Se quedaron sin torre

INVERSION DE LA FAMILIA TRUMP

Las inversiones de Estados Unidos no llegarán, al menos, por parte de las empresas del presidente electo de los Estados Unidos, Donald Trump. Su hijo Eric Trump fue el último de una serie de portavoces que dejaron en claro que la Torre Trump que pensaban construir en Buenos Aires quedó suspendida hasta nuevo aviso, informó ayer el diario Página 12.
El anuncio llega después de que el Gobierno porteño mandara a los intermediarios del empresario a iniciar los trámites de cero y luego de una controversia por la supuesta mención del tema en la conversación telefónica que tuvieron Trump y Mauricio Macri, algo que ambos negaron.
De paso por Punta del Este, el hijo de Trump confirmó que la torre que tenían previsto hacer desde 2007, para la cual habían hecho los trámites ante el Gobierno porteño y tenían ya un estudio de arquitectos, ahora pasó a ser solo una idea lejana: “Nos gustaría encontrar algo. Pero será en el momento que tengamos la ubicación justa y el proyecto adecuado, Pero es una ciudad maravillosa, en la que estuve muchas veces”, sostuvo Eric Trump, pese a que la obra que tenían prevista ya tenía lugar: Cerrito y Bartolomé Mitre.
El proyecto, que implicaba una inversión de 100 millones de dólares, era ambicioso: oficinas de 35 pisos, con cocheras y dos subsuelos. Unos 47 mil metros cuadrados en total.
“En Buenos Aires, estamos en la etapa previa de mirar un proyecto. Todavía nada fue finalizado ni firmado. Pero ya encontraremos algún proyecto, algo que podamos hacer tremendamente bien”, sostuvo Eric Trump.