Condenas a 40 años de prisión

SENTENCIA POR EL DOBLE CRIMEN DE LAS TURISTAS ARGENTINAS

Dos hombres fueron condenados ayer a 40 años de prisión por el doble crimen de María José Coni y Marina Menegazzo, las turistas mendocinas asesinadas cuando estaban de vacaciones en la localidad ecuatoriana de Montañita, informaron fuentes judiciales.
Esta pena máxima del Código Penal ecuatoriano, impuesta por primera vez en ese país, recayó sobre Alberto Segundo Mina Ponce (33) y Aurelio Eduardo Rodríguez (39) como coautores del “doble homicidio agravado por alevosía, despoblado y por aumentar el dolor de las víctimas”.
El fallo unánime del Tribunal de Santa Elena consideró tras “el análisis de las pruebas expuestas” como “autoría directa la participación” de Mina Ponce, entonces custodio de la comuna de Montañita.
Los jueces Pedro Ordóñez, Daniel Rodríguez y Kleber Franco también establecieron que Rodríguez fue “coautor mediato” al permitir con sus acciones la comisión del doble crimen, cuyo móvil fue “sexual”, y por lo que ambos fueron sentenciados a “cuarenta años de reclusión mayor”.
Tras la sentencia, ambos condenados fueron trasladados nuevamente a la cárcel de Guayaquil, desde donde siguieron la mayor parte del juicio a través de una videoconferencia, salvo cuando tuvieron que declarar ante el Tribunal.
Jorge Coni, padre de “Majo”, se mostró satisfecho con la pena impuesta a los dos hombres, aunque consideró que hay otros responsables del hecho y por la que continúa una segunda investigación en curso en la Justicia de Ecuador.
“Con la sentencia a cuarenta años en el caso por la muerte de las jóvenes argentinas marcamos un precedente ante crímenes atroces”, destacó Galo Chiriboga, fiscal general de Ecuador.
Además, el representante del Ministerio Público agradeció “la Asistencia Penal Internacional de Argentina y Colombia para reforzar la investigación por el crimen”.

“Fallo ejemplar”
En tanto, Luis Juez, el embajador argentino en Ecuador que había adelantado su asunción a raíz de los asesinatos de las turistas, destacó el “fallo ejemplar” y la “celeridad increíble” de la Justicia de ese país.
También el ministro del Interior de Ecuador, José Serrano Salgado, resaltó que fue la “primera vez en la historia una condena por cuarenta años” en ese país y destacó como “importante” que haya sido en un caso de “femicidio”.
La fiscal María Coloma Pazmiño y el abogado querellante Hernán Ulloa Ordoñez habían requerido en sus respectivos alegatos la máxima pena contemplada por el Código Penal de Ecuador.
Ambos dieron por acreditado que los imputados cometieron el doble homicidio de las turistas, a quienes drogaron para hacerles perder su voluntad.
La fiscal Coloma Pazmiño destacó que en la escena del crimen se halló ADN de Mina Ponce, quien tuvo varias contradicciones durante la reconstrucción del hecho. Respecto de Rodríguez aseguró que participó como “coautor” porque mantuvo a las chicas “secuestradas” y señaló que “nunca” salió de la casa de su cómplice como había dicho en su testimonio.

Testimonio forense.
Durante el juicio oral, la médica forense Linda Mena declaró que “Majo” se resistió, fue asesinada de un golpe en el cráneo y tenía lesiones de intento de abuso sexual, mientras que Marina recibió seis puñaladas en el cuello, una de las cuales le rompió la médula, y tenía signos de haber sido maniatada.
Por su parte, peritos colombianos aportaron detalles de la reconstrucción en 3D y los informes topográficos realizados mediante los testimonios que dieron los imputados y los testigos.
Los cuerpos de Marina y María José fueron encontrados en una zona de vegetación próxima a las playas de Montañita, el jueves 25 y el sábado 27 de febrero, respectivamente.
Las chicas habían tenido su último contacto telefónico con sus familiares el lunes 22 de febrero y planeaban regresar a Argentina cuatro días después.
Luego de diferentes peritajes científicos con muestras de ADN y el cotejo de huellas dactilares, la fiscalía ecuatoriana confirmó que los cuerpos pertenecían a las dos turistas mendocinas.
En esos estudios también brindaron su asistencia peritos de la Policía Federal Argentina que viajaron especialmente a Guayaquil. (Télam)

“Solo hemos dado un paso”
Belén Menegazzo, hermana de Marina, quien estuvo en Ecuador siguiendo el juicio, eligió la red social twitter para expresarse: “Hoy solo hemos dado un paso, hay que seguir luchando en busca de los coautores que faltan. Hoy hicimos justicia!”, escribió. Muchos ciudadanos de Mendoza optaron también por las redes sociales para manifestar su conformidad por la sentencia en este hecho que conmovió a la sociedad y enviarle fuerza a la familia de las jóvenes utilizando el hashtag #JusticiaPorMarinayMajo. (Télam)