“No vamos a bajar la cabeza”

El ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, preso y condenado a 12 años y un mes de cárcel, convocó ayer a sus seguidores a “no bajar la cabeza” y anticipó que 2019 será un año para “resistir y luchar”. En una carta de Año Nuevo divulgada por el Partido de los Trabajadores, el mensaje de Lula coincide con la asunción de Jair Bolsonaro.
“No vamos a bajar la cabeza ni dejar que nos saquen la alegría de vivir, siempre tuvimos coraje de luchar y tenemos coraje para recomenzar”, dijo Lula, condenado por corrupción en la Operación Lava Jato, una sentencia que le impidió ser candidato presidencial cuando era favorito a vencer el pleito, según las encuestas. “Como ustedes saben, voy a pasar el Año Nuevo en una celda en la que fui encarcelado sin haber cometido crimen alguno, condenado sin pruebas y sin derecho a un juicio justo”, expresó el ex mandatario. Como cierre de su carta, citó una canción de Chico Buarque y vaticinó: “Mañana va a ser otro día”.
Manifestantes reclamaron la libertad de Lula en la noche de Año Nuevo frente a su lugar de detención y acusaron al ex juez Sérgio Moro de haberlo sentenciado sin pruebas para dejarlo fuera de la contienda electoral. “Este año será el año donde se discutirá la libertad de Lula y el proceso por el que fue condenado sin pruebas”, vaticinó Haddad en un video en las redes sociales.
El Partido de los Trabajadores anunció el viernes que no participaría de los actos de la asunción del mandatario electo de Brasil, el ultraderechista Jair Bolsonaro. Los legisladores del PT “no estarán presentes en la ceremonia de posesión del nuevo presidente en el Congreso Nacional”, para expresar de esa forma su desacuerdo con “discursos y acciones que estimulan el odio, la intolerancia y la discriminación”, indicó la formación política en un comunicado firmado por su presidenta, la senadora Gleisi Hoffmann. (Pagina12.com)