El 1º de enero el fútbol dejaría de ser gratis

TV PARA POCOS

La AFA resolvió ayer que le solicitará al Gobierno nacional la cancelación a fin de año del contrato del programa Fútbol para Todos, para poder licitar por su cuenta en 2017 los derechos de televisación de los torneos de Primera División y Primera B Nacional, enmarcados dentro de una Súper Liga que todavía no tiene estatuto definitivo pese a que el pasado miércoles se aprobó su implementación.
“Proponemos que el fútbol tenga otro valor y el Gobierno con buen sentido nos dijo que no. Se llamará a una licitación para que se ponga otro valor, que entendemos que será mayor a los 2.500 millones de pesos”, confirmó el presidente de Racing, Víctor Blanco, al salir de una reunión de dirigentes que tuvo lugar ayer por la tarde en la sede de la calle Viamonte.
De esta manera, la casa madre del fútbol argentino se mostró decidida ayer a romper el vínculo que se extendía hasta 2019 para intentar obtener a través de un contrato con privados una suma superior a los 2.500 millones de pesos que el Gobierno tenía previsto otorgarle para la próxima temporada, que se arrancaría el 19 de agosto.

¿Otra vez pago?.
En ese sentido, los dirigentes estudian pedirle al Gobierno Nacional entre 1.250 y 1.500 millones de pesos para repartir en los últimos seis meses de una relación que surgió en 2009.
Además, se puso en duda la gratuidad de las transmisiones más allá en diciembre de este año y el más tajante en ese aspecto fue el titular de Estudiantes Juan Sebastián Verón, uno de los
apuntados junto a Marcelo Tinelli como eventual conductor de la Súper Liga.
“Hay que analizar si el fútbol en algún momento fue gratis”, deslizó la “Brujita”, mientras que Blanco sostuvo que aquella condición se tendrá que “negociar” con el Gobierno y con la empresa privada que eventualmente se haga cargo con los derechos del fútbol.

Turner.
La empresa estadounidense Turner es de momento la única que habría cristalizado su intención de desembarcar en el fútbol local, a cambio de 3.200 millones de pesos.

Verón, CEO.
Juan Sebastián Verón, admitió ayer que podría convertirse en el CEO de la Súperliga y resaltó que los dirigentes deben “apoyar para normalizar” la AFA.
“Voy a esta si es necesario”, resaltó el dirigente en rueda de prensa, al tiempo que aclaró que si su puesto es de interino al frente de la Súperliga no tendrá que renunciar a su cargo en Estudiantes.
Verón dijo que seguirán trabajando con los dirigentes para tratar el estatuto de la Súperliga, que sigue con algunos diferencias entre las categorías. (DyN)

Pérez, al frente de la Comisión
El titular de Belgrano de Córdoba, Armando Pérez, fue designado ayer por la Federación Internacional de Fútbol (FIFA) como presidente de la Comisión Normalizadora que regulará institucionalmente a la AFA.
Pérez estará acompañado en su función por Pablo Toviggino, presidente del Consejo Federal de AFA, y dos abogados: Javier Medín, ex director del Departamento Legal de Boca Juniors y ligado a Mauricio Macri, que ejercerá el cargo de vicepresidente, y Carolina Cristinziano, asesora jurídica de futbolistas y clubes.
Las principales funciones de la Comisión Normalizadora serán: administrar la actividad diaria de la AFA; adaptar los estatutos a las normas de la FIFA; llamar a elecciones para elegir un nuevo presidente (la fecha límite es el 30 de junio de 2017); contratar un nuevo entrenador para el seleccionado o crear un departamento especial, y renegociar los derechos televisivos con los dirigentes de la Súperliga.
Otra de las prerrogativas que tendrá el nuevo ente será proponer hasta tres nuevos integrantes, aunque el eventual proceso de designación estará a cargo de la propia FIFA y también de la Conmebol.
La comisión podría entrar en funciones el jueves o viernes, cuando lleguen a Buenos Aires representantes de la FIFA y Conmebol. (DyN)

Compartir