Geólogos llegan a Diamante para hacer un diagnóstico del desmoronamiento

El intendente de Diamante, Lénico Aranda, afirmó que geólogos bonaerenses llegarán a la ciudad para diagnosticar por qué ocurrió el desmoronamiento en las barrancas, donde ya se desalojó a 14 de las 45 familias radicadas en el lugar.

“La gente ha sido evacuada. Estamos visitando a los que han abandonado sus hogares. Van a venir geológos (de la provincia de Buenos Aires) para hacer estudios más profundos y lo que hacemos ahora es preventivo. Estamos tramitando con el gobierno nacional y provincial viviendas para las familias damnificadas que queden sin hogares”, dijo Aranda.

El funcionario dijo que hoy trabajaron en la zona bomberos y personal especializado y ratificó que el viernes último “por orden judicial, 14 familias de las 45 que están en riesgo fueron desalojadas”. Las barrancas de Diamante, localidad ubicada a 40 kilómetros de Paraná, comenzaron a desprenderse el último 20 de septiembre y desde entonces se agravó la condición de la tierra y el riesgo de los vecinos.

El desmoronamiento se produjo en la zona donde se encuentra el Centro San Roque y el Cristo Pescador, a unas siete cuadras del casco histórico de Diamante, conocida en Entre Ríos como “ciudad blanca” por una zona muy arcillosa en el perfil de la barranca. En esa zona, como consecuencia de las lluvias, el tránsito e incluso la sequía se produce un movimiento de suelo que ocasiona el desmoronamiento y su deslizamiento.

El fenómeno -que ya se había registrado en años anteriores- provocó esta vez una grieta profunda que pone en peligro viviendas y dependencias oficiales, entre las que se cuenta un centro de salud. (Télam)