Inicio Deportes El campeón golpea las puertas

El campeón golpea las puertas

«¡Mati, ya empató Rivera!», le gritan desde el banco de suplentes a Matías Boto. Faltan solo los minutos adicionales al tiempo reglamentario, All Boys gana 2-0 y el arquero le pide calma a sus compañeros. El objetivo está cumplido. Unos instantes después llega el tercero y termina el partido. El campeonato vuelve a encenderse.
Con cinco fechas por disputar en la Zona Norte de la Liga Cultural de fútbol, All Boys queda a cuatro unidades del líder Deportivo Rivera, que acaba de igualar sin goles como local ante Deportivo Winifreda. La ventaja aún es importante pero el que corre desde atrás es nada menos que el actual tetracampeón liguero. Y en la penúltima jornada deben chocar en el estadio Dr. Ramón Turnes. Hay show asegurado hasta el final.

Una ráfaga.
All Boys terminó venciendo a Atlético Macachín por 3-0 en uno de los partidos con los que se completó la decimoséptima fecha. Tenca Hernández, Jeremías Lucero y Facundo López marcaron los goles para el Auriazul; ante un Rojo que terminó con uno menos por la expulsión de su arquero Matías Pérez, por un supuesto insulto a un asistente que el propio golero desmintió de manera rotunda.
El Auriazul fue un poco más en general, especialmente porque en el primer tiempo jugó a otro ritmo que su rival, pero el triunfo se cimentó en una ráfaga de dos goles en la parte final de la etapa inicial que le permitió sacar una ventaja clave.
El Rojo, con varios jugadores de experiencia en todas sus líneas, le cedió en el comienzo la pelota a All Boys, pero siempre estuvo agazapado para tratar de golpear con alguna corrida de sus picantes delanteros. Y así tuvo la primera clara del partido, cuando Agustín López Alduncín le ganó en una corrida a Renzo Quiroga y definió alto de cara al arquero.
La pelota, sin embargo, era propiedad del local. La movía de un lado a otro y poco a poco comenzaba a llegar por las bandas, adelantando a sus laterales y sorprendiendo por el centro con sus mediocampistas. Lucero primero, y luego Tomás Arzer, tuvieron la apertura del marcador en sus pies, pero en ambos casos ganó Pérez.
Hasta que a los 43 minutos Matías Sosa trepó por derecha, sacó un remate que obligó al arquero a dar rebote y Tenca Hernández apareció en el área para empujar a la red.
No alcanzó a reaccionar la visita y, poco más de un minuto después, All Boys se puso 2-0: Antú Hernández bajó un centro pasado al área, una serie de rebotes le devolvió el balón, otra vez lo puso en juego y le cayó a Lucero, quien hizo una pausa donde todos están apurados, enganchó y definió contra un palo.

Lo cerró.
En el inicio del segundo tiempo se vio lo mejor de Macachín. Adelantó sus líneas, jugó en campo rival, anuló el poder ofensivo de All Boys y por momentos lo puso en aprietos. Pero le faltó peso y precisión para transformar ese dominio en goles, ante una defensa que se fue acomodando con el correr de los minutos.
Entre las más claras, Boto le sacó un buen remate a Nicolás López y unos minutos después Nazir Leones se lo perdió solo de cabeza dentro del área.
A partir de allí, pasados los 15, el Auriazul ajustó su última línea, el juego se trasladó al mediocampo y poco sucedió cerca de los arqueros. Negocio local.
A los 36 fue expulsado Pérez por un supuesto insulto a uno de los asistentes de Darío Pardo Aguilera y el encuentro estuvo detenido unos 5 minutos por las protestas del arquero, que al salir fue tajante: «No dije nada».
Macachín prácticamente bajó los brazos y All Boys lo liquidó en el descuento cuando Tenca Hernández habilitó al joven López, quien definió cruzado. Partido cerrado y campeonato abierto.