal López. La atribución por carácter transitivo no tiene límites. Landrú extremó el método con un personaje inolvidable, Rogelio, el hombre que razonaba demasiado.
El autor de la nota de La Nación es Carlos Pagni, que ha informado más y mejor que nadie sobre la despiadada lucha entre los actores del negocio del juego, se puede presumir que abastecido por alguno de los competidores desfavorecidos.
Por último, es útil señalar que mientras entre todos los Eskenazi compraron poco más de 100 millones de dólares, las empresas de los Mindlin que, entre Pampa Energía, Petrobras, Transportadora de Gas del Sur y Edenor lideran el ranking de personas jurídicas, formaron activos externos por 1.600 millones de dólares. Mindlin, quien en 2017 blanqueó 44 millones de dólares, figura como comprador de la empresa familiar de los Macrì, Iecsa, pero la investigación del fiscal Franco Picardi determinó que la venta fue simulada y que Mindlin es socio de los Macrì en una compañía offshore establecida en el Estado norteamericano de Delaware, que a su vez es accionista de Sacde (el nombre con que renació Iecsa, para que se perdiera mejor el rastro).
CFK tampoco sabe por qué no figura en la lista, pero es algo que nunca ocultó, como consta en su libro Sinceramente, citado precisamente por La Nación. No hay peor sordo que el que no quiere oír.

Los conocidos de siempre.
Del Top 100 de quienes formaron activos externos entre 2015 y 2019, el 19 % coincide con los dos listados anteriores disponibles para personas humanas, 2001 y 2011. Son 19 apellidos, que en algunos casos no se corresponden con el mismo nombre de pila, sino que se trataría de familiares.
Solo 3 apellidos del Top 100 de 2015-2019 figuran en la lista del 2001:
1. Alejandro Ayerza aparece en el ranking número 33 con 7,6 millones de dólares en 2015-2019. En 2001 aparecieron Abel Ayerza y María Cristina Rial de Ayerza -juntos- en el puesto 73, con casi 4 millones.
2. Pablo Antonio Salerno figura en el puesto 85 con 4,8 millones de dólares en el último listado (2015-2019) y Salerno, Nelly Hilda apareció en 2001 en el puesto 110 con 3 millones.
3. Otro nombre coincidente con el listado de 2001 es Marcelo Hernán Devoto de Consultatio -socio fundador con Costantini- que no sólo aparece en 2001 (en el puesto 1 con casi 60 millones), sino también en 2011 (puesto 100 con 4 millones) y en 2015-2019 (en el puesto 71) con 5,5 millones.
Las coincidencias entre 2015-2019 y 2011 son varias:
– La familia Eskenazi tiene 5 miembros en la fuga 2015-2019, que encabezan la lista de personas humanas y suman 103 millones. Enrique, Matías y Sebastián ya figuraban en la lista de 2011 con un total de 37 millones ocupando los lugares 7 (Sebastián), 8 (Enrique) y 27 (Matías).
– En el tercer y quinto lugar de la lista del macrismo 2015-19, figuran Néstor Carlos y Gustavo Eduardo Ick, con un total de 42,8 millones de dólares. El primero, Néstor Carlos, figuró en el puesto 95 en 2011 con 4 millones.
– Eduardo Sergio Elsztain aparece en el listado 2015-19 con 9,2 millones de dólares en el puesto 21. En el 2011 figuró en el puesto 76 con 4,9 millones.
– Benedicto Ricardo Oscar, actual titular de Casino Club, figura en el puesto 8 con 16,7 millones de dólares casi cuatro veces más que en 2011, cuando ocupó el puesto 81 con 4,7 millones.
– Antonio Tabanelli de Bolt figura con una salida de capitales de 9 millones de dólares tanto en 2015-2019 como en 2011. Un hombre muy regular.
– Guillermo Pablo Reca, Presidente de Distrilec -que es accionista minoritaria de Edesur- figura en el puesto 29 en 2015-2019 y 69 en 2011, con 8,2 y 5,2 millones de dólares respectivamente.
