Un campeón de Primera División

TALLERES DE CORDOBA SE QUEDO CON EL TITULO EN LA B NACIONAL Y ASCENDIO A LA "A"

Talleres de Córdoba obtuvo ayer el ansiado ascenso a Primera División, al derrotar en forma agónica a All Boys por 2 a 1, en partido válido por la decimonovena fecha del torneo de B Nacional de fútbol. El equipo dirigido por Frank Kudelka, invicto con 14 triunfos y 5 empates, mantuvo los ocho puntos de distancia sobre el escolta Chacarita Juniors, que ayer goleó 4 a 0 a Independiente Rivadavia Mendoza.
Un agónico tanto del experimentado Pablo Guiñazú, en tiempo de descuento, le otorgó el ascenso al conjunto albiazul, cuando jugaba con diez hombres por la expulsión del mediocampista Rodrigo Burgos y el árbitro Sergio Pezzotta -de floja labor- ya había marcado los cuatro minutos de adición.
Previamente, All Boys (complicado todavía con la permanencia con un promedio de 1,172, que le permite la 19na. colocación en la tabla de descenso) había sacado ventaja con una conquista del goleador Germán Lessman (16 tantos en el certamen). Pero el también artillero Gonzalo Klusener empató, casi de inmediato, a los 39 minutos del segundo tiempo.
Parecía sellado el empate hasta que Guiñazú encontró una pelota boyando en el área y la clavó arriba para desatar la algarabía de un Talleres que hizo poco ayer, pero que coronó su sueño de ascenso a Primera después de 12 años.

Gran campaña.
El equipo cordobés que conduce Frank Darío Kudelka no perdió en los 19 partidos que jugó hasta el momento en este torneo, aunque el miércoles pasado cayó en el partido por los 32avos de final de Copa Argentina ante Defensa y Justicia por 2 a 0, en el estadio de Banfield.
En el rubro ofensivo también Talleres encabeza la tabla de equipos con más goles, ya que suma 30 tantos a favor, siendo el delantero Nazareno Solís el máximo goleador del equipo con siete conquistas, seguido por Gonzalo Klusener (6), Eial Strahman (5) y Victorio Ramis (4).
Además, los albiazules tienen la valla menos vencida, con solamente diez goles en contra, en un arco que fue ocupado en las primeras 11 fechas por el experimentado Mauricio Caranta, quien tras sufrir una lesión y estar sin poder jugar dos partidos dejó su lugar a Guido Herrera, quien convenció al técnico y se quedó con la posición a pesar de la recuperación del ex Instituto de Córdoba, Boca Juniors y Rosario Central, quien fue al banco de suplentes en los últimos cinco encuentros.
De los 19 partidos que jugó hasta el momento, el elenco cordobés solamente no anotó goles en dos oportunidades, y fue en sendos empates 0 a 0 ante Almagro en la fecha 11 y en Mendoza frente a Independiente Rivadavia (jornada 16).
Para concluir la competencia, Talleres recibirá a Brown de Adrogué en el Mario Alberto Kempes, en Córdoba, a donde se espera se realicen los festejos oficiales por el ascenso, y cerrará su participación de visita ante Chacarita Juniors, en San Martín.

Candidato.
Desde el inicio mismo del certamen la ‘T’ fue uno de los animadores principales, porque cinco de los primeros seis partidos y se consolidaba como candidato al logro máximo. Aunque luego llegaron dos empates, ante Instituto y Nueva Chicago (ambos 1 a 1) y generaron malestar entre los hinchas que se mostraban disconformes con Kudelka a pesar de mantenerse arriba.
Después, en la novena fecha Talleres venció a Crucero del Norte, 2 a 1, con un agónico gol del paraguayo Rodrigo Burgos, que le devolvió la confianza al equipo, que una fecha más tarde venció a Los Andes (2-1) y se volvió a consolidar arriba.
Llegó el empate ante Almagro y después sí hilvanó cuatro victorias seguidas (Gimnasia de Jujuy, Atlético Paraná, Douglas Haig y Sportivo Estudiantes de San Luis) para tomar una buena distancia con sus más cercanos seguidores y así consolidarse definitivamente como el más firme candidato al ascenso.

Kudelka: “Algo irrepetible”.
El director técnico de Talleres de Córdoba, Frank Kudelka, catalogó el ascenso de su equipo a la máxima categoría del fútbol argentino como “algo irrepetible” en su carrera como entrenador, luego de doce años de la ‘T’ en distintas categorías del ascenso.
“Esto es algo irrepetible en mi carrera. No creo que haya muchos técnicos que en un año y medio suban dos categorías en el fútbol argentino o en cualquier otro”, declaró el DT sobre los ascensos de la ‘T’ logrados en el Federal “A” y en la B Nacional. “Esto tiene más valor porque lo logré en Talleres, que sabemos lo que dignifica como institución”, añadió.
Por último, Kudelka hizo mención a la próxima participación de su equipo en Primera División tras 12 años y al respecto sostuvo que Talleres tiene que “demostrar que es un grande” del fútbol argentino. “Talleres se lo merece porque sufrió mucho. Todos saben lo que es jugar el Federal A, a los lugares que tuvimos que ir, pero ahora que ascendimos Talleres tiene que demostrar que es un grande”, concluyó.
A su turno, el experimentado mediocampista Pablo Guiñazú reveló que sus compañeros lo cargan porque no patea nunca al arco, pero ayer lo hizo en la última jugada del partido y marcó el gol que le dio el ascenso. “No pateo nunca al arco y me cargan por eso, pero Dios me dijo ‘pateá’ y se clavó en el ángulo”, relató el Cholo.

Doce años de angustia.
El regreso de Talleres a la Primera División se da después de doce años de angustias deportivas, institucionales y económicas, que lo llevaron dos veces a la tercera categoría del fútbol argentino. La “T” descendió a la B Nacional en julio de 2004 y después de cinco años en el principal torneo de ascenso, en 2009 bajó al Federal “A”. Recién en 2012 volvió al Nacional, pero sólo aguantó un año y regresó al Federal “A”, en el que en 2014 jugó en la misma zona con Ferro de Pico. El año pasado logró subir al Nacional y en su primera temporada en segunda, regresó a la “A”.