Masiva marcha por Santiago Maldonado

LOS ORGANISMOS DENUNCIARON QUE "EL UNICO RESPONSABLE POR LA DESAPARICION ES EL ESTADO"

Una multitud se concentró ayer por la tarde en la Plaza de Mayo para exigir al Gobierno Nacional la aparición con vida de Santiago Maldonado, desaparecido desde el 1 de agosto, cuando la Gendarmería reprimió la comunidad mapuche de Cushamen, Chubut. Sergio, hermano del joven desaparecido, leyó un texto de Santiago. Además, hubo manifestaciones en todo el país.
Tras la lectura de un documento firmado por Abuelas de Plaza de Mayo, Madres Línea Fundadora, Hijos, el CELS y la Liga y la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos, los manifestantes exclamaron “¡Aparición con vida, ya! ¡Vivo lo llevaron, vivo lo queremos!”. Los organismos participantes denunciaron que “el único responsable por la desaparición de Santiago es el Estado” y repudiaron las declaraciones de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y del presidente Mauricio Macri, quienes niegan la responsabilidad de la Gendarmería Nacional en la desaparición del joven, informó ayer el diario Página 12.

Declaraciones.
“Somos el Estado que te dice cómo vivir”, denunció Sergio, el hermano de Santiago, quien leyó ante la multitud un texto propio en el cual subrayó la “desigualdad social” existente en un país en el cual se dice que “la inseguridad es el problema, pero nadie se cuestiona la raíz”. “Que aparezca Santiago lo antes posible. Santiago te quiero ver, estoy orgulloso de vos”, exclamó Sergio tras la lectura.
Andrea, la esposa de Sergio, señaló que en los últimos 9 días se reunieron con el juez de Esquel Guido Otranto, a cargo de la causa, y finalmente con el secretario del Ministerio de Seguridad, Gerardo Milman, y “siempre nos hicieron a aparecer como no colaborando en la búsqueda de Santiago, aunque es lo único que queremos”.
La cuñada de Santiago, por su parte, criticó el discurso oficial y a los medios de comunicación que “quieren poner a la familia en contra de la comunidad (mapuche). No lo vamos a hacer porque Santiago estaba apoyándolos por sus derechos”. E insistió: “Les pedimos que nos apoyen, queremos a Santiago de nuevo con nosotros”. “Queremos que Santiago aparezca, después hablamos del resto”, rogó.

Bullrich.
Buscarita Roa, de Abuelas, a su turno, abrió la lectura del documento acordado por los organismos, que completaron Lita Boitano, de Familiares de detenidos desaparecidos, Horacio Verbitsky por el CELS y Taty Almeida, de Línea Fundadora. El documento recordó que la ministra Bullrich es “la responsable de Gendarmería y tiene que dar cuenta de lo sucedido” y que fue la propia comunidad mapuche la que “reconstruyó cómo se llevaron a Santiago y todavía siguen siendo hostigados” por esa fuerza.
Además, los organismo le exigieron a Macri que “cumpla con la convención internacional contra todas las desapariciones forzadas” y al Poder Judicial que “investigue y lo encuentre”. “Le decimos al Gobierno que las desapariciones son responsabilidad del Estado”, subrayó Almeida, quien leyó el párrafo contra la “estigmatización que se promueve desde el Poder” y los riesgos de “agitar el fantasma del terrorismo (como) la antesala para cercenar derechos y garantías”.
“En la desaparición de Santiago, el único responsable es el Estado”, insistió el documento y exigió la “libertad a todos los que luchan”.
El último grito desde el escenario lo dio Nora Cortiñas, de Línea Fundadora, quien junto con Adolfo Pérez Esquivel recordó la desaparición de Julio López y “los 30 mil”, a quienes hoy se suma Santiago Maldonado.

“Un desastre”.
Con la plaza aún colmada, el hermano de Santiago se paró frente a las cámaras y calificó las actuaciones del Gobierno y del juez Otranto como “un desastre”. Además recordó que el comunicado oficial publicado el domingo contradecía las pruebas que habían surgido en los primeros días de la investigación. “Ocho días estuvieron para encontrarnos a nosotros”, denunció en referencia a la primera comunicación de los funcionarios del Ejecutivo con la familia Maldonado: “Si así lo van a buscar a mi hermano…”, advirtió.
“Falta que digan que me lo llevé yo”, tronó Sergio. “Son muy básicos, difunden un video que si conocieran a mi hermano sabrían que no es él”, criticó el hermano de Santiago respecto del video que circuló por varios medios sosteniendo que el joven podría estar en Entre Ríos.

La Justicia analiza restos de sangre
La Justicia analiza si son humanos los restos de sangre recogidos en los allanamientos ordenados por el juez federal Guido Otranto y llevados a cabo el jueves en los escuadrones 35 y 36 de las ciudades rionegrinas de El Bolsón y de Esquel, en el marco de las pericias de los elementos encontrados en los procedimientos que forman parte de la búsqueda de Santiago.
“Aún no se puede precisar si los restos de sangre son humanos hasta que no estén los resultados de las pericias”, señalaron ayer fuentes de la Defensoría Oficial Federal de Esquel e informaron también que “aun no poseen ningún dato concreto de que se vaya a disponer algún otro allanamiento”.
En el operativo desarrollado el jueves en la localidad cordillerana de El Bolsón se secuestraron cinco cabellos, una soga con restos de sangre, una huella dactilar en una camioneta tipo Unimog, y también se hallaron rastros de sangre en un cono (de los que se utilizan para señalizar en la ruta), y en estas horas se están llevando a cabo las pericias correspondientes, según los datos suministrados por la Defensoría Oficial Federal de Esquel.
“Se continúa trabajando en la información”, dijeron desde la Defensoría tras el operativo del jueves en El Bolsón, el segundo en el día luego de haberse llevado a cabo otro similar en el escuadrón ubicado en Alvear 1210 de Esquel, en el cual el resultado del procedimiento fue negativo.
En ambos casos, la Justicia rastrilló los predios de la Gendarmería Nacional con perros traídos desde Santiago del Estero.

