“Hay que sostener el mismo rumbo”

MACRI AFIRMO QUE EL PAIS SE RECUPERA DE "SEIS TORMENTAS CONSECUTIVAS"

El presidente Mauricio Macri afirmó ayer que el país atravesó “seis tormentas consecutivas” en materia económica en los últimos meses y consideró que para dejar atrás a la crisis hay que “sostener el rumbo y dar previsibilidad”.
A la vez, consideró que el presidente del Banco Central, Luis Caputo, “sabe” de lo que habla cuando dice que la salida de la recesión será “lenta”.
En conferencia de prensa en Mendoza, donde se mostró junto al gobernador y jefe de la UCR, Alfrejo Cornejo, Macri señaló que las “seis tormentas consecutivas” que atravesó la Argentina “en estos últimos nueve meses” desembocaron en la actual situación de crisis.
En ese sentido, consultado a cerca de los dichos de Caputo sobre que el proceso para salir de la recesión será “lento y doloroso”, el mandatario nacional afirmó que el presidente del Banco Central “es alguien que sabe”.
“Caputo es alguien que sabe, entonces cuando dice algo está convencido que va a suceder”, evaluó Macri, quien agregó que el presidente de la autoridad monetaria “no ha dicho nada que no estén viviendo los argentinos”.
El jefe de Estado planteó, al respecto, que parte de la salida de la crisis es “sostener el mismo rumbo y dar previsibilidad”.
“Hay que tener cuidado con lo que estamos viviendo. Tres días consecutivos de tranquilidad no significa que las cosas se hayan resuelto. Lo que hay que hacer es actuar en consecuencia con lo que decimos. Hoy estamos avanzando como argentinos para no vivir más de prestado porque gastamos más de lo que tenemos y así no podemos desarrollarnos”, resaltó Macri.
Acompañado también por el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, el Presidente se refirió al precio del dólar y dijo que no sabe “de dónde salió” la aseveración sobre que debe estar a 40 pesos.
Para el jefe de Estado, “el tipo de cambio” del país “es competitivo” y el próximo año habrá una inflación de un dígito. “Creemos que el tipo de cambio que tenemos es competitivo, nadie ha fijado el rango, no nos fijemos en los números”, expresó.

Saqueos.
Con respecto a los intentos de saqueo que se produjeron en distintos puntos del país aseguró que fueron “organizados por pequeños grupos” y aclaró que no hay información que indique que fueron “orquestados desde los altos niveles de la política”.
“Por ahora lo que hemos tenido, y vamos a seguir alertando a la población y a los medios de comunicación en cada caso que lo tengamos, son cosas organizadas por pequeños grupos, hechos aislados”, sostuvo el mandatario, tomando distancia de los dichos de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, que había responsabilizado a sectores del kirchnerismo.
En conferencia de prensa en el distrito mendocino de Luján de Cuyo, el jefe de Estado lamentó los ataques que sufrieron supermercados en lugares como la ciudad chaqueña de Presidencia Roque Sáenz Peña, la bonaerense de Mar del Plata y las cordilleranas de Godoy Cruz y Guaymallén.
En medio de la dura situación económica y social que afecta a la Argentina, el líder del PRO llamó a “estar alertas porque siempre ante cualquier situación hay algunas que quieren aprovechar para sacar algún beneficio personal”.

UCR.
Con su visita a Mendoza, Macri renovó las señales de acercamiento a la UCR en medio de la tensión en el centenario partido por el rumbo de Cambiemos y la crisis en el vínculo con la diputada Elisa Carrió.
“Cuando arrancamos con Cambiemos nos decían que ni siquiera íbamos a llegar juntos a las elecciones y ahora van dos años y medio que estamos trabajando muy bien”, sostuvo el Presidente al compartir una conferencia de prensa junto al gobernador de Mendoza y presidente de la UCR, Alfredo Cornejo, en la bodega Bressia de Luján de Cuyo.
Y si bien evitó opinar sobre Carrió al ser consultado por las críticas que suele dedicar “Lilita” a sus socios radicales, Macri le “agradeció” especialmente a Cornejo por el “trabajo conjunto” y el “aporte” de la UCR para la gestión de gobierno.

“Será un proceso lento”
El presidente del Banco Central, Luis Caputo, reconoció ayer que la recuperación de la economía “será un proceso lento y doloroso”, afirmó que el financiamiento del país “va a estar exageradamente asegurado” en 2019, y confió en un nuevo acuerdo con el FMI.
“Hay un claro proceso de recesión. Estamos haciendo todo para recuperarnos. En el caso de los mercados, van por otro carril. Creo que hay una sobreexageración que se va a corregir rápidamente”, sostuvo el funcionario.
Caputo confió en que el FMI va a aprobar un nuevo acuerdo con la Argentina, que esta semana el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, presentó a los directivos de ese organismo, en Washington.
“Hay una muy buena aceptación en el FMI. El Fondo tiene gente muy buena, son muy buenos técnicos y súper razonables. Por eso tenemos una confianza enorme en la relación con el Fondo. Creemos que este nuevo plan que presentamos va a salir muy bien. Estamos muy confiados”, enfatizó el jefe de la autoridad monetaria.
Caputo se expresó así al disertar en la Convención Anual del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF) que se celebra en la ciudad de Mendoza.
Su presencia en el evento fue confirmada apenas una hora antes de su exposición, que se extendió casi una hora y en la que destacó, entre numerosas cuestiones, el “enorme apoyo internacional” que tiene la Argentina.
Ante empresarios, el funcionario anticipó que en las próximas horas participará de una reunión de banqueros centrales en Basilea, Suiza.
En ese sentido, dijo que tiene previsto presentar allí una propuesta para que los Bancos Centrales de los países desarrollados “puedan diversificar sus reservas hacia bonos de países emergentes, destinando para ello un porcentaje chico, del 2%”.
“Es que si no, en la Argentina con nuestras reservas terminamos financiando” a los países desarrollados”, evaluó Caputo, quien estimó que una medida así “permitiría soluciones más rápidas” ante eventuales crisis financieras o cambiarias en los emergentes. (NA)