– Sebastian Salaber figura en el puesto 43 con 6,5 millones de dólares en 2015-2019 y figuró quinto en 2011 con 14,5 millones. En 2011 también aparece Juan Sebastian Salaber en el puesto 84 con 4,5 millones. Suponemos que es la misma persona. Sebastian Salaber, además, es miembro del directorio del Grupo Clarín, que en el cuatrienio considerado formó activos externos por 647 millones de dólares.
– Entre las personas humanas también figuran otros dos de sus directivos, Carlos Moltini, con 5,6 millones, y Jorge Rendo, con 4,4. Rendo negó haber adquirido dólares en el Mercado Único Libre de Cambios y dijo que la única operación que realizó en el periodo fue la venta en el exterior de títulos del Estado argentino adquiridos años antes, por lo que tampoco se trata de una operación de contado con liqui. La probabilidad de que una operación como la que describe aparezca en el Registro Informativo de Operaciones de Cambio es equivalente a la de que un auto fabricado por Cristiano Ratazzi figure entre los bebés nacidos en la maternidad de Belocopitt, otros dos integrantes de la lista. Rendo dijo que presentaría un hábeas data al Banco Central. Cuando tenga la respuesta, completaremos la información.
– Constanza Brito figura en el puesto 46 en 2015-19 con 6,4 millones de dólares y en 2011 en el puesto 9 figuraba Jorge Horacio Brito con 13,5 millones.
– Mercedes Carballo figura en el puesto 60 con 5,8 millones de dólares, mientras que en 2011 figuraba en el primer puesto con 19,3 millones.
– Carlota Evelina Durst ocupa el puesto 59 con 5, millones y el puesto 26 en 2011 con el doble: 10,1 millones.
– Raúl Ricardo Resconi figura en el puesto 99 en 2015-2019 y puesto 94 en 2011, en ambos casos con algo más de 4 millones de dólares.

Ideas locas.
Otra observación que fue contestada esta semana se refiere a la frase del Presidente Fernández respecto de las ideas locas. Transcurridas un par de semanas, por fin un columnista de la radio Mitre admitió que tal vez Alberto no dirigió esa frase a descalificar la idea de la diputada Fernanda Vallejos, sino la interpretación de que esa propuesta implica que el gobierno quiere quedarse con las empresas, que es lo que literalmente dijo. Pero este reconocimiento le sirve como punto de partida para sentenciar que quien está marcando el rumbo de la política económica es Cristina y que ello conduce al fracaso. Desde hace seis meses se reitera esa estrategia, que durará tanto como el gobierno de les Fernández: se procura crear un clivaje entre ambos, de modo de oponer un Alberto Óptimo a una Cristina Pésima. Cuando el Presidente se quita ese lazo y expone lo útil que le resulta su diálogo permanente con CFK, los palos se dirigen a él, contagiado por el virus kirchnerista. Es un círculo vicioso que ni la oposición ni sus medios consiguen romper, porque el Frente que se impuso en las elecciones de 2019 sigue expresando a la mayor parte de los sectores que no soportaban más la destrucción política, económica y social emprendida en forma sistemática por el macrismo y sus relaciones internas son cada día más armónicas.
Por eso, más allá de diferencias de detalle, todos tienen claro que la contribución extraordinaria a las grandes fortunas impulsada por los diputados Máximo Kirchner, Carlos Heller y Hugo Yasky, y la reforma tributaria que anunció el Presidente Fernández, junto con el restablecimiento de los controles que el macrismo suprimió, constituyen respuestas de fondo a las prácticas perversas del capitalismo de rapiña que desde hace décadas constituye el principal obstáculo al despegue de la Argentina.
El proyecto de contribución extraordinaria, respaldado en forma explícita por el Presidente y por el Ministro de Economía Martín Guzmán está listo. Sólo se siguen discutiendo dos aspectos:
– Si se aplicará a fortunas de más de 200 millones de pesos, lo cual abarcaría a unas 11.000 personas, o si el piso sería un patrimonio de más de 150 millones de pesos, lo cual extendería el universo alcanzado a unas 30.000 personas.
– Si lo recaudado tendrá una asignación específica, para enfrentar los gastos extraordinarios debidos a la pandemia y sus consecuencias socio-económicas, o se incorporará al presupuesto general del Estado.
