Inicio Zircaos Zircaos Vuelta al Mundo. Capítulo 81: Hasta pronto Alaska!

Zircaos Vuelta al Mundo. Capítulo 81: Hasta pronto Alaska!

Alaska tiene muy poquitas rutas que forman una especie de triangulo. También hay otra que va hasta el Océano Ártico, solo que para llegar hasta ahí y poder meter los pies en el agua hay que hacer 800 km. de ripio y luego pagar para que una empresa de turismo nos lleve exactamente hasta el mar ya que el acceso con vehículo propio está cortado porque las tierras pertenecen a una petrolera.

Nos quedamos con las ganas de llegar hasta lo más alto del globo y tocar aguas heladas pero felices igual porque en ese “triangulito” de ruta que recorrimos fueron suficientes para llenar los ojos y el corazón de cosas hermosas.

Vamos dejando atrás el mar de pinos que nos acompañó durante todo el recorrido en la tierra del norte. Alaska nos dejó naturaleza, gente hermosa que fuimos conociendo en sus caminos, salmones, alces y osos. Ríos turquesas, arándanos y amigos. Vinos y mates. Muchas charlas y la experiencia de haber llegado, de haber cumplido el sueño de tocar la parte más al norte del continente, esa que soñamos tanto, mientras mirábamos un atardecer pampeano armando en nuestra cabeza este viaje.

Alaska, tierra grande, tierra extensa, infinita. Tierra de los salmones más ricos. De la que nos vamos alejando despacito, o acelerando un poco para que el invierno no nos alcance. Se viene un largo trayecto de vuelta, de unos cuantos meses y de miles de kilómetros por delante.

La salida de Alaska la hicimos por un camino alternativo diferente por el que entramos, salimos de este lugar mágico por una camino de tierra, más arriba, que se encuentra cerrado en invierno por las bajas temperatura y por la gran cantidad de nieve que se acumula. Así que aprovechando que el final del verano nos regalaba un poquito más de sol nos fuimos por ahí hasta la frontera con Canadá. Ríos, montañas bajas, tundra y más pinos. Colores marrones y rojos llenan el espacio que nos rodea. Nos vamos despidiendo del lugar como lo va haciendo el verano, de a poquito, sin prisa y sin pausa.

Cruzamos la frontera, la policía amable nos da la bienvenida. Seguimos por camino de tierra (y por agua!) hasta la próxima parada…Dawson City.

Que disfruten este capítulo de despedida de uno de los lugares más mágicos que conocimos.

Hasta pronto Alaska! Un día volveremos!

Gracias por acompañarnos!!

Sígannos en Facebook: ZIRCAOS VUELTA AL MUNDO

InstaGram: ZIRCAOS_VUELTA_AL_MUNDO

Suscríbanse a nuestro Canal de YouTube: ZIRCAOS