“Si me necesitan, estaré”

BIAGGIO SE ILUSIONA CON CONTINUAR EN LA PRIMERA DE SAN LORENZO

Claudio Darío Biaggio es uno de los ídolos de los hinchas de San Lorenzo de Almagro. Fue goleador y campeón en el Clausura 1995 de la mano del Bambino Veira y hace más de diez años que trabaja en las formativas de la institución. Pasó por los infantiles, las inferiores y desde 2014 se afianzó como DT de la Reserva, con la que incluso fue campeón.
Y el lunes, en el estadio Centenario de Quilmes, el Pampa dio otro paso más en esa escalera azulgrana que ahora tiene como cima la posibilidad de ser entrenador de la Primera División: con el buzo de técnico interino, el santarroseño se anotó un gran triunfo 3-1 como visitante de Estudiantes de La Plata y agrandó aún más su historia en el Ciclón.
Hace menos de una semana, después de la salida de Diego Aguirre (luego de la eliminación en la Copa Libertadores a manos de Lanús), los directivos convocaron a Biaggio para que se haga cargo interinamente del plantel superior y el Pampa no dudó en dar una mano, como hace diez años.
Pero ahora no sólo él se ilusiona con ocupar un lugar permanente en el banco de suplentes, sino que también lo respalda el plantel, gran parte de la hinchada (que se expresa en las redes sociales) y hasta algunos dirigentes, aunque todo parece indicar que será Gabriel Heinze el futuro entrenador de la institución y que Biaggio volverá a la Reserva.
El pampeano, mientras tanto, sigue trabajando y se pone a disposición de la institución por si los dirigentes deciden cumplirle el sueño. “Si el club me necesita en este momento, ahí estaré; aunque la decisión la toman los dirigentes”, expresó el Pampa al ser consultado sobre sus ilusiones de ser confirmado como DT principal.
“Yo soy empleado del club, trabajo para el club y me debo al club. ¿A quién no le puede gustar dirigir la Primera de San Lorenzo? Uno sueña con dirigir a San Lorenzo”, agregó el santarroseño de 50 años.

Dos triunfos.
Biaggio ya había dirigido interinamente al Ciclón junto al Gallego Esteban González, en 2011 y tras el alejamiento de Omar Asad, y también había conseguido un triunfo: 2-1 frente a Villa Dálmine por Copa Argentina.
Ahora, el Pampa volvió a aprovechar su oportunidad y lo vivió como cuando era jugador. “No dormí, comí poco, pero es toda la adrenalina que a uno le gusta tener”, dijo al referirse a la previa del encuentro del lunes, en el que por primera vez fue la cabeza solitaria de un grupo de jugadores a los que agradeció especialmente.
“Este triunfo es mérito de los jugadores. Trabajé en lo anímico, en ver cómo estaban. Lo que me dio más fuerza es que todos querían estar y eso es valorable. Cumplieron a la letra con lo que pedimos y eso es más rescatable todavía. Uno trata de darles herramientas para que el partido salga adelante”, destacó el DT. Y agregó: “Con jugadores de jerarquía como Fernando Belluschi (autor de dos goles) todo es más fácil”.
Finalmente, el ex delantero surgido en All Boys de Santa Rosa volvió a referirse a la posibilidad de seguir en el cargo, que ocuparía al menos hasta el próximo fin de semana, cuando el Ciclón reciba en el Nuevo Gasómetro a Colón de Santa Fe (el sábado a las 14.05). “Acá estoy para colaborar con el club y no pienso más allá del próximo partido. Es un sueño dirigir la primera de San Lorenzo y quiero aprovechar esta oportunidad. Este plantel está para cosas importantes”, cerró el Pampa, que ayer dirigió un entrenamiento que como novedad tuvo el regreso del experimentado defensor Fabricio Coloccini, quien había sido relegado por el uruguayo Aguirre.

Charla con Heinze
Los dirigentes de San Lorenzo mantuvieron ayer una charla con Gabriel Heinze, quien figura en el primer lugar de la lista para convertirse en el nuevo DT del Ciclón. El presidente Matías Lammens y el manager Bernardo Romeo hablaron del proyecto con el Gringo y antes del fin de semana podría haber una resolución. En principio, los dirigentes también buscarían un contacto con Pablo Lavallén (otro de los candidatos) antes de tomar una determinación. Mientras tanto, el sábado ante Colón dirigiría Biaggio, quien también suma chances a medida que pasan las horas.