Encuentran cinco cuerpos a la vera del riacho Paranamí

INVESTIGAN SI PERTENECEN A DESAPARECIDOS ARGENTINOS

Fiscales federales de Resistencia y Corrientes inspeccionaron ayer el lugar donde fue encontrada una fosa común con restos de cinco cuerpos humanos que podrían pertenecer a personas desaparecidas durante la última dictadura cívico militar, en la localidad paraguaya de Paso Patria, en el límite con la Argentina.
Es un hallazgo que unió a fiscales argentinos y paraguayos en una investigación que intenta determinar si los cuerpos encontrados pertenecen a víctimas de las dictaduras que padecieron ambos países, entre los años ’70 y ´80.
La fosa común fue descubierta por un grupo de albañiles paraguayos el 6 de enero pasado cuando, en una jornada de extracción de arena para construcción, descubrieron que a menos de un metro de profundidad había restos humanos a la vera del riacho Paranamí, que desemboca en el río Paraguay, en el departamento de Ñeembucú, a unos 5 kilómetros del territorio argentino y frente a la localidad correntina de Paso de la Patria.
Los fiscales federales Diego Vigay (Resistencia) y Flavio Ferrini (Corrientes) y la asesora de la Unidad Fiscal de Derechos Humanos, Marisa Sanauria (Corrientes) se reunieron este miércoles en Asunción con representantes de la Unidad de Derechos Humanos del Ministerio Público de Paraguay, Santiago González y Rogelio Goiburu, para organizar la investigación.
“Vamos a inspeccionar el lugar donde estaban los cuerpos enterrados para que en marzo trabaje el Equipo Argentino de Antropología Forense porque esos peritos tienen que hacer los exámenes de ADN para determinar la identidad de los restos”, dijo el fiscal Vigay en diálogo con NA.

ADN.
El Equipo de Antropología Forense cruzará el ADN de los restos hallados con los datos de familiares de desaparecidos argentinos que se conservan en el banco genético de la Ciudad de Buenos Aires y podría tener los resultados para mayo o junio próximos.
“Todavía no podemos determinar nada porque hay que esperar el examen de ADN, pero comenzamos a investigar si son militantes políticos de la Argentina o de Paraguay que fueron víctimas de planes represivos que hubo en ambos países”, explicó Vigay.
El fiscal precisó que la reunión con los funcionarios de la Justicia paraguaya “fue muy productiva porque coordinamos una investigación e intercambiamos datos de las personas que son buscadas como desaparecidas, tanto en la Argentina como en Paraguay, durante las dictaduras”.

Testimonios.
Además de inspeccionar el lugar y examinar con los peritos forenses los restos encontrados, los fiscales realizarán un relevamiento de testimonios de habitantes de Paso Patria y documentos oficiales de Paraguay, en búsqueda de elementos que ayuden a determinar la procedencia de los cuerpos encontrados y si en la zona existen otras fosas comunes.
Mientras tanto, en las provincias argentinas cercanas a Paraguay, como Chaco y Corrientes, la Justicia federal investiga distintas causas por desaparición de personas durante la última dictadura, entre 1976 y 1982.

Córdoba.
El Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) logró identificar en una fosa común, en un cementerio cordobés, los restos de Wenceslao Vera, dirigente gremial secuestrado y asesinado en marzo de 1976, y la Justicia Federal entregará hoy a los familiares del dirigente la resolución que acredita el hallazgo.
“Mañana (hoy), a las 10, les daremos a los familiares una copia de la resolución en la que se detalla cómo pudieron ser identificados los restos óseos en el cementerio de San Vicente”, aseguró esta tarde a Télam el juez federal 3, Miguel Hugo Vaca Narvaja.
Los restos de Vera, que se desempeñaba como secretario gremial del Sindicato de Obras Sanitarias y que tenía 28 años cuando fue secuestrado en la vía pública, “estaban depositados en una fosa común”, precisó el magistrado.
El hallazgo se produjo en el marco de la causa caratulada “Averiguación de enterramientos clandestinos”, que instruye el Juzgado Federal 3, y que tuvo como origen, años atrás, una denuncia formulada en su momento por Adolfo Pérez Esquivel y María Elba Martínez, en representación de organismos defensores de los derechos humanos. (Télam y NA)