River no logró quebrar a Belgrano

FRANCO ARMANI BATIO EL RECORD DE IMBATIBILIDAD EN TORNEOS LOCALES QUE TENIA AMADEO CARRIZO

River Plate dominó las acciones y monopolizó la tenencia del balón, pero no logró quebrar a Belgrano en todo el partido e igualaron 0 a 0, en el estadio Monumental, por la segunda fecha de la Superliga.
La nota destacada del partido lo tuvo como protagonista al arquero Franco Armani, quien batió el récord de imbatibilidad en el arco de River, en el torneo local, que hasta ayer ostentaba el legendario Amadeo Carrizo.
Amadeo había llegado a los 769 minutos sin recibir goles en el torneo Metropolitano de 1968, en tanto que Armani logró ayer estirar ese récord a 800 minutos.
A nivel nacional, el récord absoluto en la máxima categoría le pertenece al guardavallas de Ferro, Carlos Barisio, quien en 1981 alcanzó los 1.075 minutos invicto.
En los primeros 45 minutos, jugados bajó una persistente lluvia, el conjunto local contó con varias ocasiones de gol para abrir el marcador ante un rival que jugó agazapado en su campo, pero no pudo marcar esa superioridad en la red y se retiró a los vestuarios con las manos vacías.
En una de las más claras, un centro pasado al área del Pirata no pudo ser bien despejado por Sebastián Luna, quien rechazó, la pelota dio en el palo y terminaron de sacarla.
En el complemento el que brilló bajo la intensa lluvia fue el otro arquero, César Rigamonti, que agigantó su figura para tapar una y otra vez ante las llegadas del Millonario, que buscó y buscó hasta el final, sin encontrar el gol que hubiera merecido.

Ganó Banfield.
En un duelo con diversos condimentos que lo hicieron interesante, Banfield venció ayer 1 a 0 a Gimnasia y Esgrima La Plata y consiguió sumar por primera vez en la Superliga.
En la continuidad de la segunda fecha, el único gol lo convirtió Darío Cvitanich, a los 10 minutos del primer tiempo, luego de un dudoso penal otorgado por Ariel Penel ante un contacto leve de Facundo Oreja contra Nicolás Bertolo.
El Taladro fue efectivo en la primera parte, cuando mejor jugó el Lobo, y en el complemento tuvo más volumen de juego, aunque le faltó la precisión en los últimos metros para liquidar la historia.
Más allá del triunfo, Banfield celebró que nuevamente pudo sentarse en el banco de suplentes el entrenador Julio César Falcioni, quien no había estado frente a Rosario Central por cuestiones vinculadas a su salud.
La polémica se dio a poco de iniciado el partido: Bertolo desbordó por izquierda, eludió a Oreja y, cuando intentaba recuperarse, el defensor se cayó encima del rival sin que el contacto pareciera ser lo suficientemente fuerte para tumbarlo. Sin embargo, Penel sancionó penal y Cvitanich mostró la frialdad habitual para convertir.

Empate I.
En medio de un trámite vertiginoso y por demás cambiante, Defensa y Justicia y Atlético Tucumán terminaron igualando en un gol, al cabo de un entretenido encuentro disputado ayer en el estadio “Norberto Tomaghello”.
Ricardo Noir, a los 5 minutos del complemento y mediante un gol olímpico, inauguró el marcador para el Decano; en tanto que Alexander Barboza Ullúa niveló el score para el dueño de casa mediante la ejecución de un tiro penal, a los 38. La visita terminó con un hombre menos por la expulsión de Guillermo Acosta, a los 45 minutos de la segunda etapa.
El excelente estado del campo y el buen pie de muchos de los protagonistas permitían inferir un juego atractivo que el devenir de los noventa minutos se encargó de confirmar.
El Decano se acomodó mejor en el primer tiempo y se retiró al entretiempo con una mejor imagen que su adversario. Y apenas iniciado el complemento pudo reflejar en la red su notoria mejoría a través de un gol olímpico de Noir, quien después de hacerse cargo de un tiro de esquina desde la punta izquierda se aprovechó de un error de cálculo del arquero Unsain y del defensor Bareiro para colocar en ventaja a su equipo.
Un Halcón enceguecido no se dio nunca por vencido y lo igualó cuando el árbitro Espinoza cobró una discutible infracción de Acosta a Martínez en el área, que derivó en el empate de Barboza Ullúa mediante un penal.

Empate II.
En el otro partido de ayer, Argentinos Juniors igualó 0 a 0 con Godoy Cruz de Mendoza, en un juego en el que el Bicho mereció un poco más de suerte, y que se disputó en el estadio “Diego Maradona” de La Paternal.
El local se mostró más incisivo, con varias ocasiones de gol ante la valla de Godoy Cruz, pero la impericia de sus delanteros y la capacidad de la defensa rival evitaron que el cero fuera quebrado.
En Argentinos fueron titulares los hermanos Kevin y Alexis Mac Allister, e incluso uno de ellos tuvo la última. Es que en el tiempo de descuento Argentinos casi quiebra el cero, pero el cabezazo de Alexis Mac Allister se fue cerca del poste izquierdo de un Ramírez, que salió a buscar la nada misma. (NA)