Inicio El Pais El riesgo país superó los 800 puntos

El riesgo país superó los 800 puntos

CRECE LA INCERTIDUMBRE EN EL MERCADO

El riesgo país anotó el lunes un nuevo salto. Subió 26 unidades hasta los 809 puntos básicos y se ubicó cerca del récord de 822 puntos alcanzado el 24 de diciembre último. La Argentina ya tiene un indicador de riesgo de default cuatro veces más elevado que países como Uruguay, Chile y Brasil. Los inversores internacionales y locales se desprenden de los bonos argentinos. Los títulos públicos anotaron pérdidas de hasta 2 por ciento en la jornada y algunos ya cotizan al 70 por ciento de la paridad. La deuda local rinde más del 12 por ciento en dólares, cuando la de Estados Unidos rinde menos del 3. En palabras simples, los inversores que compran bonos argentinos piden una ganancia alta porque saben que la probabilidad de impago es elevada.
El programa monetario y cambiario, que convive con la apertura de capitales y la falta de regulación financiera, no convence al mercado. La falta de sustentabilidad de la estrategia macro volvió a despertar incertidumbre entre los inversores. Se registró una nueva ola de ventas de títulos públicos en los primeros días de abril.
La tendencia de desprenderse de activos locales había comenzado en marzo, con la caída de las acciones. El mes pasado hubo bancos con pérdida de más del 30 por ciento en moneda dura. Ahora llegó el turno de los bonos en dólares del sector público.
Los títulos de mediano y largo plazo fueron los que más bajaron en el comienzo de esta semana. Los bonos que vencen en 2024 anotaron una caída del 1,0 por ciento, mientras que lo que vencen en 2033 bajaron 1,6 por ciento, lo de 2037 (-1,8 por ciento) y los Centenario (-2,1).
El Discount 2033 en moneda extranjera es uno de los títulos públicos con la mayor liquidez del mercado. Su precio refleja el nerviosismo de los fondos del extranjero y los inversores locales. La plancha cerró a 100 dólares, cuando su paridad es de 144 dólares. Esto implica que el valor de mercado de este título es del 70 por ciento en relación con lo que Argentina promete pagar al momento de su vencimiento. La explicación para este comportamiento es defensiva: la posibilidad de que el sector público no cumpla la promesa de pago es alta.
Los inversores que no quieren especular prefieren venderlo ahora con un precio bajo y no arriesgarse a que el valor se derrumbe si la economía argentina ingresa en una situación de impago de la deuda.
El gobierno de Macri no consigue despertar confianza en el mundo desde que comenzó la corrida cambiaria en abril del año pasado. En ese momento el riesgo país era menor a 400 puntos, una cifra que se duplicó en el último año. Esta situación es un problema local.
En el resto de los países de la región, con la excepción de Venezuela, el indicador elaborado por el JP Morgan se mantuvo en niveles moderados. El riesgo país de Brasil es de 250 unidades, el de Colombia de 182 puntos, el de Perú de 98, el de Uruguay de 169 y en Ecuador, otro país castigado por los mercados, es de 562. Incluso otros países no desarrollados como Egipto y Turquía tienen un riesgo país inferior a los 500 puntos, pese a registrar fuertes devaluaciones e intensos conflictos políticos.

El dólar.
Con el mercado atento a una nueva licitación de Letes y Lecap por parte de Hacienda y pese a que el Banco Central convalidó una nueva baja de la tasa de política monetaria -la sexta en fila-, el dólar cayó 13 centavos el lunes a $44,83 en bancos y agencias de la city porteña, según el promedio de ambito.com.
Se dio en sintonía con el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), donde la divisa retrocedió 23 centavos a $43,70 en un mercado donde se notó una leve pero perceptible mejora en el flujo de la oferta.
“La caída de la cotización se produjo fuerte a media mañana, con oscilaciones, aunque volvió a repuntar hasta que, faltando 15 minutos antes del cierre, volvió a caer por ingresos de exportadores”, destacaron desde ABC Mercado de Cambios.
Y agregaron que la exportación cerealera está liquidando un promedio diario en abril de u$s70 millones, “por lo que no afloja la demanda de la divisa norteamericana para coberturas de bancos e inversores, e incluso para giros al exterior para el pago de importaciones”.
Como es habitual, el Banco Central (BCRA) adjudicó en la primera colocación del lunes Letras de Liquidez (Leliq) por $148.086 millones a una tasa promedio del 67,221%. La operatoria registró un rendimiento máximo del 67,2979% y un mínimo del 66,897% a siete días.
En la segunda subasta el monto adjudicado fue de $49.677 millones a una tasa máxima adjudicada de 67,1856%. La tasa promedio de corte se ubicó en 67,028%, siendo la mínima de 66,750%.
La tasa promedio total del día, equivalente a la tasa de política monetaria fue 67,172% (el viernes registró un 67,379%) y el monto total adjudicado fue de $197.763 millones.
Los precios máximos se anotaron con la primera operación pactada en $43,90. No obstante, los ingresos desde el exterior alimentaron una corriente de ventas que en el primer tramo del día acentuaron la baja de los precios, llevándolos a tocar mínimos en los $43,62.
Asimismo, el descenso de la cotización del dólar en el mercado local ocurrió en línea con la región. Tal es así que en Brasil la moneda estadounidense cayó 0,6%, en México 0,5% y en Chile 0,1%. (Pagina12.com / Ambito.com)