Macri vetó ley de Kroneberger

PROTECCION AL EMBARAZO: LA NORMATIVA PRETENDIA ASISTIR A PERSONAS PORTADORAS DE TROMBOFILIA

El presidente Mauricio Macri vetó ayer de manera total una ley que declaraba de interés nacional la protección de personas con trombofilia, una iniciativa del diputado radical Daniel Kroneberger, y también otra ley que apuntaba a introducir el concepto de “Salario Mínimo Profesional” dentro de la Ley de Contrato de Trabajo.
Ambas iniciativas había sido aprobadas el pasado 23 de noviembre y fueron ahora devueltas al Congreso Nacional para que sean rectificadas o ratificadas: en caso de que los legisladores insistan con las iniciativas deberán aprobarlas con dos tercios de los votos y así quedarían firmes.
A través del decreto 1281 publicado en el Boletín Oficial, el mandatario rechazó “en su totalidad el proyecto de Ley registrado bajo el N° 27.335”, que apuntaba a declarar “de interés nacional la protección integral psicofísica de las personas portadoras de trombofilia en todas sus formas”, establecer el objetivo de “procurar la detección precoz” de esa enfermedad y crear un “Programa de Estudio e Investigación, Docencia, Formación, Diagnóstico y Tratamiento de la Trombofilia”.
En el texto firmado por el jefe de Estado, quien se encuentra de vacaciones en Villa La Angostura, y el ministro de Salud, Jorge Lemus, el Poder Ejecutivo justificó el veto afirmando que “se justificaría en el caso de tratarse de una patología desconocida y/o no correctamente diagnosticada”, así como también al señalar que “la cobertura de los métodos de diagnóstico y tratamiento de la trombofilia, en los casos debidamente justificados por el médico tratante, está asegurada por el Programa Médico Obligatorio (PMO)”.

Salario mínimo.
Por otra parte, con el decreto 1283 el líder del PRO vetó de manera total el proyecto registrado bajo el N° 27.331 que introducía el concepto de “salario mínimo profesional” a la Ley de Contrato de Trabajo y que “tendría como objeto el establecimiento de un piso mínimo aplicable a todos los salarios fijados por convención colectiva o laudo arbitral con igual efecto”.
De acuerdo al Gobierno, “la iniciativa provocaría una distorsión en el sistema de relaciones laborales, al desvirtuar la noción del salario básico de convenio, que ha evolucionado como un instituto fundamental de la estructura retributiva que regula la negociación colectiva”.

Recalde.
El presidente del bloque de diputados del FPV-PJ, Héctor Recalde, sostuvo al respecto que Macri vetó “otra ley favorable a los trabajadores”, lo que aseguró “constituye un paso más del gobierno en su intención de imponer la flexibilización laboral de los ’90”.
El diputado remarcó que la ley restablecía la institución del Salario Mínimo Profesional, que es aquel que las convenciones colectivas de trabajo, laudo arbitrales o actos dictados por autoridad competente, establecieran como la menor retribución que deba percibir el trabajador.
Esta institución estuvo incorporada a la Ley de Contrato de Trabajo (LCT) en su texto originario de 1974, y fue derogada por la dictadura en 1976.
Según señaló Recalde, “los fundamentos del decreto de veto rememoran el discurso flexibilizador de los ’90, con sus alusiones a que la norma vetada ´…por su rigidez y antigüedad conceptual, resulta contraria al modelo racional y moderno de regulación laboral que se busca promover en la actualidad (…) alejado de toda esclerosis legal que impida el desenvolvimiento de nuevas y creativas formas de organización del trabajo…´”.
“‘Esclerosis’ tuvo este año la Cámara de Diputados, que sólo sancionó un proyecto de ley favorable a los trabajadores, el que luego fue vetado por el Poder Ejecutivo. Con el discurso de los ’90, el presidente Macri reivindica la legislación laboral de la dictadura cívico-militar… y a eso lo llama ‘moderno'”, completó. (NA)