Inicio El Mundo Perú dijo si al Referendum

Perú dijo si al Referendum

APRUEBAN REFORMA POLITICA Y JUDICIAL IMPULSADA POR EL GOBIERNO

Los votantes peruanos aprobaron en forma contundente la reforma política y judicial planteada por el presidente Martín Vizcarra, a la vez que castigaron al Congreso al aprobar la no reelección de legisladores y rechazar la conformación de un Parlamento bicameral.
Al término de la votación, con la participación de más de 24 millones de ciudadanos, los sondeos adelantaron un triunfo rotundo de la propuesta de Vizcarra, quien defendió la aprobación de tres consultas y el rechazo a la cuarta.
Con estos guarismos extraoficiales, la conformación de una Junta Nacional de Justicia recibió un 87,1 % de votos válidos, el control de la financiación de los partidos un 85 %, la no reelección de congresistas un 85,2 % y la propuesta del Congreso bicameral fue rechazada por otro 85,1 %.
Las cifras confirmaron el gran apoyo popular que recibe el gobernante, que en los sondeos tiene un 65 % de aprobación, y el rechazo a la labor del Congreso, que domina el partido fujimorista Fuerza Popular, que solo es aceptada, en promedio por el 12 % de la ciudadanía, que incluso se muestra favorable a que Vizcarra disuelva constitucionalmente la cámara y convoque a nuevas legislativas.
Los resultados extraoficiales fueron esperados en el Palacio de Gobierno de Lima por Vizcarra y su consejo de ministros, tras lo cual el gobernante declaró que la “experiencia en anteriores elecciones indica que esta proyección es bastante cercana a la realidad”.
“Nos permite tener la seguridad de que las propuestas que como Ejecutivo presentamos al Congreso han sido acogidas mayoritariamente por el pueblo del Perú”, sostuvo.

“Voluntad popular”.
Vizcarra manifestó su “público agradecimiento a los millones de peruanos y peruanas que han acudido hoy (por ayer) a las urnas” y dijo que su Gobierno “tiene que cumplir con el mandato de la voluntad popular”.
“Nosotros lo único que tenemos que hacer como autoridades es cumplir con la decisión del pueblo, hay mucho por hacer. Siempre hemos dicho que era sumamente importante este referéndum, pero el referéndum por sí no cambia todo, es el inicio de un cambio que buscamos para Perú y todos los peruanos”, acotó.
El referéndum fue propuesto por el presidente el pasado 28 de julio, tras descubrirse una gran red de corrupción en la judicatura, escandalizada por el impacto en las altas esferas del país del caso Odebrecht.
Vizcarra llegó al gobierno en marzo en reemplazo de Pedro Pablo Kuczynski, que renunció para evitar que el fujimorismo en el Congreso lo destituyera por sus vínculos con Odebrecht y desde entonces mantiene una relación tensa con el Parlamento, que no le aprueba sus proyectos.
Ante estas dilaciones, Vizcarra planteó una cuestión de confianza que abría la posibilidad del cierre constitucional del Congreso, con lo que logró que fueran aprobados y sometidos al referéndum.

Renunció el ministro de Trabajo.
El primer ministro de Perú, César Villanueva, informó que el ministro de Trabajo, Christian Sánchez, renunció a su cargo, una posibilidad que circulaba por los medios locales, luego de que el funcionario marcara sus diferencias con el proyecto de reforma laboral que impulsa el presidente Martín Vizcarra.
“El ministro de Trabajo ha tomado la decisión de renunciar. Yo he estado en (la región amazónica de) Loreto en el momento que lo hizo, pero vamos a respetar su decisión”, aseguró Villanueva al canal América Televisión.
Villanueva destacó que la renuncia no representa una división al interior del gobierno frente a un tema sensible como es la reforma laboral que impulsa Vizcarra. “Tiene que ser una reforma que se identifique con todos”, enfatizó tras asegurar que el gobierno buscará el apoyo previo de los trabajadores, empresarios y todos los sectores involucrados.
Sánchez presentó su renuncia el viernes pasado después de que Vizcarra asegurara, durante la Conferencia Anual de Ejecutivos, que entre las causas del alto nivel de informalidad en el país está el “alto costo laboral no salarial”, según la agencia de noticias EFE.
El ministro ya había argumentado que no consideraba que los costos no salariales fueran una traba para la formalización en el país.
Según medios locales, el gobierno prepara una paquete de reforma laboral que incluye una serie de flexibilizaciones para el despido y la contratación de trabajadores, así como la posibilidad de disminuir el período vacacional de los trabajadores, que actualmente es de 30 días anuales. (Télam)