Inicio Salud Matrimonio argentino lideró un estudio que logró bloquear el crecimiento de tumores

Matrimonio argentino lideró un estudio que logró bloquear el crecimiento de tumores

Maximiliano D´angelo y Marcela Raíces son un matrimonio que vive en Estados Unidos y formaron parte de un estudio, en el rol de líderes, que descubrió una posible manera de matar células cancerígenas.

D´angelo licenciado en Química y doctorado en Biología Molecular del Instituto de Investigaciones en Ingeniería Genética y Biología Molecular del Conicet. Nació en Bahía Blanca y cursó sus estudios primarios y secundarios en Neuquén.

En una entrevista con el diario Río Negro, el profesional explicó que trabajaron sobre la búsqueda de nuevas terapias basadas en complejos nucleares. “Nuestro estudio es el primero que demuestra que al bloquear la formación de estas puertas nucleares, podemos selectivamente matar las células cancerosas”, afirmó.

Los complejos de poros nucleares son una especie de canales que unen el núcleo de la célula con sus otras partes. “Pensamos que como complejos de poros nucleares (NPC) son estructuras muy esenciales, se observaría lo mismo en las células normales y en las células cancerosas. Pero lo que vimos es que las células normales dejan de crecer en lugar de morirse. Y si se les reactiva la formación de los poros, vuelven a crecer. O sea que las de cáncer se mueren y las otras no”, describió el investigador.

El proceso de experimentación comenzó con células in vitro, y luego se pasó a trabajar con ratones.

“Históricamente se sabía que los poros son esenciales para la supervivencia de las células. Porque controlan todo el transporte de moléculas hacia adentro y hacia afuera del núcleo por lo cual se creía que al inhibir su formación afectaría a todos los tipos de células”, profundizó la doctora Raíces.

Y agregó: “Llevó tiempo hacer los experimentos pero valió la pena. Tal como esperábamos las células tumorales fueron muy sensibles a la falta de formación de poros, mientras que las células normales sobrevivieron el tratamiento. Estamos muy contentos de haber sacado adelante este proyecto y esperamos poder continuar y en el futuro identificar compuestos que permitan utilizar estos descubrimientos como estrategia terapéutica”.

El descubrimiento abrió la posibilidad de desarrollar nuevos tratamientos contra el cáncer, y el siguiente paso sería hallar la molécula base a partir de la cual poder elaborar un fármaco que produzca la inhibición de poros, sin necesidad de tener que recurrir a una modificación genética.

El estudio, encabezado por la pareja argentina, demandó cinco años de trabajo, fue llevado a cabo en el Sanford Burnham Prebys Medical Discovery Institute de EE.UU., y publicado en la revista académica Cancer Discover, de la Asociación Estadounidense para la Investigación del Cáncer.

«El descubrimiento que hicimos significaría que se le podría cerrar la puerta para que las células tumorales no puedan seguir viviendo. Por lo que podría aplicarse a distintos tipos de cáncer. Si logramos encontrar estos fármacos debería ser potencialmente una muy buena terapia. Sería algo nuevo que nunca fue usado para una terapia en cáncer”, se esperanzó D´angelo, quien vive hace 27 años en Estados Unidos.

Fotos: rionegro.com.ar