“Siempre confiamos en este grupo”

“La verdad es que tenemos una alegría enorme. Estamos viviendo algo que nunca vamos a olvidar”. La frase corresponde al juvenil santarroseño Marcelo Storm, uno de los 23 futbolistas que integraron el plantel de la Selección Argentina Sub 17 que se consagró campeón del Torneo Sudamericano de la categoría, disputado entre el 2 y el 28 de abril en Mendoza y San Luis.
Recién arribado a Buenos Aires, y preparando las valijas para salir hacia a Santa Rosa (llegaba hoy por la mañana), Storm habló ayer con LA CHUECA sobre lo que significó este título logrado por el equipo argentino, que viajó al torneo con todas las miradas del mundo futbolero encima, debido al fracaso reciente del Sub 20 como local (eliminado en primera ronda del Sudamericano), y a la presencia como entrenador de Humberto Grondona, hijo de Don Julio.
“Se sentía que había una presión por ese tema del Sub 20, pero siempre estuvimos tranquilos y confiamos en este grupo. Y sabíamos que a Humberto lo estaban mirando de todos lados, pero él no nos dijo nada de ese tema. Nos concentramos en nuestros objetivos y por suerte los cumplimos”, comentó el juvenil mediocampista, de 16 años.
– ¿Cómo se sobrepusieron a esa presión tras arrancar con dos derrotas?
– Con tranquilidad y confianza. Seguimos tratando de hacer lo que sabíamos y siempre unidos, tanto en las buenas como en las malas.
– ¿El objetivo era el título, o se conformaban con estar entre los cuatro que clasificaban al mundial de Emiratos Arabes?
– Siempre dijimos que el objetivo era llegar al Mundial, pero sabíamos que si estábamos entre los cuatro podíamos pelear por el campeonato, y fuimos decididos a quedarnos con todo si era posible.

Gol clave.
Storm comenzó siendo el volante por derecha titular en el Sudamericano, pero en el entretiempo del primer partido (0-2 ante Ecuador) Grondona decidió reemplazarlo y perdió terreno. El pampeano recién volvió en el hexagonal final, al ingresar desde el banco en el clásico contra Uruguay, que terminó empatado 3-3 con un tanto suyo sobre la hora.
“En lo personal me tocó jugar poco, pero en cada minuto que jugué, di lo mejor que tenía”, comentó el santarroseño, que también jugó en el 0-0 de otro clásico, ante Brasil. “Lo que pasa es que Humberto (por el DT) nos dejó en claro que juega el que está mejor, que no tiene preferencias, y seguramente habrá visto a otro compañero mejor que a mi”, se sinceró.
– Pero volviste con un gol clave para sumar un punto, más teniendo en cuenta que luego fueron campeones por diferencia de goles…
– Sí, el gol fue lo mejor que me pasó. Con Uruguay fue un partido bravo y lo logramos empatar en el final. No me lo voy a olvidar jamás, porque fue muy importante para todo el equipo.
– En octubre se viene el Mundial en Emiratos Arabes. ¿Qué les dijo Grondona al respecto?
– Nos felicitó por el Sudamericano y nos dijo que teníamos que seguir haciendo las cosas bien en nuestros clubes. En mi caso tengo que continuar en Vélez y esperar la convocatoria. Ojalá que me toque jugar el Mundial. Ahora pusimos la cabeza en ganar el Mundial; sería un sueño.

Gracias totales.
Storm comenzó a jugar al fútbol en el club El Recreo de Santa Rosa cuando tenía 7 años, de la mano de Alberto “Beto” Ramírez, a quien considera su “padre” futbolístico. Luego, siempre de la mano de Ramírez, a los 10 años se fue al proyecto que Barcelona tenía en La Candela, y hasta estuvo un tiempo en La Masía del elenco catalán, en España.
Las cosas en Barcelona no progresaron, y Storm terminó en las inferiores de Vélez Sarsfield, una de las instituciones más prestigiosas de estos tiempos en Argentina y Sudamérica. En El Fortín lleva más de tres temporadas, con varias convocatorias a los seleccionados juveniles, y ahora con un título continental.
Pero aunque su carrera fue creciendo a pasos agigantados, nunca se olvidó de sus orígenes en Santa Rosa, mucho más ahora que vuelve a pasear a la ciudad con un campeonato Sudamericano bajo el brazo. “Nunca me podré olvidar del ‘Beto’ (por Ramírez), que cuando arranqué me vio potencial y me llevaba para todos lados. Es un groso”, recordó Marcelito, como aún hoy le dice su primer DT. Y agregó: “Hoy estoy donde estoy gracias al ‘Beto’ y a El Recreo”.

Grondona y la Generación del ’86
Humberto Grondona, director técnico de la Selección Sub 17 campeona del Sudamericano de San Luis y que logró la clasificación al Mundial de Emiratos Arabes, desató ayer la polémica al asegurar que el tiempo de la denominada “Generación del ’86” a cargo de los representativos nacionales “cumplió un ciclo”.
Grondona, que además dejó abierta la posibilidad de encargarse del Sub 20 aunque condicionó a que los clubes entreguen los jugadores, cargó de esta forma contra Diego Armando Maradona, Sergio “Checho” Batista, Oscar Garré y Marcelo Trobbiani, que no obtuvieron buenos resultados.
Lo curioso es que la apuesta había surgido de su padre, el titular de la AFA Julio Grondona, a partir de la contratación de Carlos Bilardo como director de Selecciones nacionales. “Tuvieron su ciclo, malo o bueno pero lo tuvieron. Ya tuvieron su oportunidad ¿Te parece poco?”, respondió Grondona en declaraciones a la fm ESPN 107.9.
Tras la salida de Trobbiani y Garré tras el fracaso del Sub 20 en enero pasado, Humbertito Grondona -además subdirector de Selecciones nacionales- deslizó que podría quedarse al frente de ese combinado. “Vamos a hablar, hay que trabajar mucho y se complica en la Sub 20. Los clubes quieren que les convoques a los jugadores cuando no los conoce nadie. Después, cuando llegan a Primera o lo conocen te lo empiezan a negar”, se quejó.
Argentina cerró el domingo su participación con un empate ante Venezuela 2 a 2, con lo cual ganó el título por tercera vez en quince certámenes. “Ahora lo vamos a tratar de ganar (al Mundial) en Emiratos”, concluyó Grondona, que intentará darle a la Argentina por primera vez el título ecuménico Sub 17. (NA)