Guardia logró su primera victoria

Guardia del Monte sumó ayer su primera victoria del torneo, al vencer como local por 1-0 a Atlético Santa Rosa, en uno de los encuentros válidos por la tercera fecha del Torneo Clausura en la Zona Norte de la Liga Cultural de fútbol. El único tanto del encuentro fue marcado por el capitán Cristian Garro, a los 30 minutos de la primera etapa.
El partido no fue bien jugado. Se esperaba un poco más de Santa Rosa, teniendo en cuenta que llegaba como uno de los líderes, algo que poco le importó a Guardia, que terminó festejando porque sumó en la tabla general y quedó a una unidad de Penales.
El primer tiempo fue poco vistoso, muy luchado y con los dientes bien apretados. Fue por eso que el árbitro Alejandro Berón sacó en ese lapso tres amarillas y pudo haber mostrado alguna roja. A los 10 minutos Santiago Patiño se escapó entre los centrales y sacó un remate cruzado que Maximiliano Urigüen, con su mano derecha, envió al corner. A los 20 respondió Félix Maxenti, que se quedó en el área de enfrente, recogió un rebote luego de forcejear con Ulrich y disparó cruzado desviado.
Hasta que a los 30 minutos el Cacique se puso en ventaja a través de una pelota parada: Garro colocó la pelota en el piso y sacó un disparo con mucha rosca que se coló en el primer palo de Urigüen, que se arrojó pero no pudo evitar que la pelota entrara.
Sacudido por el gol, el Albo se fue hacia adelante y contó con chances, aunque Ortiz primero y Maxenti después las desperdiciaron. Poco, muy poco, era lo que habían generado hasta ese momento ambos elencos.

Vibrante.
El complemento fue todo lo contrario, mucho más atractivo y sobre todo dramático. En los bancos eso también se notó. A los 5 minutos Mariano Ramírez, que firmó como preparador físico, se fue expulsado, y minutos más tarde en el banco visitante lo mismo sucedió con Mauricio Rambur.
En la visita, Ortiz se adueñó de las pelotas paradas y Santa Rosa contó con varias oportunidades para lograr el empate. A los 7 minutos Carlos Olguín remató de derecha por encima de Ramírez, pero la pelota se fue lejos del segundo palo. Y a los 10 se produjo la más clara: primero Chávez Moya remató y Ramírez despejó, pero la pelota quedó boyando y Nicollier no pudo aprovechar la ocasión, ya que su disparo dio en el palo.
El Albo era más, necesitaba el empate, pero Guardia siguió inquietando arriba con la velocidad de Patiño y de Pablo Fernández. A los 12 minutos Patiño pudo ampliar la ventaja, pero Urigüen tapó el remate.
Los minutos finales fueron de gran emotividad, porque Santa Rosa no se resignó nunca a atacar y porque Guardia también generaba sus oportunidades de contra. Fue así que a los 45, el ingresado Ricardo Agüera recuperó una pelota ante la marca de Maxenti y definió cruzado, Urigüen tapó con el pie y cuando la pelota ingresaba picando a la portería, el portero se recompuso y evitó que su vaya cayera.
Berón decretó el final y con este resultado, el Cacique se ilusiona con pelear por mantenerse en la categoría en un momento difícil, álgido; mientras que el equipo de Alfredo Sauro se mancó en Toay, dejando pasar una gran oportunidad de mantenerse en la cima del Clausura.

El Depo rescató un punto en el final.
Deportivo Winifreda e Independiente de Doblas empataron ayer 1-1 en el estadio Miguel Eloy Baldovino, en otro de los partidos validos por la tercera fecha del Clausura de la Liga Cultural. Los goles fueron convertidos por Emiliano Cocco en el primer tiempo y Juan Lince en el segundo. Los locales terminaron con diez hombres debido a la expulsión de Juan Cruz Vigorito.
El partido fue sumamente parejo en los primeros 45 minutos. Desde el arranque ambos mostraron voluntad de ataque y buscaron la diferencia. Los “rojos” consiguieron la primera distancia en el marcador a los 19 minutos por intermedio de Cocco, cuando inició una jugada desde el centro de la cancha, habilitó a Juan Díaz, quien efectuó un disparo, la pelota rebotó en el arquero José Luis Wiggenhauser y el “Marciano” sin obstáculos la mandó al fondo de la red.
El dueño de casa tuvo varias oportunidades de lograr la igualdad, como a los 30 minutos cuando Juan Vassallo cabeceó el balón y un defensor rival lo sacó sobre la línea. Después, Wendy Benvenuto realizó una jugada impecable, le dio el pase a Martín Pieraligi para que convierta, pero el arquero Emanuel Arrieta se anticipó a la jugada.
El partido estaba tan peleado que dos jugadores de Doblas se retiraron lesionados: Ezequiel Roque en su rodilla -fue derivado en ambulancia al hospital- y Alfredo Bonomo.
En el segundo tiempo, el equipo Girasolero intentó en todo momento conseguir la igualdad, pero antes de alcanzar ese objetivo se quedó con un hombre menos. El árbitro Miranda le mostró la tarjeta roja a Vigorito luego de que le rozara en el talón a un delantero y cayera al suelo.
A los 22 minutos le cometieron un penal a Vassallo (un toque desde atrás que provocó su caída), pero no fue sancionado por Miranda, que desde allí fue repudiado por la parcialidad local hasta el final del duelo deportivo.
Independiente intentó aprovechar varias contras pero no pudo ampliar el resultado, y sobre el final los locales lograron el empate: Kevin Arrigone -de excelente actuación- envió un centro y Lince cabeceó al ángulo para marcar el 1-1 final.