Inicio El Mundo Un balotaje con final abierto en Uruguay

Un balotaje con final abierto en Uruguay

RECIEN EL JUEVES SE CONOCERIA AL GANADOR

Con el 97 por ciento de las mesas escrutadas al cierre de esta edición, el candidato de derecha Luis Lacalle Pou le sacaba una muy pequeña ventaja al candidato del Frente Amplio, Daniel Martínez. Sin embargo, la diferencia en favor del postulante del Partido Nacional es de apenas 32 mil votos, cuando hay más de 34 mil «observados» que deberán ser definidos durante el escrutinio definitivo a cargo de la justicia electoral.
El presidente de la Corte Electoral, José Arocena, dijo anoche al diario El País que el ganador se conocerá entre el jueves o el viernes porque la diferencia entre los candidatos es demasiado ajustada. «La Corte no va a dar un ganador esta noche», explicó Arocena. La razón es que existe un cúmulo de votos «observados» o dudosos que supera en cantidad a la diferencia de sufragios emitidos para cada candidato.
El recuento o «escrutinio secundario», norma en los comicios uruguayos, comenzará el martes, puede durar dos o tres días, y se convierte en esta ocasión en definitorio de la elección.

«Debemos esperar».
El candidato presidencial del Frente Amplio brindó anoche un discurso en Montevideo y se refirió al parejo balotaje que deberá buscar a un ganador en el escrutinio definitivo. Llamó a «esperar que se termine el conteo evitando cualquier forma de provocación, de enfrentamiento».
«Lo que sí queda claro, lo que sí nos deja esta elección, que parecía que iba a ser otra cosa, es que en ninguna de las dos opciones va a llegar al 50 por ciento de los votos», planteó Martínez y dijo que eso les deja «la tarea histórica de buscar entendimientos que nos permitan pensar en un solo país». «Quedó demostrado que no alcanzaban acuerdos entre cuatro paredes. El pueblo uruguayo es inteligente, define con su corazón y con su cabeza», agregó en referencia a la alianza entre las fuerzas de derecha y centroderecha de cara a la segunda vuelta.
Entre los gritos de la gente cantaba «milicos, nunca más», el postulante frenteamplista manifestó: «Intentaron enterrarnos, lo que no sabían era que somos semilla».

Boca de urna.
A las 19.30 cerraron los comicios de la segunda vuelta presidencial en Uruguay en la que se enfrentan el frenteamplista Daniel Martínez y el opositor nacionalista o «blanco» Luis Lacalle Pou. El candidato de derecha llegaba como favorito según las encuestas para poner fin a 15 años de gobierno de la izquierda.
Los primeros sondeos a boca de urna oscilaban entre darle una leve ventaja a Lacalle Pou y un escenario de paridad. La proyección de la encuestadora Cifra indica que Lacalle Pou recibió el 49,4% de los votos frente al 46,4% de Daniel Martínez. La consultora Factum entrega por su parte unas cifras del 48,5% y el 47,5% respectivamente.
Eduardo Bottinelli, politólogo director de Factum, dijo que «el piso (de votos) de Lacalle Pou sigue siendo mayor que el techo (máximo) de Daniel Martínez» y la diferencia que los separa está «fuera del margen de error estadístico».

«Mantener los equilibrios».
El presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, votó ayer a primera hora y aseguró que el próximo mandatario tendrá como desafío «mantener los equilibrios sociales, económicos y políticos». Poco después, lo hicieron el ex presidente José Mujica y la actual vicepresidenta y su esposa, Lucía Topolansky. Topolansky destacó ante la prensa que «el continente, salvo Argentina y Uruguay, está todo complejo», y que la «transparencia» de la Corte Electoral en Uruguay, cuya importancia es «sustancial», es una «garantía» para el ciudadano. «Eso lo tenemos que cuidar en momentos en que el mundo, no ya Latinoamérica, el mundo, está complicado», sostuvo haciendo una referencia a la crisis desatada en Bolivia por la renuncia y denuncia de golpe de Estado de Evo Morales. Vázquez, por su parte, se concentró en el escenario nacional y aseguró que su gobierno está preparado para el período de transición con vistas al cambio en la jefatura del Estado el 1 de marzo de 2020 y que él mismo está «disponible para el que gane». En la puerta de su residencia, donde lo esperaban decenas de periodistas antes de que él se dirigiera al centro de votación para la segunda vuelta de las elecciones de Uruguay, Vázquez, que fue el primer presidente de izquierda de Uruguay (2005-2010), confirmó que el proceso de transición «ya está definido». Explicó que el Ejecutivo «que lo está preparando desde hace tres meses» y que «quien gane definirá cuándo empieza». (Página12.com)