Peligran 5.000 puestos de trabajo

EMPRESAS ADVIERTEN POR LA SUBA DE ALICUOTAS EN GASEOSAS CON AZUCAR

El director de la Asociación Fabricantes Argentinos de Coca-Cola, Esteban Agost Carreño, advirtió ayer que si aumentan las alícuotas a las gaseosas azucaradas, tal como pretende el proyecto de reforma tributaria, peligran “5.000 puestos de trabajo en toda la cadena”.
La iniciativa oficial propone elevar a un 17% las alícuotas en las bebidas con azúcar para “desincentivar su consumo”, según argumentó el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.
“Por el tipo de actividad que desarrollamos, si hubiera un incremento de impuestos de este tipo, el aumento del precio se daría casi inmediatamente, lo cual va a impactar en el consumo y entendemos que se va a dar una contracción en la actividad del sector”, subrayó Carreño.
En declaraciones a Radio El Mundo, estimó, que si se aplicara la suba en el impuesto, el precio del producto tendría un ajuste del “11 por ciento”, mientras apuntó: “Hay una gran preocupación por la posible pérdida de empleo, que puede alcanzar a 5.000 puestos en toda la cadena”.
“La industria parte de una carga tributaria muy grande, está castigada con el tema impositivo”, cuestionó y señaló: “Estamos intentando que las autoridades recapaciten”.
Además, advirtió que la actividad del sector “arrastra una baja del 3 por ciento en lo que va del año”.
Según Carreño, la aplicación del ajuste en las alícuotas “es una discriminación”, por lo cual pidió “reglas equitativas”.

Presión impositiva.
En un principio, el proyecto de reforma tributaria también implicaba un aumento en la presión impositiva de vinos y cervezas, lo cual fue anulado luego de un encuentro entre el Gobierno, mandatarios provinciales y representantes de esos rubros.
A pocos días de conocerse el proyecto de la administración de Mauricio Macri, la empresa Coca Cola salió a advertir que evaluaba suspender negocios en el país y dejar de comprar jugos a productores citrícolas por unos 250 millones de dólares ante los nuevos tributos.
Se trata del posible freno de una inversión de 1.000 millones de dólares.

Al congreso.
El proyecto de reforma tributaria será enviado hoy a la Cámara de Diputados, pese a que todavía no se selló un acuerdo con los gobernadores.
Si bien no están cerradas las negociaciones con los mandatarios provinciales, el Gobierno confía en que sólo falta “afinar la letra chica” para que ello se pueda concretar.
El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, confirmó la semana pasada, tras una reunión en la Casa Rosada con los mandatarios provinciales, que la iniciativa ya tiene forma y que la idea es que ingrese este lunes al Congreso para iniciar un proceso de debate a libro abierto.
El secretario de Interior, Sebastián García de Luca, consideró que hay consenso respecto de “los grandes objetivos” y argumentó que “están claros los tres ejes, que son ir hacia un esquema gradual de ordenamiento fiscal, la reducción de la presión fiscal y la discusión del fondo del conurbano”.

Cuarto intermedio.
La reunión realizada días atrás entre el presidente Mauricio Macri y los gobernadores pasó a un cuarto intermedio para que las provincias pudieran analizar las características de la propuesta oficial.
Según lo estipulado, las partes retomarán el diálogo en encuentro que se llevará a cabo el jueves.
De cara a esa nueva reunión, Macri subrayó: “El jueves de la semana que viene nos vamos a volver a sentar alrededor de una mesa, como lo hicimos desde el inicio de la gestión, para seguir avanzando”.
“Con honestidad y rigor técnico, sin perjudicar a nadie pero convencidos de que hay cosas que se tienen que resolver”, consideró.
Luego del último encuentro en la Casa Rosada, Dujovne explicó que la propuesta que ingresará a la Cámara baja tendrá incorporados algunos cambios a pedido de los mandatarios provinciales, como por ejemplo la marcha atrás en los nuevos gravámenes pautados para el vino, espumantes y la cerveza.
Entre los aspectos principales de la reforma tributaria se encuentra una baja en las contribuciones patronales; la eliminación de impuestos internos a la venta de celulares, televisores, monitores y artículos eléctricos en general, a los autos y motos de gama media. (NA)