Inicio Turismo, Salud y Tendencia “La proporción 70% alcohol, 30% agua es la más efectiva para actuar...

“La proporción 70% alcohol, 30% agua es la más efectiva para actuar contra los virus”

El docente del Departamento de Ciencias de la Salud en UNLaM Dr. Eduardo Cozza Buccaro indicó unos de los cuidados cotidianos para desinfectar ropas, superficies y elementos varios, y así prevenir que el virus entre a los hogares.

El profesor de la UNLaM Eduardo Cozza Buccaro aseguró que “todo lo que provenga del exterior y que vayamos a ingresar a nuestros hogares tiene que tener un proceso de desinfección, de cuidado, por si eventualmente el virus queda en las superficies, por eso está altamente recomendado cuando uno viene de la calle limpiar las manos, las suelas de los zapatos, la llave, las ruedas del changuito, y hasta el celular”.

Pese a la suposición de que el alcohol puro podría ser más efectivo, lo cierto es que al agregarle agua en una proporción 70-30 será mejor la desinfección. “No solamente es mejor, sino que, al agregarle agua, nos rendirá más y resultará más económico”, manifestó el profesor. E indicó: “Lo ideal es usar un rociador para desinfectar todo lo que entramos en nuestra casa”.

En un informe de los Institutos Nacionales de Salud de USA (NIH, National Institute of Health) se indica que la estabilidad del virus, es decir, el tiempo que puede permanecer vivo y activo en una superficie puede ser muy alto, mayormente en el acero inoxidable y en el plástico. Es por esto que el rociador puede ser de gran utilidad para desinfectar con el alcohol al 70 por ciento.

“La referencia es que el alcohol concentrado desinfecta menos que el alcohol diluido en una proporción de 70 por ciento de alcohol y 30 por ciento de agua, porque, si bien el alcohol desinfecta, el virus básicamente es una cápsula de proteínas y éstas interactúan mejor en medios hídricos, es decir, que tienen agua. Entonces, si uno coloca al virus en alcohol puro la interacción no es tan buena como cuando hay una pequeña presencia de agua”, explicó Cozza.

Un cuidado especial se debe tener en el uso de alcohol, sea líquido o en gel, ya que en ambos casos es inflamable. Por eso, los recipientes y las partes del cuerpo en los que se haya puesto alcohol, sobre todo en gel, deben estar lejos de las llamas o las fuentes de calor en general.

Por otra parte, se refirió al uso de lavandina: “Lo importante en el uso de la lavandina es, en primer lugar, prevenir el contacto con la piel pues es muy irritante, no usar con agua caliente pues se producen vapores de lavandina que son perjudiciales para la salud, no mezclar con detergente, porque la combinación entre ambos produce unos compuestos (llamados compuestos clorados) que son muy tóxicos para el ser humano, y por último, se debe usar en una dilución de media taza de café americano en un litro de agua”.

Foto y fuente: Agencia CTyS-UNLaM