Inicio Salud Especialistas recomiendan controles para prevenir el cáncer de próstata, uno de los...

Especialistas recomiendan controles para prevenir el cáncer de próstata, uno de los más mortales

Con alrededor de 11.600 nuevos casos por año, el cáncer de próstata es el más frecuente en varones en Argentina y el tercero en mortalidad, luego del cáncer de pulmón y el colorrectal, según afirmó la Fundación de Atención Comunitaria Integral al Paciente Oncológico en el mes de concientización sobre esa enfermedad.

“La próstata es al hombre como la mama es a la mujer; vemos en esta época de la humanidad un descenso del 50% en las consultas al urólogo aunque ha mejorado la concientización en la consulta”, sostuvo hoy el doctor Guillermo Capuya en la presentación de la charla virtual organizada este martes por la Fundación Aciapo (Atención Comunitaria Integral al Paciente Oncológico) en el marco del Mes del Cáncer de Próstata.

Agregó que a pesar de la mejora de la concientización “siempre sigue estando el falso pudor sobre el tacto. Es algo natural, rápido y no doloroso. Se completa con análisis de sangre” y añadió que es algo “muy rápido y no doloroso”.

“El problema es que los síntomas iniciales pueden confundirse con una hipertrofia prostática benigna”, advirtió, y dijo que por esa razón “es importante la consulta con el urólogo”.

Esa enfermedad representa 1 de cada 5 (19,7%) diagnósticos masculinos de cáncer y significa cerca de 3.700 fallecimientos anuales.

Por su parte, Diego Barreiro, jefe del Servicio de Urología del Instituto de Investigaciones Médicas Alfredo Lanari, sostuvo que el cáncer de próstata “es el más frecuente en el hombre” y con “incidencia en todos los tumores que se presentan”.

“Es la tercera causa de muerte en el hombre: la primera es cáncer de pulmón y la segunda de colon”, precisó el especialista.

El agrandamiento de la próstata, conocido como hiperplasia prostática benigna, puede producir cambios en la micción: incremento en la frecuencia de las micciones (incluso por la noche), flujo débil e interrumpido, dificultad para orinar y limitaciones para vaciar la vejiga por completo. Estos síntomas se superponen con los del cáncer de próstata localmente avanzado.

Barreiro sostuvo que el PSA no conduce a “biopsias innecesarias” y afirmó que en los años 90 tener un PSA “mayor a cuatro era indicación de biopsia prostática”, pero hoy en “día esto ha cambiado”.

También señaló que existe el PSA 3, un test en orina que sirve para pronosticar cáncer de próstata, además de imágenes del tumor a través de resonancias multiparaméticas.

“Los testeos con PSA están recomendados para todos los hombres mayores de 50 años y los mayores de 45 años con antecedentes de cáncer de próstata familiar o pacientes cuya madre o hermana tuvieron cáncer de mama”, dijo.

“En 2009 un estudio europeo determinó que hubo un 52% de reducción de muerte por cáncer de próstata solamente utilizando el PSA”, dijo.

Hay tumores que no son palpables a través del tacto rectal, mientras que aquellos que sí lo son se les pueden ofrecer un tratamiento curativo.

Con respecto a los tumores avanzados, manifestó que “uno solo con el tacto sabe que va a afectar la salud del paciente y que hay que tratarlo”.

En relación al cáncer de próstata metastásico, apuntó que es “incurable” y que hay “miles de pacientes que debutan” con este tipo de patología que es “absolutamente evitable”.

Sobre estos pacientes se estima que en la Argentina llegan a 3.500 debido a la ausencia de datos.

Juan Pablo Sade, médico especialista en Uro-Oncología del Instituto Alexander Fleming y del Hospital Universitario Austral, se refirió a la etapa más avanzada de la enfermedad, y destacó que “es uno de los tumores sólidos en los que más avances hemos tenido en las últimas dos décadas”.

“En el año 2004 un paciente vivía en promedio un año y medio con la etapa más avanzada, cuando se vuelve resistente a la castración; 10 años después con la introducción de distintos tratamientos pasó a 3 años y hoy supera los 70 meses”, abundó.

Marta Artigas, presidente de Aciapo, dijo que en base a su experiencia con los pacientes con cáncer metastásico “han tenido temor de hacerse el primer estudio que es el PSA, que es el inicio de la curación”.

“En sus estadios iniciales, el cáncer de próstata no suele dar síntomas, por lo que la recomendación es anticiparse, consultar y realizarse controles en forma preventiva, para no esperar a que la enfermedad se encuentre en estadios más avanzados a la hora de sospecharla”, explicó Juan Pablo Sade, médico especialista en Uro-Oncología del Instituto «Alexander Fleming» y del Hospital Universitario Austral.

Entre los estudios para diagnosticar enfermedades de la próstata, se destacan el examen digital de recto (tacto rectal) y el PSA, un análisis de sangre que mide el antígeno prostático específico. Según los resultados de ambos test, si el especialista lo considera necesario, puede solicitar una resonancia magnética de la próstata y una eventual biopsia para determinar la existencia de un cáncer.

En 2020, en el contexto de pandemia y cuarentena, las consultas urológicas disminuyeron cerca de un 50%, tal como publicaron semanas atrás la Sociedad Argentina de Urología (SAU) y la Asociación Argentina de Oncología Clínica (AAOC). (Télam)