Zircaos Vuelta al Mundo. Capítulo 36: Villa de Leyva

Cada colombiano con el que hablamos nos sugirió ir a Villa de Leyva, un pueblito de la época colonial, bien conservado, con calles empedradas, casas blancas y tejas naranjas. Se respira el aire de pueblo viejo, con los paisanos y su ritmo lento pero que en épocas de vacaciones y fines de semana se llena de visitantes para disfrutar de la Plaza mayor, la más grande del país, de tomar una cerveza en las escalinatas mirando el atardecer, visitar museos, caminar lento por sus calles sin tropezar, dar un paseo por los alrededores, ir al mercado local, comprar fruta y verdura fresca, comerse un menú bien de ahí, con sopa y refresco de panela bien casero. Subir el cerro “El Santo”. Con las iglesias y conventos coloniales que tiene, con fósiles de animales gigantes, Villa de Leyva, entre montañas y lagunas sagradas, es uno de los lugares más visitados del país y el viajero que pasa por Colombia no puede perderse de estar unos días rodeados de la tranquilidad de este pueblo.

Acampamos en un parque chiquito justo en la esquina de un museo y donde comenzaba el centro del pueblo. Hasta ahí también llegaron Cristian y Ana, un uruguayo y una española que dejaron sus trabajos, juntaron sus cosas y tomaron la ruta hace casi un año y medio y todavía volver no está en sus planes. Así que, como no, salieron los mates a la cancha, mañana y tarde, un lujo! Y enseguida se armó la venta de artesanías.
Fue un placer haber pasado y estado unos días en este lugar. Entre silencios y mañanitas pueblerinas.

Los invitamos a meternos en la otra parte de Colombia, la colonial!
Esperamos que les guste!
Sígannos en Facebook: ZIRCAOS VUETA AL MUNDO
Y suscríbanse a nuestro canal de YouTube: ZIRCAOS