Zircaos Capítulo 35: La Mina de Sal

Desde Bogotá, la capital de Colombia, a solo una hora de viaje llegamos a Nemocón, un pueblo conocido por su mina de sal. Acampamos en la plaza, tranquilos frente a la iglesia. Se respira calma todo el tiempo en este pueblito de 5000 habitantes que espera a los visitantes para mostrarles su interesante paseo subterráneo.
Después de despedirnos de los amigos de Chía y antes de llegar a las minas nos fuimos a escalar las rocas de Suesca, un lugar al que llegan escaladores del mundo entero para disfrutar de un paisaje bien entretenido con un sinfín de rutas de ascenso. Un lugar que recomendamos para quienes practican este deporte.
Volviendo al pueblo…La Mina de Sal de Nemocón está ubicada a 80 metros bajo tierra, los visitantes recorren 1.600 m de túneles por los que entre 1816 y 1968 se extrajeron ocho millones de toneladas de sal aproximadamente. Llaman muchísimo la atención los 28 espejos de salmuera, en los que se disolvían las rocas de sal y que producen un efecto óptico impresionante. Cuando llegamos a ese punto sentimos que estábamos parados al borde de un precipicio y como quien no quiere la cosa nos fuimos acercando muy lentamente hasta el borde. Después de unos cuantos segundos tratando de comprender la perspectiva entendimos de qué se trataba. El agua tiene tanta sal que el reflejo es perfecto. Fue lo que más nos impactó. Y también porque es algo único en el mundo.
Caminando por sus pasillos gigantes, túneles y sus galerías reforzadas con las llamadas “puertas alemanas” hechas con troncos de eucalipto petrificados por años de filtración salina e iluminados por diferentes tonos de luces llegamos a otra de las cámaras donde está la Capilla y en ella hay una enorme piedra de 1.300 kilos que simboliza al mundo. Otra atracción importante es el cristal de sal de 1.600 kilos, tallado en forma de corazón en los años 60 por el minero Miguel Sánchez. En el recorrido se ven las estalactitas y estalagmitas. También hay un sendero ecológico, un auditorio y una sala de geología. Más adelante conocimos la cascada de sal de más de 80 años de antigüedad donde parece que caminamos rodeados de nieve. También el pozo de los deseos.
La Mina de Sal de Nemocón tiene más de 500 años de historia bajo tierra. Y se ha convertido en un nuevo atractivo turístico de Colombia, una maravilla natural que realmente sorprende.
También esta mina fue la locación elegida para filmar partes de la película “Los 33”, que trata sobre la historia de los 33 mineros chilenos que quedaron atrapados durante 69 días a más de 700 metros de profundidad después de derrumbarse la mina en la que estaban trabajando.
El lugar es un rincón bien bonito y diferente bajo la tierra de Colombia a poco más de una hora de viaje desde Bogotá.
Gracias por acompañarnos en esta vuelta al mundo que no para!
Sígannos en Facebook: ZIRCAOS VUELTA AL MUNDO
Y también pueden suscribirse a nuestro canal de Youtube: ZIRCAOS
Hasta el próximo capítulo!