Nuevo paro de aeronáuticos

EL GOBIERNO ANALIZA DICTAR CONCILIACION OBLIGATORIA

Los sindicatos de pilotos anunciaron ayer una huelga general de los gremios aeronáuticos para jueves y viernes próximos, contra la política aerocomercial y en rechazo a una reciente medida de la ANAC que permite contratar pilotos extranjeros, aunque el Gobierno analiza dictar la conciliación obligatoria para evitar la medida.
Si finalmente se concreta, la protesta dejará varados a cientos de miles de pasajeros en todos los aeropuertos del país, y fue anunciada en el Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery por el secretario general de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA), Pablo Biró, y el secretario adjunto de la Unión de Aviadores de Líneas Aéreas (UALA), Gerardo Trucco.
Por su parte, fuentes oficiales dijeron que tanto el Ministerio de Producción y Trabajo como el de Transporte estaban “siguiendo de cerca el tema”, con la posibilidad latente de que se dicte la conciliación obligatoria que obligue a levantar la medida de fuerza.
Más allá de la cuestión de la contratación de pilotos extranjeros, también persiste el conflicto salarial con los gremios aeronáuticos, ya que la semana pasada fracasó una reunión que Aerolíneas Argentinas mantuvo con los sindicatos debido a que la compañía estatal pretendía analizar el caso de los 376 empleados suspendidos mientras que los gremialistas pusieron como condición anular esas sanciones.
“La política aerocomercial es un fracaso. Están autorizando a volar a pilotos extranjeros que ni siquiera hablan español. Vamos a parar a partir del jueves a las 00.00 por 48 horas. Va a ser un plan de lucha muy profundo”, dijo Biró.
Trucco, en tanto, dijo que la medida de fuerza fue decidida porque las nuevas regulaciones benefician a la “extranjerización de la mano de obra”, lo que ocasionará que “muchos pilotos argentinos pierdan sus empleos”.
“Tenemos pilotos argentinos que están siendo suspendidos y despedidos, que no tienen posibilidad de trabajar en el país, mientras autorizan licencias de pilotos extranjeros para que nos reemplacen”, se quejó Biró.

Despidos.
En ese contexto, Andes Líneas Aéreas desvinculó 40 pilotos autorizados para volar aviones Boeing 737-800, que son lo que operan Flybondi y Norwegian y en las que están incorporando “pilotos extranjeros que ni siquiera hablan español”, señalaron los gremialistas.
“El nivel de desmanejos que hay por parte de la autoridad y estos beneficios a las empresas que están extranjerizando el empleo argentino da lugar a la profundización del plan de lucha”, dijo Biró en declaraciones a la prensa.
El sindicalista apuntó directamente contra el ministerio de Transporte, que conduce Guillermo Dietrich, y contra la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) por “promover que las empresas contraten mano de obra extranjera”.
APLA y UALA denuncian que se cambió una norma que permitía convalidar licencias de uso civil privado y deportivas como la de piloto de planeador, con lo que ahora se extiende a pilotos de aeronaves de uso comercial.
Señalan en ese sentido el ministerio de Transporte y la ANAC hicieron los cambios mediante la resolución 895/18 publicada en el boletín oficial, que modificó la RAAC 61 permitiendo el ingreso y la validación automática de licencias pertenecientes a pilotos extranjeros.
Por su parte, el titular de la ANAC, Tomás Insausti, defendió la reglamentación que flexibilizó los requisitos para comandar vuelos comerciales y explicó que es un permiso puntual por 3 a 6 meses para formar a otros pilotos, y su experiencia y formación deben estar probadas. (NA)