Ban Ki-Moon dejará las Naciones Unidas

EL PORTUGUES ANTONIO GUTERRES SERA EL NUEVO SECRETARIO GENERAL

El secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, se despidió del personal de Naciones Unidas en un acto simbólico en el vestíbulo del edificio de la sede del organismo en Nueva York tras 10 años en el cargo, que desde el domingo 1 de enero será ocupado por el portugués Antonio Guterres.
Ban, cuyo mandato concluirá hoy, pronunció unas palabras de despedida para el personal de la ONU y poco después del mediodía abandonó la sede del organismo multilateral.
“No tengo mucho que decir. Solamente dos palabras: gracias, gracias. Gracias por el compromiso, por el liderazgo por la humanidad. Han trabajado hasta el último día y esa ha sido mi inspiración”, dijo Ban, según reprodujo Radio ONU.
“Durante los últimos diez años he estado trabajando como una voz de los sin voz y defensor de los indefensos. Y tienen que seguir haciéndolo”, pidió Ban al personal de Naciones Unidas.
Su agenda para hoy, su último día en funciones al frente de la organización de 193 Estados miembros, incluye la participación como invitado especial de la celebración de año nuevo en Times Square en Nueva York.
Ban presionará el botón de cristal de Waterford en el escenario principal para la cuenta regresiva de 60 segundos al 2017, ocasión en la que hará un llamado a los ciudadanos del mundo para apoyar los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Logros.
Después de una década en el cargo, Ban deja importantes logros en la lucha contra el cambio climático, la prevención y solución de conflictos armados, la defensa de los derechos humanos y el impulso al desarrollo sostenible.
Sin embargo, abandonará el puesto con grandes tareas pendientes para la comunidad internacional, como el fin del colonialismo, la paz en escenarios de crisis, entre ellos Siria, Irak, Afganistán, Yemen, Sudán del Sur y Palestina, la eliminación de la pobreza, la reducción de las desigualdades y el pleno respeto a la Carta de la ONU.
Su gestión se vio en momentos afectada por presiones de potencias que, con su poderío financiero y militar, intentaron imponer una agenda global subordinada a sus intereses.
Luego de saludar a decenas de empleados y funcionarios de la ONU, Ban realizó declaraciones a la prensa.
Ban, a quien los partidos políticos conservadores surcoreanos han tentado a que se postule a presidente de Corea del Sur para buscar una salida a la crisis política que afecta al país asiático por un caso de corrupción y abuso de poder que podría precipitar la destitución de la mandataria Geun-hye Park, afirmó que “si el pueblo se lo pide” se postularía al cargo.
Si la Corte surcoreana valida en los próximos días la destitución de la presidenta Park, se realizarán elecciones anticipadas 60 días después de la decisión de la Justicia. (Télam)