Una idea que merecía más que un punto

TORNEO FEDERAL "B": ALL BOYS FUE MUCHO MAS, PERO NO PASO DEL EMPATE CON FERRO DE OLAVARRIA

El Auriazul fue superior gracias a un estilo al que nunca renunció, pero falló en la puntada final y logró la igualdad cerca del cierre. Los bonaerenses abrieron el marcador en una llegada aislada y luego de defendieron. All Boys quedó segundo, en zona de clasificación.
All Boys mereció más, mucho más. Por lo que creó y por cómo lo buscó; sin desesperarse, sin romper el libreto. A su ritmo y con su estilo consiguió el empate sobre el final y pudo haberlo ganado. Debió haberlo ganado. Pero el fútbol es tan especial que a veces te regala y otra te quita. Y este domingo le tocó el lado lindo de la moneda a Ferro Carril Sud de Olavarría, que con muy poco se llevó un punto del estadio Dr. Ramón Turnes.
El partido, correspondiente a la undécima fecha de la Zona “A” en la Región Pampeana Sur del Torneo Federal “B”, terminó 1-1, por el golazo de cabeza de Juan José Longhini a los 45 minutos de la primera etapa para la visita, y por el empate a los 43 del complemento anotado por Jerónimo Gutiérrez para el local.
El punto, escaso para los santarroseños por el desarrollo del partido, le permitió al Auriazul mantenerse en zona de clasificación a la próxima instancia (pasarán los dos mejores del grupo) cuando quedan tres fechas para el cierre de la fase regular, además de asegurarse la permanencia en la categoría. Pero también le impidió mantener la punta y dio lugar a que se acerquen los de abajo.
Ahora, el líder en soledad es Sansinena de General Cerri, que ayer le ganó como local 4-0 a Sarmiento de Coronel Suárez (dos goles de Mariano Mc Coubrey, Nicolás Palacio y Pablo Berra); mientras que el nuevo tercero es Liniers de Bahía Blanca, que con anotaciones de Julio Acosta, Gonzalo Bares y Juan José Ramírez se impuso por 3-0 ante Bella Vista, como visitante.
La próxima parada para los dirigidos por Sergio Guerra será Coronel Suárez, donde intentarán buscar los tres puntos que ayer se le escaparon para quedar bien perfilados de cara a la recta final.

Una idea.
All Boys impuso condiciones desde el minuto inicial. Apenas se movió la pelota en el impecable terreno de juego del Ramón Turnes, los locales dieron un paso al frente para que el desarrollo tenga lugar en el lado visitante. Y rápidamente comenzaron a mostrar su idea, la misma de siempre, la que muchas veces le da réditos y otras -las menos- algunos dolores de cabeza.
Con el juego asociado como proposición innegociable para elaborar, el Auriazul comenzó a golpear la puerta desde temprano: utilizando todo el ancho de la cancha con cambios de frente en busca de un hueco en la defensa rival, aprovechando la movilidad de sus hombres ofensivos, apoyándose en un Gastón Ceccani incansable para hacer relevos, y adelantando la defensa para recuperar en mitad de cancha y continuar con el asedio.
Los de Guerra llenaban el ojo de la buena cantidad de espectadores, pero comenzaban a carecer de efectividad en el arco rival. Ferro se defendía como podía; a veces cortando cerca de su área y otras dependiendo de algún cruce salvador o una tapada de su arquero Ramiro Biscardi.
Lo tuvieron Gutiérrez, Gonzalo Arriola, Rubén Pérez, Mauro Barreiro y hasta Ceccani (la más clara con una definición de frente al arco) para el local, pero ninguno acertó. Del otro lado, cuando se cerraba el primer tiempo, cruzaron la mitad de cancha en busca de un córner y Longhini estampó un cabezazo impecable para poner el 1-0.

Un estilo.
Para el complemento All Boys insistió con su estilo, no renunció aunque se acortaran los tiempos ni porque bajaran gritos desesperados desde las tribunas. Y pese a que continuó fallando en la puntada final, buscó con juego asociado hasta que en el cierre obtuvo el merecido premio.
Ferro, por el contrario, terminó de abroquelarse en su área y prácticamente renunció a cualquier intento ofensivo, más allá de la buena tarea de Longhini, aguantando todo en soledad cada vez que la pelota pasaba al campo local. Solo tuvo una -clarísima-, cuando falló Lucas Vassallo en un cierre y el propio Longhini se fue cara a cara con Matías Boto, pero definió por arriba.
En el Auriazul creció la figura de Barreiro y entró bien Juan Pablo Saffeni. Y las ocasiones se multiplicaron, pero Gutiérrez, Pérez y hasta Vassallo siguieron sin encontrar la red. Hasta que a los 43, con la paciencia que tienen los que saben lo que hacen, hilvanaron una buena jugada y, luego de algunos rebotes, Gutiérrez empujó para el empate.
All Boys lo pudo ganar en el descuento, pero otra vez le faltó ese toque en el área rival. Y aunque sólo sumó una unidad, sigue convencido de que con esta idea va ganar muchos más puntos de los que va a perder.

Se suspendió en 25 de Mayo.
Deportivo 25 de Mayo igualaba ayer 2-2 como local ante Cruz del Sur de Bariloche, cuando a los 41 minutos del complemento el árbitro santarroseño Jorge Villalva decidió suspender el partido por las intensas lluvias. Por la undécima fecha de la Zona “B” de la Región Patagónica, Franco Granelli marcó los dos goles para los pampeanos y Nicolás Alegría los de los rionegrinos. También por la lluvia fue suspendido Alianza de Cutral Có-Sol de Mayo (estaban 0-0 a los 26 minutos). Otros resultados de la zona: Independiente (RC) 1-Racing (T) 0; Deportivo Rincón 2-Germinal (R) 0.

Compartir