Israel bombardea la Franja de Gaza

NUEVOS ATAQUE CONTRA EL TERRITORIO PALESTINO

Aviones israelíes bombardearon ayer el sur de la Franja de Gaza tras el lanzamiento el martes de un cohete hacia la ciudad israelí de Ashdod desde el territorio palestino, hechos que no causaron víctimas pero que reavivaron la tensión a casi un año de la última gran ofensiva de Israel contra la bloqueada región costera.
En un nuevo capítulo del conflicto más antiguo de Medio Oriente, el cohete impactó en un descampado en las inmediaciones de Ashdod, 30 kilómetros al norte del límite con Gaza, y un vocero militar israelí responsabilizó a Hamas.
“Las facciones palestinas se atienen al acuerdo de cese del fuego”, aseguró a través de un comunicado Ismael Radwan, líder de alto rango de Hamas.
Es más, las fuerzas de seguridad palestinas detuvieron a varios miembros del grupo islamista Jihad Islámica y los acusaron de violar el alto el fuego en vigor con Israel.
Se trata del cuarto disparo de cohetes contra el sur israelí desde el alto el fuego que puso fin a la ofensiva de 50 días que Israel lanzó entre julio y agosto pasado, en la que murieron 2.200 palestinos, en su mayoría civiles, y 73 israelíes, 67 de ellos soldados.
Por primera vez desde entonces, un proyectil lanzado desde Gaza cayó en una zona alejada de la frontera y, como en todos los casos, tuvo una inmediata respuesta de la Fuerza Aérea israelí, que ayer bombardeó cuatro posiciones en Gaza.
“El Ejército atacó cuatro infraestructuras terroristas en el sur de la Franja”, indicó un parte militar en el que Israel hace responsable a Hamas de la situación, informó la agencia EFE.
En este contexto, las fuerzas de seguridad palestinas de la Franja de Gaza, detuvieron a varios miembros del grupo radical Jihad Islámica y les han acusado de violar el alto el fuego.
Los puntos golpeados por la Fuerza Aérea israelí son bases de entrenamiento de Jihad Islámica, según testimonios de habitantes de Gaza, que informaron de que no se registraron víctimas en los ataques.

Netanyahu.
El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, aseguró ayer que su país hará lo que sea necesario para que la situación en Franja de Gaza siga siendo calma.
“Las Fuerzas de Defensa Israelíes tomaron acción inmediata y firme en respuesta a los disparos. Esa es nuestra política”, aseguró.
Su ministro de Defensa, Moshe Yaalon, dijo por su parte que “Israel no va a permanecer con los brazos cruzados tras del disparo de un cohete contra sus ciudadanos por parte de la Jihad Islámica”.
“Gaza pagará un alto precio si se produce una escalada de la violencia”, agregó en un comunicado.
El lanzamiento de un cohete contra Ashdod el martes, parece haberse producido en el marco de una disputa interna entre facciones radicales de la Franja de Gaza, según la web palestina Walla. (Télam)