Poco compromiso de la sociedad

El encuentro de fútbol a beneficio de instituciones santarroseñas, que se desarrolló el sábado, resultó todo un éxito en lo deportivo. Pero la gente nuevamente le dio la espalda y no respondió como se esperaba.
La séptima edición del fútbol a beneficio de los comedores santarroseños e instituciones del medio, que se desarrolló el sábado en el Mateo Calderón, dejó como todos los años puntos positivos y negativos. Vale recordar que la iniciativa contó con la organización de UNICEF, Claros del Bosque, CNS y Angel Bazán junto a Roberto “Toto” Cornejo.
Los puntos altos de esta convocatoria estuvieron en la predisposición de los clubes santarroseños que se sumaron a esta movida como Mac Allister, que se presentó con el equipo que se prepara para intervenir en el Torneo Argentino “C” desde el próximo 25 de enero; Atlético Santa Rosa, que cedió sus instalaciones; más el aporte de los ex jugadores del Albo y All Boys que se dieron cita para revivir los clásicos de la década del ’90. Además del aporte de las empresas que se sumaron a esta campaña.
A esto hay que sumarle los futbolistas pampeanos que están militando en clubes de AFA y en el extranjero, que cuando fueron convocados para este partido no tuvieron ningún problema en responder que sí, porque es la única manera que tienen de volver a mostrarse por estos lados.
Hasta acá todo bien, ellos colaboraron y aportaron su granito. Pero ¿la gente respondió? Diríamos que en muy poca cantidad, apenas algo más de ciento cincuenta personas se acercaron al Mateo Calderón. Los que concurrieron entendieron que lo que menos importaba el sábado era el resultado final, sino que la causa era otra: ayudar a los que más los necesitan, ya que la entrada era un alimento no perecedero. También era una buena posibilidad para ver en acción a los futbolistas que están detrás del gran sueño de llegar a jugar en la primera división de un club grande de la Argentina.
En cuanto al público, los organizadores esperaban un poco más. Sin dudarlo que falta compromiso por parte de la sociedad, pampeana y santarroseña, para con este tipo de convocatorias; pero no de los futboleros, porque los que estuvieron en la cancha se los suele ver domingo tras domingo en algún rincón de la ciudad donde ruede una pelota.
“No estoy conforme, porque uno esperaba más, que la gente acompañe. Siempre vienen cien o doscientas personas, pero la gente tiene que acercarse más a colaborar con estas cosas”, señaló Roberto Cornejo al término del partido. Y agregó: “La gente se tiene que acercar más porque esto no es para mí, ni para los jugadores, es para los chicos que hoy no tienen un plato de comida, es para los que más los necesitan”.
Estas palabras de Cornejo se diferencian a las de Mabel Alfonso, presidenta de la Asociación Centro Prestador una de las instituciones que recibió parte de la mercadería recaudada. “Realmente tenemos para varios meses de alimentos es una cantidad impresionante, una convocatoria increíble. No esperábamos esto, en estos tiempos tan difíciles”.

UNICEF.
Por otra parte y teniendo en cuenta que son pocos los equipos que cuentan con el nombre de UNICEF estampado en su camiseta y sólo por citar algunos ejemplos aparecen dos poderosos a nivel mundial como lo son Boca Juniors, Barcelona de España, y por estos lados el equipo de Filial Racing, que juega en nuestra Liga de Veteranos de fútbol ¿Se tiene dimensión de lo que significa el apoyo de una institución como UNICEF? Parecería que no. La población tendría que empezar a tomar conciencia para que este proyecto no se vaya de la provincia.

Acompañar.
Para cerrar, Cornejo comentó que esta era una buena posibilidad para ver en acción a los futbolistas pampeanos que juegan en clubes de AFA y que la gente los tiene que apoyar en los momentos buenos y en los malos.
“La gente tiene que apoyar al deporte de La Pampa, porque uno sabe que acá hay futuros jugadores que el día de mañana pueden ser jugadores profesionales y después cuando estén allá arriba van a venir a ver y eso no es así”. Y agregó: “Hay que bancarlos en los momentos malos, cuando están empezando; y en los buenos, porque es fácil cuando están todos en primera venir acá y llenar la cancha. No estoy enojado pero hay que tratar de que la gente sepa lo que hoy está pasando en el mundo”, cerró el Toto.