Militantes de Polo Obrero levantaron el acampe

Tras pasar la noche sobre la avenida 9 de Julio, militantes del Polo Obrero levantaron ayer el acampe que habían instalado frente al Ministerio de Desarrollo Social para reclamar, entre otras cosas, un bono de fin de año para beneficiarios de planes de trabajo.
“Levantamos para recuperar fuerzas y el miércoles poder marchar al Congreso junto con el sector gremial y diferentes organizaciones para repudiar las reforma laboral y jubilatoria”, explicó a NA Eduardo Belliboni, referente del Polo Obrero, en alusión a la movilización a la Plaza de Mayo que encabezarán militantes de organizaciones sindicales y sociales de izquierda.
Belliboni agregó que durante la asamblea en la que se votó por levantar la medida de fuerza -que se realizó cerca de las 8:00- también se acordó “un plan de lucha de la semana de navidad”, aunque precisó que no tienen pensado por el momento un nuevo acampe para el próximo 23 y 24 de diciembre, como había trascendido.
Según precisó, la denominada “Navidad de los pobres”, que se planea realizar esos días instalando carpas en la Avenida de Mayo y 9 de Julio, es convocada por otras agrupaciones sociales, aunque no descartan sumarse a esa medida si finalmente se realiza.
Por otra parte, Belliboni contó que no tuvieron “ni siquiera una comunicación telefónica” por parte de las autoridades nacionales y que por esa razón determinaron “una continuidad del plan de lucha”.

Pedidos.
Los manifestantes solicitan que las autoridades de la cartera que dirige Carolina Stanley aprueben un bono de fin de año para todos los beneficiarios de cooperativas de trabajo, que actualmente cobran cerca de 4.400 pesos.
También exigen que ese “plus” les sea otorgado a todos los que perciben la Asignación Universal por Hijo (AUH) y reclaman un aumento en los cupos de los planes de cooperativas de trabajo, además del “pase a planta permanente” de algunos empleados estatales, entre otros puntos.
En la mañana del martes el secretario de Seguridad porteño, Marcelo D´Alessandro, consideró que el acampe era “político” y aseguró que se iba a utilizar la fuerza pública si no se levantaba la medida de fuerza.
“Trabajaremos con otros organismos de la Ciudad, con Niñez con Desarrollo Social y llevaremos a la normalidad la situación”, advirtió D Alessandro poco antes de que los militantes decidieran retirarse del lugar.
La agrupación pretendía quedarse en el lugar con sus carpas “por tiempo indeterminado” hasta conseguir un encuentro con la ministra Stanley, aunque no obtuvieron respuesta. (NA)