La reforma tributaria que, según el Presidente, debería tender a una distribución más justa del ingreso, buscaría aliviar a trabajadores y profesionales de clase media en el pago del impuesto a las ganancias y a reforzar las regulaciones y controles para evitar que las grandes empresas paguen chaucha y palitos.
La lista de quienes formaron activos en el exterior permite integrar sus datos con la información contable, tributaria, aduanera y financiera que es responsabilidad de los organismos de control, para detectar maniobras de sobre y subfacturación, triangulaciones y precios de transferencia intra empresa, usuales para disminuir hasta niveles absurdos la base sobre la que se calcula el impuesto. Magdalena Rúa demuestra que la presión tributaria es más baja para los estratos sociales más altos, y que su aumento mejora la distribución y reduce la brecha entre los más pobres y los más ricos.

La ronda de Lomas.
Mañana la Vicepresidenta CFK, el alcalde porteño Horacio Rodríguez Larreta, el camarista federal Martín Irurzun y el obispo Jorge Lugones visitarán el juzgado federal N° 1 de Lomas de Zamora, para que su titular, Federico Villena, les exhiba los materiales que encontró sobre espionaje ilegal practicado sobre ellos. Villena fue promovido por Luis María Cabral y Hernán Ordiales. Fue designado para el juzgado federal de Moreno, que no existía aun, y asumió en Lomas. En jornadas sucesivas pasarán por su despacho con el mismo propósito Graciela Camaño, María Eugenia Vidal, el ex senador Eduardo Duhalde, Hugo Moyano, Luis Barrionuevo de Camaño, Hugo Alconada Mon, Diego Santilli, Cristian Ritondo, Nicolás Massot, Emilio Monzó, Martín Insaurralde, entre otros. Nunca antes se había desmadejado una organización tan extensa de espionaje ilegal. Y no ocurrió por una tarea de inteligencia sino debido al azar.
La causa se inició con una investigación sobre narcotráfico. Uno de los detenidos, de apellido Rodríguez y conocido por un alias vegetal, declaró en busca de protección que la AFI le había ofrecido mayor seguridad y extensión territorial de su negocio si hacía algún trabajo para ellos. Por ejemplo, colocar una bomba en la casa de José Luis Vila, un ex funcionario de la AFI que había pasado al área internacional del Ministerio de Defensa, desde donde estaba investigando el turbio manejo de fondos reservados de la AFI en la Triple Frontera.
A partir de esa punta, Villena secuestró carpetas, escritos, fotografías, grabaciones y videos en una serie de allanamientos a personal de la AFI y a oficinas de inteligencia del Servicio Penitenciario Federal. Esas oficinas estaban a cargo de íntimos colaboradores del director del SPF, Emiliano Blanco. La Ministra de Justicia, Marcela Losardo, pretendía elevarlo a la subsecretaría de Asuntos Penitenciarios y dijo en una entrevista que ya había enviado a la presidencia el decreto de designación. Ante una consulta sobre el punto, el Presidente Alberto Fernández respondió que no pensaba nombrarlo y que la única duda era si continuaría al frente del Servicio. Luego de los allanamientos, en los que sus subordinados tenían informes de inteligencia sobre dirigentes políticos, tampoco esa hipótesis es viable. Tal vez le convenga buscarse un buen abogado defensor.
También será citado otro altísimo funcionario del gobierno porteño, sobre quien dos agentes de la AFI dialogan en un audio. Uno de ellos dice que el altísimo funcionario maneja más plata que un narco. Hace varios años, una persona de íntima relación con el altísimo funcionario me contó sobre el trasiego de billetes en bolsos y valijas que presenció, pero se negó a denunciarlo alegando razones personales, derivadas de su vínculo con el altísimo funcionario. La semana pasada, la misma persona le contó esa historia a un dirigente político del oficialismo, aunque no está claro si ahora estaría decidida a contarlo públicamente o si el altísimo funcionario seguirá beneficiándose con su silencio.

La mesa judicial.
La comisión bicameral de fiscalización y seguimiento de los organismos de inteligencia volverá a reunirse mañana para analizar las respuestas a los pedidos de información que cursaron a la AFI. Miembros de la Comisión comentan con asombro la índole del material: numerosas comunicaciones entre las secretarias de diversos funcionarios, de la presidencia, del ministerio de Justicia y de allegados presidenciales, combinando encuentros para tratar temas vinculados con causas judiciales. En varios casos se indica en forma explícita que asistirá el entonces Presidente Maurizio Macrì. Es lo que se llama la Mesa Judicial del macrismo.