Sala.
Milagro Sala escribió una carta en el penal donde se encuentra presa, el Alto Comedero de Jujuy, la provincia conducida por Gerardo Morales, quien hace pocas horas llamó a desafiar al exhorto enviado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en referencia a su inmediato traslado a prisión domiciliaria, en un acto que remite directamente a los hechos y formas sucedidos en Argentina durante la última dictadura militar.
“Nunca creí que en nuestro querido país, después de tantos años de lucha, con la enseñanza que nos dejaron las madres, abuelas e hijos, tuviéramos que marchar otra vez para reclamar por la aparición con vida de una víctima de desaparición forzada como la es la de Santiago Maldonado”, dijo Sala.

Preocupado por el turismo.
El intendente de Esquel, Sergio Ongarato, se manifestó “preocupado” por la desaparición del joven Santiago Maldonado, ocurrida hace diez días. Pero no porque el hecho se trate de un retroceso en materia de derechos humanos ni porque varios organismos internacionales se hayan pronunciado al respecto, sino porque, según admitió, “complica desde el punto de vista turístico” a esa ciudad.
La sinceridad del jefe comunal de la localidad chubutense donde Maldonado fue visto por última vez tras la represión contra una movilización de la que él participaba, va a contramano la preocupación que manifestó la ONU sobre el caso, cuando a través del Comité sobre Desaparición Forzada le exigió al gobierno de Macri una “acción urgente” para encontrar a Santiago.
Para Ongarato, un dirigente de extracción radical y referente de Cambiemos en Chubut, la “mala noticia es otra”. “Lo que a nosotros nos preocupa de esto es que, como ciudad turística, nos pone en el tapete, pero no por nuestras bellezas (naturales), no por nuestro centro de esquí, sino porque nos complica desde el punto de vista turístico porque aparecemos con esta mala noticia”.
Esta no fue la única declaración polémica que hizo. El dirigente agregó que lo que le “llama la atención es que, antes de las elecciones (del domingo próximo), están estos hechos confusos”.
Ongarato no fue el único en esa provincia que lanzó insólitas versiones. Otro de los hombres de Cambiemos en Chubut, el diputado provincial Eduardo Conde, barajó la hipótesis de que Maldonado haya sigo “ocultado o escondido” por la Resistencia Ancestral Mapuche, el grupo que el gobierno nacional y algunos medios de comunicación tildaron de “terrorista”.

Reclamo masivo en la plaza.
El encuentro comenzó a las 18 frente a la Unlpam. Se leyeron cartas en repudio al accionar de Gendarmería y después hubo una marcha por las calles del centro.
Las precipitaciones y el frío reinante en la capital pampeana no fueron excusa para que cientos de santarroseños se manifestaran y marcharan por las calles del centro pidiendo la aparición con vida del joven Santiago Maldonado, desaparecido desde el pasado martes 1 de agosto, cuando se encontraba en El Bolsón, Neuquén, participando de una protesta Mapuche que fue desalojada por Gendarmería. Las marchas se replicaron en todo el país, mientras que el acto central se vivió en Buenos Aires, con una Plaza de Mayo repleta.
“Vivo se lo llevaron, vivo lo queremos”, fue la consigna para exigirle al Gobierno la pronta aparición del joven. Incluso se vio reflejada en algunas de las tantas pancartas que había durante el encuentro que, por las copiosas lluvias, debió desarrollarse en las escalinatas de la Unlpam, en calle Coronel Gil. Allí, cientos de manifestantes expresaron su repudio en contra del accionar que Gendarmería llevó adelante durante la protesta Mapuche en El Bolsón y que derivó en la posterior desaparición de Maldonado.
Como era de esperarse, la agrupación Vuta Trawn, de pueblos originarios, estuvo presente y ellos fueron quienes encabezaron gran parte de la marcha por las calles del centro local, seguidos por el resto de las organizaciones sociales que firmaron la convocatoria. También hubo presencia de referentes políticos, entre ellos algunos precandidatos a ocupar la Cámara Baja, y público en general que se acercó para hacer sentir su indignación con bombos, carteles, banderas y cánticos, en su mayoría contra los Ministerios de Seguridad Nacional y provincial. “Santiago Maldonado, ¿Dónde estás?”, una pregunta que todo el país se hace pero que nadie responde.

“Lo desapareció el Estado”.
Minutos antes de comenzar el recorrido, mientras en los parlantes se oía una de las tantas cartas escrita por uno de los manifestantes, un integrante de Vuta Trawn dialogó con este medio y expresó que “teníamos la obligación de estar presentes. El (Maldonado) acompañaba a nuestros hermanos mapuches y ahí fue desaparecido, por eso debíamos estar”. Además agregó que “está claro que a Santiago lo desapareció el Estado, pero no es el único. Creo que hay que alzar la voz por otros más que han sufrido estos actos”, concluyó.