Un verano en las sierras de Villa de Merlo

Para vivir un viaje de sensaciones, naturaleza, y cultura en este clásico destino de San Luis

Su encantadora naturaleza y diferentes entornos serranos permiten vivir y sentir Merlo en múltiples formas. Se puede disfrutar de distintas experiencias naturales como los ascensos por la sierra, acompañados por el murmullo del arroyo hasta alcanzar atractivos saltos de agua. Despertar con el canto de las aves y observar su vuelo en la sierra o en el valle. Recorrer distintos caminos serranos visitando Cerro de oro, Piedra Blanca, Pasos malos y Rincón del Este.

Un imperdible es el ascenso al filo de la sierra y en cada paso disfrutar de miradores con visuales únicas.

Cicloturismo, observación de aves, senderismo, tirolesas, puentes colgantes, trekking y visitas guiadas son algunas de las actividades que se proponen, atravesando cerros, transitando antiguas huellas en reservas y en parques temáticos.

Villa de Merlo también es un lugar elegido por artistas que decidieron quedarse a vivir y se unieron a artistas locales formando así un gran pueblo creativo, con músicos, pintores, escritores y artistas plásticos que hacen de Merlo una tierra del Arte.

Recorridos por salas de arte, museos, paseo de esculturas, ferias de arte, antiguas casonas históricas recicladas que albergan la obra de grandes artistas, serán algunas de las experiencias para vivir en una visita a Villa de Merlo.

Además, allí nació y creció el  reconocido poeta puntano Antonio Esteban Agüero. Es posible conocer su prosa y poesía en La Casa del Poeta y a través de su obra descubrir la historia y naturaleza serrana.

La gastronomía es otro de los poderosos atractivos que posee la Villa. Ricos platos criollos, como el Chivito a la espada, al horno de barro o al disco pincelado por las hierbas aromáticas serranas típicas de esta zona de la sierra. Para acompañarlo, nada mejor que sabrosas cervezas artesanales o vinos del tercer microclima y del valle del Conlara.

Los postres son también parte de la identidad gastronómica de Merlo, y cada año en el mes de agosto se muestran en la Fiesta Nacional de la Dulzura. Se recomienda especialmente el circuito de Casas de Té, donde ofrecen variedad de infusiones con exquisitas tortas, panes y dulces caseros.

Diferentes formas de abordar este viaje para sacarle el máximo provecho según las preferencias a la hora de salir de vacaciones. Mucha diversión y la cuota de descanso que promete el aire reparador de las sierras de Villa de Merlo.