El juez federal porteño Sebastián Ramos recibió por escrito el testimonio de la camarista de Casación Federal Ana María Ramos, quien declaró que a la semana de asumir Macrì recibió la visita del Subsecretario de Justicia Juan Bautista Mahiques, quien le urgió que confirmara la declaración de inconstitucionalidad del Memorándum con Irán. Como no lo hizo, le formularon tres denuncias ante el Consejo de la Magistratura, que instruyó el propio Mahiques.
El mismo juez Ramos aceptó el pedido de inhibitoria que presentó Villena, y envió a Lomas de Zamora la causa que instruía desde julio de 2018, por la colocación del explosivo en el edificio donde vivió hasta poco antes José Luis Vila. Sostuvo que la causa de la bomba porteña es apenas una pequeña parte de la gran historia que investiga Lomas. «El objeto procesal del expediente en el que se ha solicitado mi inhibitoria es más amplio y complejo, dado que allí se investiga a una organización destinada a realizar maniobras de espionaje interno, en violación a la ley 25.520, y que llevó adelante esa actividad paraestatal durante un largo período de tiempo», escribió. Agrega que la primera regla de conexión que establece el artículo 42 del Código Procesal «ordena que sea el Juzgado a cargo de la sustanciación del delito más grave el que acoja sendas causas». Por lo tanto, «no sería lógico que un suceso particular absorbiera la investigación del contexto bajo el cual fue ejecutado». Desde Lomas, la justicia podrá «observar toda la trama y no sólo una parte».
Además, la interventora de la AFI, Cristina Caamaño, formuló una nueva denuncia, contra Macrì y los máximos directivos del organismo, por inteligencia ilegal realizada sobre casi 500 periodistas, académicos, empresarios y sindicalistas, en ocasión de las cumbres de la Organización Mundial de Comercio y del G20, realizadas en Buenos Aires en 2017 y 2018, que el CELS denunció en su momento. El fiscal Ricardo Marijuan apeló la decisión de Ramos, que aleja de Comodoro Py un expediente radioactivo.
Las noticias judiciales han dejado de ser buenas para Macrì, como era previsible. Además de todo lo señalado,
– El juez federal de Morón Néstor Barral elevó a juicio la causa contra el ex raspador de Boca Juniors en la era Macrì, Mauricio Serna, por sus tratos comerciales con el narco colombiano José Bayron Piedrahita Ceballos, quien fue extraditado a Estados Unidos, donde firmó un acuerdo como arrepentido colaborador.
– El Consejo de la Magistratura cerró todas las causas pendientes contra el juez federal de Dolores Alejo Ramos Padilla, quien instruyó la causa contra el agente de inteligencia Marcelo Sebastián D’Alessio.
– El Senado derogó el decreto de Macrì por el cual las escuchas judiciales pasaron de la Procuración General a la Corte Suprema de Justicia.
Si la Cámara de Diputados lo confirma, la Dajudeco volverá a la Procuración, donde el candidato de Alberto Fernández, Daniel Rafecas, aguarda la confirmación de su pliego. En distintos momentos, tanto el kirchnerismo como el macrismo y la UCR procuraron su destitución como juez. Los agravios respectivos eran haber permitido el allanamiento a un departamento del entonces Vicepresidente Amado Boudou, sobreseído a Cristina por la firma del memorándum de entendimiento con Irán, e investigado las coimas pagadas en el Senado por el gobierno de la Alianza para que se aprobara la ley de precarización laboral. Pese a esto, el apoyo de los organismos defensores de los derechos humanos y de las colectividades armenia y judía, lo blindaron. Nadie duda de que es el mejor juez de Comodoro Py, quien antes del ofrecimiento presidencial obtuvo el mejor puntaje en el concurso para ocupar una vocalía en la Cámara de Casación no federal.
Estos son los fuegos encendidos en torno de la economía y la justicia, los únicos campos capaces de disputarle algún interés a las noticias sobre el virus maldito y su expansión.