Bonafini fue eximida de ir a prisión

LA PRESIDENTA DE MADRES DE PLAZA DE MAYO VIAJO A MAR DEL PLATA Y DECLARARA EN LOS PROXIMOS DIAS

La presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, fue eximida ayer de ir a prisión, emprendió un viaje a Mar del Plata por el fin de semana y prestará declaración indagatoria en los próximos días en el marco de la causa conocida como Sueños Compartidos.
El juez Martínez de Giorgi le concedió la exención de prisión a Bonafini luego de que su abogado Juan Manuel Morente se presentara en los tribunales federales de Comodoro Py y solicitara que se le tomara declaración a la dirigente durante la tarde en la sede de las Madres de Plaza de Mayo.
El magistrado consideró que la presentación del abogado de Bonafini pone de manifiesto su “voluntad de declarar” por lo que decidió deponer la orden de captura que había librado el jueves, luego de que la titular de las Madres se ausentara por segunda vez al llamado a indagatoria.
“Celebro la presentación y la muestra de racionalidad”, sostuvo Martinez de Giorgi a las 15 en un breve diálogo que mantuvo con periodistas acreditados en los tribunales federal de Comodoro Py y deslizó que había tomado nota de la conmoción pública que generó el intento de detención de la dirigente de Derechos Humanos.
La situación comenzó a destrabarse ayer cuando Martínez de Giorgi recibió en su despacho a Morente y luego al abogado de las Madres, Eduardo Fachal, quien al salir del despacho del juez manifestó que “había voluntad” de llegar a una solución a la tensión desatada el jueves.

Caución juratoria.
Técnicamente, según las fuentes consultadas por Télam, se trató de una caución juratoria, comprendida en el artículo 231 del Código de Procedimientos Penal Nacional, que consiste “en la promesa jurada del imputado de cumplir fielmente las condiciones impuestas por el juez”.
En otras palabras, Bonafini se atiene a derecho y en disposición de atender a los requerimientos del magistrado en el curso de la investigación, además de fijar un domicilio y de compromenterse a mantener informado al magistrado de sus movimientos.

Respaldo multitudinario.
Luego de que durante todo el día del jueves una multitud acompañó a Bonafini y evitó su detención, su abogado personal se acercó ayer a los tribunales de federales del barrio porteño de Retiro y le manifestó al juez que su defendida estaba dispuesta a declarar en la Casa de las Abuelas “por su avanzada edad”.
La sola presentación del abogado Morente generó un cambio de escenario que implicó que el juez resolviera dar de baja la orden de captura que pesaba sobre Bonafini y le reclamara por escrito al letrado que ampliara los fundamentos para que su defendida declare fuera de los tribunales, algo que “es muy probable que ocurra en los próximos días”, según informaron fuentes judiciales.

Bonafini.
Hebe de Bonafini exhortó al juez federal a “que se las agarre con (Sergio) Schoklender”, quien fue el titular de la Fundación Madres de Plaza de Mayo durante el período en que la Justicia investiga las presuntas irregularidades en el manejo de fondos para la construcción de viviendas.
“Al juez no lo respeto, porque él no nos respeta a nosotros, a un juez pago por el Estado y por otros, como Clarín, no lo puedo respetar, como mujer del pueblo, como madre de desaparecidos”, indicó la dirigente a Radio del Plata.
En este sentido le pidió al magistrado “que revise las 40 cajas que le mandamos”, que ni las miró, se la agarró conmigo, pero que se las agarre con (Sergio) Schoklender, con los que roban, pero no con las Madres”.

Pérez Esquivel.
El premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, consideró que el juez pudo haber teniendo en cuenta tanto “la edad” de Hebe (88) como que se trata de una “luchadora por los derechos humanos”, y en este sentido podría haberle tomado declaración indagatoria a la dirigente en el domicilio o los lugares que ella frecuenta.
El juez “podría haber hecho alguna otra cosa y no todo este escándalo con Guardia de Infantería, gente armada, como si (la presidenta de Madres de Plaza de Mayo) fuese una delincuente, porque toda persona es inocente hasta que se compruebe lo contrario”, sostuvo Pérez Esquivel. (Télam)