miércoles, 11 diciembre 2019
Inicio El Pais Pensó que había adoptado un gato pero se dio cuenta que era...

Pensó que había adoptado un gato pero se dio cuenta que era un puma

Una joven de Tucumán encontró a dos pequeños animales que se estaban amamantando del cuerpo muerto de su madre en una cueva en Santa Rosa de Leales, una comuna de la provincia norteña.

En un primer momento, la chica pensó que se trataba de dos gatos así que decidió adoptarlos ante la escena triste en las que los encontró. Los bautizó con los nombres de Dani y Tito, según informó el medio El Tucumano.

Florencia Lobo, tal el nombre de la protagonista que acogió a los felinos, se encargó de alimentarlos, darles un hogar y cuidarlos, pero Dani estaba muy débil y murió a la semana. En cambio Tito se convirtió en fiel compañero de la joven: siempre la seguía, respondía a los silbidos y hasta dormían en la misma cama.

Pasaron dos meses y la nueva mascota, que era muy inquieta, se habría lesionado una pata al saltar de una mesa por lo que su dueña decidió llevarlo al veterinario. El profesional se dio cuenta que en realidad no era un gato, pero tampoco pudo descifrar de qué tipo de animal se trataba.

Ante la situación, se comunicó con una especialista de Horco Molle que, por intermedio de fotografías, les afirmó que se trataba de un puma yaguarundí. Florencia, que tiene 18 años y estudia Trabajo Social, decidió llamar a la Fundación Argentina de Rescate Animal, que acudió y se llevó el puma.

Las lágrimas de apoderaron de la chica que lo había criado durante más de dos meses pero entendió que había hecho lo correcto. “Siento que va a estar triste sin mí. Me preocupa que lo suelten y no sepa hacer sus cosas de siempre porque ya está domesticado, pero calculo que no se le va a quitar lo salvaje. No me quiero desapegar de él, desde la fundación me dijeron que no tienen problema en llevarme cuando ellos vayan y espero visitarlo pronto”, manifestó.

La Fundación Argentina de Rescate Animal se abocará a rehabilitar a Tito para que pueda volver a su hábitat natural lo más pronto posible. El puma yaguarundí es parecido al puma pero su tamaño es menor y habita en cercanías de las corrientes de agua, donde se alimenta de pequeños animales como reptiles, aves y peces. Es una especie que está presente en toda Latinoamérica y, en promedio, llega a medir 33 centímetros de altura y pesar, en su adultez, entre 3,5 y 9 kilos.

Fotos: www.eltribuno.com