EE.UU: renuncia Chuck Hagel como secretario de Defensa

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Chuck Hagel, anunció ayer su renuncia, luego de menos de dos años en el cargo marcados por las tensiones con los asesores de seguridad de la Casa Blanca por su visión para las Fuerzas Armadas del país.
En una aparición conjunta ante la prensa en la Casa Blanca, el presidente Barack Obama elogió el desempeño en su cargo de Hagel, el único miembro republicano de su gobierno, y dijo que ambos habían acordado que era “el momento apropiado para que completara su servicio”.
Hagel, de 68 años, es el primer miembro del gabinete de Obama que deja su puesto desde la debacle electoral del gobernante Partido Demócrata en las elecciones legislativas del 4 de noviembre pasado, en las que los republicanos se hicieron con el control total del Congreso.

Crisis internacionales.
Su renuncia llega, además, en momentos en que el equipo de seguridad nacional de Obama lidia con múltiples crisis internacionales, incluyendo la lucha contra el Estado Islámico (EI) en Siria e Irak y las tensiones con Rusia por el conflicto separatista en el este de Ucrania.
En el acto en la Casa Blanca, el presidente dijo que Hagel, con quien integró una comisión del Congreso cuando ambos eran senadores, fue un “secretario de defensa ejemplar” que forjó un vínculo intenso con las tropas estadounidenses estacionadas en distintas partes del planeta.
“Chuck Hagel se entregó a nuestra seguridad nacional y a nuestros hombres y mujeres de uniforme a lo largo de seis décadas”, señaló Obama sobre el renunciante jefe del Pentágono, quien peleó en Vietnam y fue el primer veterano que llegó a titular del Departamento de Defensa.
Incluso después de los elogios y palabras del mandatario, la prensa norteamericana afirmó que Hagel se fue bajo presión, sobre todo del selecto círculo de altos asesores en seguridad de Obama, al que el mandatario había dado casi plenos poderes para delinear la estrategia en seguridad y política exterior.
Según The Washington Post, The New York Times y CNN, los asesores de la Casa Blanca no confiaban en la capacidad de Hagel para comunicar las posiciones del gobierno y hasta se habían quejado de no verlo muy activo o involucrado en las reuniones de gabinete y otras discusiones de seguridad.
En lo que pareció un esfuerzo de Obama por refutar esas críticas, el presidente dijo ayer que Hagel “siempre me fue de frente” durante sus conversaciones privadas en el Salón Oval. (Télam)