Inicio Deportes "Las expectativas son las mejores"

«Las expectativas son las mejores»

MAURO BARREIRO, REFERENTE DE ALL BOYS DE CARA AL INICIO DEL REGIONAL FEDERAL DE FUTBOL

Desde que dio sus primeros pasos en la Primera División de All Boys se ganó el cariño de su gente. Su potencia, sus gambetas, sus arranques, su pegada y su liderazgo lo llevaron a ser considerado uno de los mejores futbolistas de La Pampa en las últimas décadas.
Hoy, a los 32 años, Mauro Barreiro es mucho más que un crack de nuestros pagos. Su voz se escucha cada vez más en los vestuarios y su presencia es clave en este Auriazul 2019, conformado por muchos jóvenes que ven en el Tapón el referente a seguir.
«Me siento bien en el grupo, tratando de aportar mi experiencia y de inculcarle lo que es All Boys a los más chicos y a los refuerzos del plantel; buscando que se sientan cómodos para armar rápidamente el grupo y encarar el torneo de la mejor manera», asegura Barreiro, quien luego de la sangría de jugadores históricos que hubo en los últimos tiempos quedó como uno de los máximos referentes del equipo.
En medio de una jornada recreativa, en la que los alboyenses se acercaron al Golf Jockey Club santarroseño para practicar footgolf, el Tapón habló de las expectativas de cara al Torneo Regional Federal Amateur de fútbol que comenzará a fin de mes y se mostró confiado en las posibilidades del equipo santarroseño, que buscará pelear por uno de los cuatro ascensos al Torneo Federal «A».
«Las expectativas son las mejores. Llegaron muy buenos refuerzos y tenemos mucha fe, pero a los partidos igualmente hay que jugarlos y esperemos llegar lo más alto posible», señaló Barreiro, quien desde fines del año pasado también dio un enorme paso en su vida personal con el nacimiento de Valentín, su primer hijo.
«Por suerte se han sumado muy buenos chicos, como personas y jugadores, y entre todos estamos ensamblando el grupo. Hay muchos jóvenes y seguramente iremos creciendo y mejorando con el paso de los días. Creo que vamos a llegar muy bien al debut», agregó el volante ofensivo del Auriazul.

La localía.
El estreno de All Boys en el Regional Federal será el domingo 27 de este mes, como local ante Racing Club de Eduardo Castex, el otro equipo pampeano que jugará este certamen nacional, que está integrado por un total de 241 elencos y entregará cuatro ascensos al Federal «A» 2018/19.
En la segunda fecha, los santarroseños dirigidos por Mauricio Rambur volverán a ser locales, ante Bella Vista de Bahía Blanca, lo que les dará la ventaja de jugar dos veces seguidas en casa en el inicio de un grupo (Zona 1 de la Bonaerense Pampeana Sur) que completan Huracán de Ingeniero White, Liniers de Bahía Blanca y Deportivo Villalonga.
«Da lo mismo comenzar con uno u otro porque para clasificar hay que intentar ganarle a todos»,señaló Barreiro al respecto. Pero aclaró: «Lo bueno es que arrancamos con dos partidos como locales, algo que para nosotros puede ser muy bueno porque es una ventaja jugar en nuestra cancha. Intentaremos dejar los primeros seis puntos en casa para fortalecer la localía y tratar de encaminar el torneo».
Finalmente, el talentoso jugador se refirió a su momento futbolístico luego de superar algunas lesiones que no le permitieron llegar entero al cierre de la temporada anterior, en la que All Boys se coronó campeón de la Liga Cultural de fútbol por cuarto año consecutivo.
«En lo personal estoy muy bien, con la mejor expectativa y aportando desde mi lugar. Me preparé de la mejor manera para llegar a este torneo, lamentablemente por dos lesiones no pude terminar bien el año pasado, pero ahora me siento bien y creo que puedo aportarle mucho al grupo», cerró el máximo referente de este All Boys 2019.

“Una buena medida para nosotros”.
En medio de su preparación para jugar el Torneo Regional Federal Amateur, All Boys jugó el viernes por la noche su primer amistoso de pretemporada visitando a Ferro de General Pico, equipo que esta semana debutará en la Copa Argentina y que debe afrontar este semestre la Reválida del Federal “A”, una categoría superior a la que jugarán los santarroseños.
“Ellos están en un nivel más alto y por eso fue una buena medida para nosotros”, dijo Mauro Barreiro al referirse al partido jugado en el Coloso del Barrio Talleres, en el que el Verde se impuso por 1–0 con un gol de Nicolás Italó.
“Nos sirvió para aceitar bastantes cosas, pero siempre sabiendo que era nuestro primer partido. Ya en esta semana empezaremos a bajar las cargas y a tratar de mejorar el ritmo”, agregó el Tapón.
En el mismo sentido, el volante ofensivo, que en los últimos tiempos también se ha desempeñado como delantero, dijo que por momentos lograron el juego que buscan de cara al certamen federal. “Necesitábamos un partido para empezar a aflojar la carga física que traíamos. Por suerte salió bien para nosotros, porque tratamos de contrarrestar en lo físico y por momentos logramos proponer nuestro juego”, explicó.
En el encuentro, Mauricio Rambur dispuso de dos equipos diferentes para cada uno de los tiempos, aprovechando la ocasión para observar a todo el plantel y especialmente a los refuerzos: Matías Boto, Juan Cruz Aguilar, Yonathan Fensel, Franco Chacón, Diego Reina y Brian Ramírez.
Los once iniciales del primer tiempo fueron Boto; Matías Sosa, Ezequiel Roque, Aguilar y Lucas Carrasco; Fensel, Tenca Hernández, Gastón Ceccani y Antú Hernández; Barreiro y Chacón.
Al segundo parcial All Boys salió con Leo García; Bruno Díaz, Roberto Chirino, Renzo Quiroga y Juan Rossi; Gabriel Gómez, David Heredia y Tomás Arzer; Ramírez, Jeremías Lucero y Reina.

El footgolf “no es nada fácil”.
Mauro Barreiro y sus compañeros fueron invitados el sábado a practicar footgolf en los links del Golf Jockey Club Santa Rosa. Muchos de ellos se encontraron con una disciplina más difícil de practicar de lo que creían y que a la vez los atrapó. “Está muy bueno; nos divertimos bastante”, dijo el Tapón luego de su primera experiencia como footgolfista. “Sabía algo por algunos chicos que lo habían jugado y por los medios, pero la verdad es que no es nada fácil. Pensábamos que era un poquito más fácil, pero no, es complicado y a la vez divertido”, comentó.