Maradona regresó a su casa

Diego visitó su localidad natal en un acto a beneficio. Intercambió momentos con los chicos y fue declarado ciudadano ilustre por el municipio. Hubo actividades recreativas y espectáculos callejeros.
El entrenador del seleccionado argentino de fútbol, Diego Maradona, convulsionó ayer a Villa Fiorito, la localidad bonaerense que lo vio crecer, al regresar allí para participar de un acto benéfico y de una jornada recreativa en la que además fue nombrado ciudadano ilustre de Lomas de Zamora.
En un escenario montado a metros de la estación ferroviaria de Fiorito, Maradona encabezó la entrega de las llaves de una ambulancia que se donó a la salita de primeros auxilios de la zona, que está siendo remodelada.
Tras firmar decenas de autógrafos, Maradona les dijo a los vecinos de la zona: “Estoy agradecido de poder hacer de nuevo la salita y traer la ambulancia a Fiorito porque es importante. Lo único que pido es que cuiden esto porque nos costó mucho. Esto es de ustedes, por eso cuídenlo”.
Luego, el intendente de Lomas de Zamora, Jorge Rossi, le entregó las llaves de la ciudad a modo de homenaje por haber pasado su infancia allí, y también el decreto en donde el Concejo Deliberante lo reconoce como “el mejor jugador del mundo”.
Sonriente, Maradona aprovechó la ocasión para hacerle un pedido “a título personal” -según dijo- al intendente de Lomas. “Comprometo al intendente porque cuando vengo a Fiorito y llueve no puedo entrar. Por favor: nosotros le damos la ambulancia, usted comprométase a que cuando cae una gota podamos entrar a Fiorito”, dijo Diego luego de entregarle a Rossi las llaves de una ambulancia que será utilizada en la zona. Mientras Maradona le hacía el pedido público, Rossi mostraba una sonrisa amplia y acaso nerviosa.
El técnico del seleccionado estuvo acompañado por su pareja, Verónica Ojeda, y llegó al lugar junto a la presidenta de la Fundación Banco Provincia, Karina Rabolini de Scioli, esposa del gobernador bonaerense; y a su médico personal, Alfredo Cahe. En el lugar también estuvo Carlos Bilardo, secretario general del seleccionado.
Con la presencia de decenas de chicos y grandes, en Fiorito también hubo actividades recreativas y espectáculos de arte callejero organizados por la Fundación Banco Provincia. En el final del acto, Diego se dedicó a firmar autógrafos y regaló algunas pelotas de fútbol a los chicos del lugar que vio nacer al mejor futbolista de todos los tiempos.