Hoy Argentina podría clasificar o marcar el final de una era

cancha en San Petersburgo con la obligación de vencer a Nigeria, en la última fecha del Grupo D, para intentar avanzar a los octavos de final del Mundial de Rusia 2018.
En el remodelado estadio del Zenit, la Selección afrontará a partir de las 15 un encuentro que puede darle la clasificación o marcar el final de una Era. Dirigirá el turco Caneyt Cakir y se podrá ver por la TV Pública y TyC Sports.
En números, las opciones de Argentina revivieron el viernes, luego que Nigeria superara a Islandia por 2-0, porque si bien no depende de sí mismo, mantiene las chances intactas de avanzar a octavos y evitar el fracaso que significaría una eliminación en primera ronda.
Los dirigidos por Jorge Sampaoli, atrapado por la opinión pública y que debió organizar charlas grupales e individuales con el plantel tras el 0-3 frente a Croacia, necesitan sí o sí un triunfo en San Petersburgo, porque otro resultado los dejaría afuera.
Pero incluso con esa victoria podría no alcanzarle, si es que Islandia supera a Croacia (jugarán a la misma hora en Rostov del Don) y obliga al desempate por diferencia de gol (hoy los europeos tienen -2 y Argentina -3).
Lo cierto es que tras las reuniones con los jugadores, Sampaoli decidió regresar a la línea de cuatro defensores y le entregará la responsabilidad a los referentes de esta generación de futbolistas, que llegó a las últimas tres finales de los torneos más importantes a nivel Selección.
En ese contexto, y aunque el DT no confirmó el equipo, es un hecho que junto al capitán Lionel Messi estarán Javier Mascherano, Ever Banega, Angel Di María y Gonzalo Higuaín, entre otros, como titulares. Y en las últimas horas trascendió que también podría estar desde el arranque Lucas Biglia, por una molestia que arrastra Enzo Pérez. La mayor novedad, en tanto, estará en el arco, donde Franco Armani hará su estreno absoluto en la Selección, con la que no jugó ni un amistoso.
Así, con la vieja guardia en cancha, Argentina buscará dar una muestra de carácter para intentar que la mayoría de estos jugadores no se despida con uno de los peores fracasos de su carrera. (NA)

Sampaoli admitió roces
El entrenador de la Selección argentina, Jorge Sampaoli, reconoció ayer que existieron roces con el plantel que dirige después de la estrepitosa caída frente a Croacia, aunque aseguró que está “convencido” de que el equipo mostrará hoy su “mejor versión” contra Nigeria y obtendrá la clasificación para los octavos de final.
Si bien dijo que no podía “aclarar cosas que no existen”, en referencia a la proliferación de versiones de toda índole, Sampaoli admitió que “cuando se pierde siempre hay acusaciones recíprocas” entre jugadores y el cuerpo técnico que los conduce. “Me ha pasado en todos los lugares en donde trabajé, pero las cosas se dicen de frente, no por intermedio de un teléfono; es por el bien del escudo que nosotros representamos”, remarcó.
El DT señaló que mantuvo una reunión con el plantel, pero se abstuvo de brindar detalles sobre la charla, de igual modo que evitó confirmar la formación titular con vistas al crucial partido de hoy. Sí manifestó que el conjunto nacional jugará “con el corazón” buscando sellar su pasaporte. “Al jugador al que le toque jugar, sea un histórico o no, va a tener que dejar en la cancha hasta la última gota de transpiración para lograr la clasificación”, dijo el entrenador, que se mostró confiado en que se verá a la “mejor versión” de Argentina en este Mundial.
Y agregó: “Estoy convencido de que se escribirá una nueva historia para esta Selección, porque estoy convencido de que tenemos muchos argumentos para sostener esto”. (NA)