Inicio Opinion Una respuesta del presidente

Una respuesta del presidente

TRIBUNA DEL LECTOR

Señor Director:
En enero de este año dirigí una misiva al presidente de la Nación, Alberto Fernández, manifestando la preocupación de miles de comprovincianas y comprovincianos respecto al conflicto mantenido durante décadas con la provincia de Mendoza por el cauce del río interprovincial Atuel.
A sabiendas que el presidente no podía intervenir o mediar en un conflicto pertinentemente judicializado, aquella carta intentó expresar de manera sintética y clara el sentir de los pampeanos. Aunque nunca resulta fácil explicar el dolor y la impotencia que generan las injusticias cuando se padecen por largo tiempo, en lo personal sentía que cumplía con mi deber de pampeano, al describir la situación ante el primer mandatario, como un aporte más al proceso de concientización que todos debemos adoptar e internalizar respecto al uso, protección y disposición de los recursos naturales en nuestro país.
La irracionalidad y egoísmo de Mendoza al apropiarse del cauce interprovincial del río Atuel, en detrimento del ecosistema y habitantes de La Pampa, merecen la corrección de la justicia y la condena de una sociedad consciente en la lucha por sus derechos inalienables.
Cuando Alberto Fernández nos visitara en junio, declarando ante la prensa que «el río Atuel no es de una provincia, es de cinco. Quiero que el agua llegue a todos y si hay un río que recorre cinco provincias, quiero que el agua de ese río llegue a todos. Tenemos que revisar y cambiar muchas cosas», sentimos por primera vez -en muchos años- que un presidente nos escuchaba, entendía la gravedad de lo planteado y empatizaba con nuestro reclamo.
Diez días después de aquella visita histórica, la Corte Suprema de Justicia de la Nación fallaba a favor de La Pampa fijando como meta interina un caudal mínimo permanente del río Atuel de 3,2 m3/s en el límite entre nuestra provincia y Mendoza. Otra alegría para miles de pampeanos -funcionarios y ciudadanos de a pie- que ansiaron durante décadas una respuesta judicial acorde a su reclamo, políticamente negado desde la provincia cuyana.
A esos logros legalmente adquiridos y esa lucha que aún no termina, deseo añadir la respuesta a aquella carta por parte del presidente de la Nación, quien a través del Ministerio del Interior a cargo de Wado de Pedro me hiciera llegar ayer por vía telefónica -no a mí, sino a todos los pampeanos y pampeanas: «Deseamos estar siempre presentes junto a todos los argentinos en sus reclamos, que sepan que los escuchamos y que nos importan».
La sencillez y contundencia de la respuesta presidencial, frente a un reclamo ciudadano, evidencia un cambio de época, una luz de esperanza, la certeza de que algo mejor está pasando, pese a las contingencias atravesadas. Por ello deseaba destacarlo y compartirlo con ustedes, no es poca cosa teniendo en cuenta de dónde venimos. Su acción demuestra que la clave del éxito reside en aprender a escuchar, humanizando respuestas y elevando la calidad de las relaciones interpersonales, particularmente desde quienes tienen el poder de modificar nuestras vidas en nombre del bienestar común. Muchas gracias, señor presidente.

Silvio Javier Arias
DNI: 24.499.738