Diálogo con empresarios y sindicalistas

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, encabezó ayer dos reuniones con representantes del sector empresario y de la CGT y la CTA, en la que se abordaron cuestiones relacionadas con la discusión de medidas que mejoren la competitividad y aumenten el empleo.
En primer término, Capitanich encabezó en la Casa Rosada una reunión de trabajo de la que participaron la mayor parte de los ministros del Gabinete Nacional y las cúpulas de la CGT y la CTA, que conducen Antonio Caló y Hugo Yasky, respectivamente.
Allí, el jefe de Gabinete subrayó que desde el Estado se va "a propiciar la capacidad regulatoria para establecer un acuerdo de precios, para reducir cualquier expectativa alcista en el nivel de precios".
Destacó la necesidad de generar "horizontes de previsibilidad" y defendió la inversión pública como una herramienta para "reducir costos sistémicos" productivos que redundarán en la generación "precios más competitivos para bienes exportables y para el mercado interno".
"Esta agenda de competitividad representa para ustedes desafíos", dijo Capitanich a los dirigentes sindicales reunidos en el Salón de las Mujeres del Bicentenario.
Luego del encuentro, el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, participó de una conferencia de Prensa en la que calificó el encuentro con los sindicalistas como una "continuidad del diálogo" iniciado en Río Gallegos por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y sostuvo que hay "mucha tarea por delante".

Hugo Yasky.
El titular de la CTA, Hugo Yasky, aseguró que se pudo "retomar una agenda con más trabajo, más producción y más empleo", y celebró que "se hayan retomado los encuentros de diálogo entre el gobierno, los trabajadores y los empresarios".
"Se trabajó en cómo garantizar la profundización de un proyecto productivo para fortalecer el perfil productivo del país" y dijo que desde el sector gremial se plantearon "objetivos claros y precisos" ya que "no se puede volver a los ’90, a la desocupación, a trabajadores desesperados por cómo llevar el pan cada día a su casa".

Precios.
Más tarde, ante los titulares de las principales cámaras empresarias, Capitanich planteó la necesidad de "promover un acuerdo de precios de bienes y servicios a los efectos de disminuir cualquier expectativa alcista" y habló de "generar las condiciones para que la producción de bienes y servicios tenga razonabilidad desde el punto de vista de la integración de la cadena de valor".
En el encuentro se fijó una nueva reunión para el miércoles que viene y se pautó como fecha para presentar las propuestas para cada sector con fecha tope el 22 de diciembre, es decir, de aquí a un mes.
Luego del encuentro, la ministra de Industria, Débora Giorgi, señaló que "estamos coordinando un conjunto de propuestas para las cadenas de valor y para poder ubicar los factores que afectan la competitividad".

Bienes suntuarios.
El Jefe de Gabinete anunció ayer que el Poder Ejecutivo enviará a la Cámara de Diputados un proyecto de ley para modificar las alícuotas de impuestos para bienes suntuarios -como autos de alta gama, embarcaciones y aviones- para "desincentivar la adquisición de los mismos".
"Enviaremos a la Cámara de Diputados un proyecto de ley con la modificación de la ley de impuestos internos sobre alícuotas variables para bienes suntuarios -autos de alta gama, embarcaciones y aviones-, con el objeto de establecer mecanismos que signifiquen el desincentivo a la adquisición de los mismos", aseveró Capitanich.
En su segundo contacto con la prensa en Casa de Gobierno, luego de asumir como Jefe de Gabinete, Capitanich dejó en claro que "los que quieran comprar bienes de lujo", deberán saber que "pagarán más". (Télam)