Cientos siguen evacuados

INUNDACIONES EN BUENOS AIRES

Cientos de personas permanecían evacuadas ayer por las inundaciones que afectaron el norte de la provincia de Buenos Aires, especialmente al distrito de Salto, donde al menos unas ochocientas personas debieron ser evacuadas y otras 400 dejaron las casas por sus propios medios.
Varias personas habían retornado a sus casas para resguardarlas, aunque aún unas 550 permanecían ayer en distintos centros de evacuados.
Este jueves, la altura del río Salto había superado los nueve metros y medio y el curso de agua se había ensanchado en unos 400 metros como producto de las fuertes lluvias que se produjeron en la región y en el sur de las provincias de Córdoba y Santa Fe.
“Esta inundación superó la que vivimos en agosto de 2007, que fue la más grande que habíamos vivido. Es la más grande de la historia de nuestra ciudad”, indicó el jefe de bomberos local, Osvaldo Lori.
Además, el jefe de bomberos admitió que se espera que la situación comience a mejorar en las próximas 48 horas, mientras que por el momento no hay evaluaciones del daño en la zona rural.
Según indicó la directora de Emergencias de la provincia, Virginia Laino, “la cuenca fluvial en la zona está sobresaturada” y por eso el agua surge de todas las alcantarillas.
La funcionaria aseguró que se trabaja todo el tiempo desde su dependencia con las autoridades locales y consideró que en las próximas horas las aguas comenzarán a bajar en la localidad de Salto.

Clima-
Para los próximos días, se espera tiempo bueno, algo nublado y templado para la región, según el pronóstico del Servicio Meteorológico Nacional (SMN).
Este jueves, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, visitaron dos centros de evacuados de Salto. Los referentes oficialistas recorrieron el Centro de Educación de Física (CEF) y el gimnasio del club Compañía General de Salto, que actualmente sirve para alojar a las familias que debieron abandonar sus casas por las intensas lluvias. (NA)