Un pampeano en la hinchada

LISANDRO PALOMA Y UN FESTEJO INTERMINABLE

El pampeano Lisandro Paloma fue uno de los tantos hinchas argentinos que alentó al equipo albiceleste que ayer logró por primera vez en la historia la Copa Davis tras las victorias de Juan Martín Del Potro y Federico Delbonis.
Paloma vivió desde las gradas junto a familiares la victoria de Argentina, que después de perder cuatro finales se quedó con la ensaladera de plata en Zagreb, Croacia. El joven santarroseño, que está radicado en Barcelona desde hace varios años y que actualmente es entrenador de tenis (deporte que desde chico lo practicó con pasión), sufrió y se emocionó con cada tanto conseguido por el equipo argentino.
Paloma integró el grupo de más de dos mil argentinos, entre los que se encontraban nada menos que Diego Maradona, otro que se emocionó hasta las lágrimas.
Paloma vivió ayer su día más feliz como apasionado del tenis, como tantos otros argentinos que de la amargura pasaron al euforia cuando Del Potro dio vuelta el partido ante Cilic.
Luego de ser testigo del triunfo más importante del tenis argentinos, Paloma comenzará a armar su viaje a la ciudad estadounidense de San Diego, en donde continuará trabajando como coach de tenis.

Compartir